Miércoles, 18 enero, 2017

Los trabajadores del Metro de Sao Paulo suspenden temporalmente la huelga

No descartan reanudarla el jueves si no se llega a algún acuerdo, lo que podría afectar a la jornada inaugural de la Copa del Mundo, pues se mantendría casi paralizado uno de los principales medios de transporte que conecta con el estadio Arena Corinthians



image_print

Los trabajadores del Metro de Sao Paulo han acordado en la noche de este lunes suspender temporalmente la huelga hasta el próximo miércoles para favorecer las negociaciones con el Gobierno local, aunque no descartan reanudarla el jueves si no se llega a algún acuerdo que satisfaga las demandas del sindicato mayoritario.

En este último supuesto, la jornada inaugural de la Copa del Mundo, que tendrá lugar en la ciudad Sao Paulo y enfrentará a las selecciones de Brasil y Croacia, podría verse afectada por esta huelga, que mantiene casi paralizado uno de los principales medios de transporte que conecta con el estadio Arena Corinthians.

De momento, la asamblea de la Unión de Metro de Sao Paulo ha decidido suspender la huelga de manera provisional, pese a que la reunión con los representantes del gobierno estatal acabase sin ningún tipo de acuerdo. Así, el próximo miércoles a las 18.30 horas (hora local) está prevista una nueva reunión del sindicato en la que se decidirá sobre futuras acciones, entre las que se incluye retomar la huelga.

Esta decisión llega el mismo día en el que al menos 60 empleados del Metro de Sao Paulo han sido despedidos de sus puestos de trabajo –en el quinto día consecutivo de huelga y a tres días del inicio del Mundial–, tras la advertencia realizada el pasado domingo por el gobernador del estado, Geraldo Alckmin.

El presidente del sindicato de trabajadores del Metro de Sao Paulo, Altino Prazeres, aseguraba entonces que se intentará dar marcha atrás a los despidos y ha advertido a Alckim de que está “echando gasolina al fuego”. Sin embargo, el Ejecutivo local descarta la readmisión de los trabajadores e, incluso, plantea la posibilidad de aumentar el número de despidos en las próximas horas.

UNA HUELGA ‘ILEGAL’

El Tribunal Regional Laboral (TRT) del estado de Sao Paulo declaró el pasado domingo ilegal la huelga indefinida de los trabajadores del Metro por considerarla “abusiva” e impuso una subida salarial del 8,7 por ciento, la misma que había ofertado la empresa y lejos del 12,2 por ciento que pedían los trabajadores.

Asimismo, fijó una multa de 500.000 reales brasileños (unos 163.000 euros) por cada día que prosiga la huelga, cinco veces más de lo establecido la semana pasada. Respecto a esta multa, Prazeres ha adelantado que el sindicato va a recurrirla, ya que no está en condiciones de pagarla.

Según informa la Agencia Brasil, tras los altercados de esta lunes por la mañana con la Policía Militar en la estación Ana Rosa, durante los que han sido detenidos trece trabajadores del Metro, los operarios marcharon hacia la sede de la Secretaría de Seguridad Pública, en el centro de Sao Paulo, donde contaban con el apoyo del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *