Martes, 18 Septiembre, 2018

            

Los tratamientos con donación de gametos, los más demandados por los ‘turistas de salud reproductiva’

El 40% de las parejas que optan por una técnica de reproducción asistida fuera de su país, eligen alguna clínica española

Fecundación in vitro | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

Los tratamientos con donación de gametos, ovodonación o FIV e inseminación artificial con semen de donante, son los más demandados por los ‘turistas de salud reproductiva’, según datos del Centro de Fertilidad y Genética ProcreaTec. Un 72% de los pacientes extranjeros que visitan la clínica madrileña solicitan una FIV con donación de óvulos, mientras que un 23% de ellos necesitan semen de donante. “En España, está permitido que una persona no residente pueda realizar un tratamiento de reproducción asistida en una clínica privada. Además, en Europa la legislación es muy restrictiva con la recepción ovocitaria y en algunos países las donaciones de gametos no son anónimas”, explica la doctora Jennifer Rayward, cofundadora de ProcreaTec.

España es el país líder en turismo reproductivo. De hecho, el 40% de las parejas que optan por un tratamiento de reproducción asistida fuera de su país de origen, eligen alguna clínica española. El Ministerio de Sanidad cifra en 156.865 ciclos de reproducción asistida en España los tratamientos realizados en 2016. De ellos, 12.240 ciclos de FIV e inseminación de donante fueron realizados a pacientes procedentes de otros países.

“Las tasas de éxito de las clínicas españolas están a la cabeza mundial, la tecnología es puntera, y en nuestro país la legislación es más avanzada. Estos son los motivos principales por los que los europeos deciden venir a España para someterse a una técnica de reproducción asistida. Casi la mitad de nuestros pacientes son extranjeros”, indica la doctora Rayward.

Y el tratamiento por el que más se apuesta es por la ovodonación, prohibida en algunos países europeos o con grandes restricciones en otros casos. De hecho, tres de cada cuatro parejas extranjeras solicitan esta técnica de reproducción asistida. “En Francia, las donantes de óvulos deben tener más de 30 años y haber sido madres en el año anterior a la donación. Además, en Francia, el límite de edad en la mujer receptora está en 43 años, y no está permitido el tratamiento para madres solteras o lesbianas. En Inglaterra o Portugal, no está permitida la donación anónima y en Alemania o Austria está prohibida la ovodonación”, explica la doctora Rayward.

Por otra parte, el 24% de los pacientes extranjeros eligen una fecundación in vitro (FIV) y un 3% una inseminación artificial. Además, del total de tratamientos hasta un 23% solicitan semen de donante. “Muchos de nuestros pacientes piden donación de esperma. Ocurre tanto con parejas heterosexuales como con parejas de lesbianas o madres solteras, estos dos últimos colectivos representan más del 15% de los extranjeros que vienen a la clínica”, añade esta especialista.

Según el Registro Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad la ovodonación tiene una tasa de éxito del 53% cifra que asciende en ProcreaTec al 69%. En el caso de la fecundación in vitro, la media española registra una tasa de conversión del 34% y en ProcreaTec, consiguen el embarazo el 52% de las pacientes que se someten a esta técnica de reproducción asistida.

Francesas e italianas, mayoría de pacientes internacionales

Las francesas representan el principal colectivo extranjero en recibir este tipo de tratamientos. Así, el 40% de las pacientes extranjeras de ProcreaTec proceden del país vecino. Mientras que las italianas suponen el 25%; las alemanas, el 10%; las inglesas, otro 10%; y el 15% vienen de otros países. “Por cercanía, nos visitan mucho francesas e italianas, pero en nuestra clínica atendemos a las pacientes de todo el mundo en seis idiomas: inglés, francés, italiano, alemán, ruso y español”, precisa la doctora Rayward.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.