Martes, 24 Octubre, 2017

            

Los sindicatos abogan por la erradicación de la violencia machista

CCOO y UGT exigen prevención, protección y derechos para eliminar esta lacra social. 40 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año en España

Concentración en la puerta del edificio sindical con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

CCOO reitera su más contundente rechazo a la insoportable violencia contra las mujeres, que en lo que va de año se ha cobrado la vida de 40 mujeres. El sindicato denuncia que los factores de la violencia estructural se han agravado en los últimos años: más paro, más desprotección social, más pobreza para las mujeres, déficits en educación para la igualdad, recursos insuficientes para la prevención, protección y atención a las víctimas de la violencia machista, graves retrocesos en derechos sociales y reproductivos… Factores que, junto con pérdidas de derechos laborales y sociales, ponen de manifiesto la insuficiencia de las políticas públicas para garantizar una respuesta integral frente a la violencia de género. Por ello, exige “recursos reales para garantizar una protección efectiva a las víctimas de violencia machista; la consideración de acoso sexual y por razón de sexo como violencia de género y políticas de igualdad y prevención de la violencia de género con dotación económica”.

Eva Calderón, Responsable de la Mujer de CCOO Granada, considera la violencia contra las mujeres “un problema social, de graves consecuencias para el conjunto de la sociedad con efectos perversos para las mujeres afectadas, que ven gravemente perjudicadas su salud integral y su desarrollo personal, profesional, económico y laboral”. Calderón recuerda que la LO 1/2004 supuso un avance importante en el reconocimiento de derechos laborales y de seguridad social para las trabajadoras víctimas de violencia de género, así como el RD 1917/2008 por el que se aprobó el Programa de inserción socio-laboral de las víctimas de violencia de género. Un avance normativo que, por desgracia, no cuenta con la voluntad política ni con los recursos necesarios para su desarrollo y aplicación efectiva.

Por su parte, Rosa Mª Muñoz, Secretaria de Mujer, Igualdad y Participación Social de UGT Granada, considera que la violencia de género “es un problema de primer orden y, por ello, reivindica un Pacto de Estado en el que participen las administraciones públicas, los partidos políticos, los agentes sociales y el conjunto de toda la sociedad, pero que esté dotado con el presupuesto necesario para que funcione y sea eficaz”. Además, según la responsable sindical, “deben mejorarse los derechos laborales para las víctimas de violencia de género, para que esta situación afecte lo menos posible a su desarrollo profesional y que esto le garantice su independencia económica”. Además, detalla la representante de las trabajadoras y los trabajadores que es muy importante “que las víctimas de acoso laboral y por razón de sexo tengan los mismos derechos que las demás víctimas de violencia de género”.

En el marco laboral, Muñoz (UGT) reclama un permiso retribuido mínimo de dos meses para las víctimas, medidas para que las ausencias no perjudiquen económica y laboralmente a las víctimas y que las bajas médicas por esta causa se retribuyan al 100%. “También, campañas de sensibilización y formación en el ámbito laboral, el fomento de los recursos jurídicos, especializados y gratuitos y, por supuesto, programas para la prevención de violencia de género desde la coeducación”, ha señalado. La representante de UGT reclama además “políticas activas de empleo que faciliten a las víctimas su acceso al mercado laboral, con empleos de calidad, ya que esto les dan la independencia económica necesaria para salir de la situación en la que se encuentran, y exige tolerancia cero contra la violencia de género en las empresas”.

En conclusión, afirma la ugetista, el sindicato se compromete “a luchar contra la violencia de género en su acción sindical diaria, formando y dotando a sus delegados y delegadas para que en los centros de trabajo puedan ayudar a combatir la violencia de género”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *