Martes, 24 Octubre, 2017

            

Los trabajadores con discapacidad cobraron 4.000 euros menos de media que el resto de empleados en 2014, según el INE

Por sexo, de los datos se desprende que el salario medio anual de las mujeres con discapacidad fue de 16.732 euros en 2014, un 18,4% inferior al de los hombres, que alcanzó los 20.502 euros

Una persona con discapacidad visual pasea con su perro guía | Archivo GD
E.P


image_print

El salario medio bruto anual de los trabajadores por cuenta ajena con discapacidad fue de 19.023 euros en 2014, un 0,6% menos que el año anterior, según se desprende de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este sueldo fue un 17,1% inferior –casi 4.000 euros menos– al que recibieron de media las personas sin discapacidad, cuyo salario medio aumentó un 0,7% ese año.

El informe, que utiliza datos de la Encuesta de Estructura Salarial (EES) y de la Base de Datos Estatal de Personas con Discapacidad (BEPD) pone de manifiesto la “baja participación” de este colectivo en el mercado de trabajo con una tasa de actividad en 2014 del 33,6%, 44,2 puntos menor a la de la población sin discapacidad y una tasa de ocupación del 22,6%, menos de la mitad que en el caso de las personas sin discapacidad.

Si se analiza el salario en términos netos, es decir, descontando las deducciones fiscales y las cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del trabajador, la brecha entre los salarios de personas con y sin discapacidad disminuye del 17,1% al 11,2% (1.208 euros mensuales frente a 1.360, respectivamente) una reducción que el estudio achaca fundamentalmente a las ventajas fiscales establecidas para las personas con discapacidad, como las reducciones sobre rendimientos netos del trabajo e incremento del mínimo personal y familiar.

Por sexo, de los datos se desprende que el salario medio anual de las mujeres con discapacidad fue de 16.732 euros en 2014, un 18,4% inferior al de los hombres, que alcanzó los 20.502 euros. Esta brecha es menor a la registrada entre la población sin discapacidad (23,5%). Entre las mujeres con y sin discapacidad, el salario de las primeras fue un 15,5% menor que el de las segundas, una diferencia que en el caso de los hombres se incrementó hasta un 20,8%.

Una de las variables que marcó las diferencias más significativas para el colectivo de personas con discapacidad en 2014 fue el nivel de estudios, según el INE. Así, los asalariados con discapacidad con nivel bajo de estudios –sin estudios o solo con Primaria–, percibieron un salario anual bruto superior en un 2,5% al de las personas sin discapacidad con el mismo nivel de estudios.

Atendiendo a la ocupación, el informe revela que el sueldo de las personas con discapacidad no superó en ningún grupo al del resto de la población. En todo caso, en los puestos medios –empleados y trabajadores cualificados– y en los bajos –operadores y trabajadores no cualificados– la brecha salarial entre empleados con y sin discapacidad se redujo, mientras que en los puestos de ocupación altos –directores, profesionales científicos, técnicos intelectuales– aumentó. Por sectores, donde se registró menor diferencia salarial fue en ‘Servicios’.

Según el tipo de discapacidad, señala que las ganancias más elevadas correspondieron en 2014 a personas con discapacidad sensorial (21.243 euros brutos anuales), seguidas de personas con discapacidad física y otras (20.075 euros). En el extremo opuesto, los trabajadores con discapacidad intelectual y mental percibieron los salarios más bajos (11.619,5 y 15.243,6 euros anuales, respectivamente).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *