Miércoles, 29 Marzo, 2017

Los servicios de Urgencia de Granada atendieron en 2015 a más de 370.640 personas

El complejo hospitalario hace un seguimiento diario de los pacientes atendidos en Urgencias para dar adecuada respuesta a un posible aumento de la frecuentación

Foto: Archivo
Gabinete


image_print

Los servicios de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de Granada (tres áreas de urgencias de personas adultas: Hospital General Virgen de las Nieves, Hospital San Cecilio y Hospital de Traumatología; y dos áreas de urgencias materno infantiles: una en Virgen de las Nieves y otra en San Cecilio), han atendido un total de 370.644 pacientes en 2015, lo que supone un promedio de más de mil pacientes atendidos diariamente.

Para que la atención urgente a las personas usuarias de estos servicios sea la correcta, cada día se analiza su evolución; los encargados de ello son los miembros del denominado comité de control y seguimiento del Plan de Alta Frecuentación de Urgencias. En el mismo participan responsables tanto de la Dirección Asistencial como de los servicios hospitalarios más relacionados con este servicio, es el caso de Medicina Interna, Neumología o Cardiología, entre otros.

Así, diariamente se examinan los datos de actividad y planifican las acciones necesarias para garantizar la asistencia más adecuada, proponiendo de ser preciso medidas de reordenación de recursos o el aumento de éstos en aquellas unidades que lo requieran. Estas unidades suelen ser aquellas que realizan una atención específica a pacientes con patologías crónicas que hayan sufrido un agravamiento de su enfermedad, como la de Neumología, y en ellas se realizan un tratamiento y seguimiento intensificado, para su pronta recuperación.

El conocido como Plan de Alta Frecuentación se pone en marcha cada año, en torno al mes de diciembre, para coordinar todas las actuaciones de los sanitarios que intervienen en la atención urgente: profesionales de urgencias de hospitalarias y de atención primaria, así como otras especialidades médicas, áreas de encamación, servicios de apoyo diagnóstico, etc. Todo ello con el único objetivo de prestar la mejor atención al paciente en el menor tiempo posible.

PLAN DE MEJORA

El Plan de Alta Frecuentación se suma así a otras medidas abordadas desde el Complejo Hospitalario Universitario de Granada como ha sido la reforma de sus áreas de Urgencias o el Plan de Mejora de las Unidades de Urgencias propuesto desde la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. En este sentido, cabe destacar el incremento de los espacios asistenciales en el Hospital General, que permitió tras su reforma duplicar la capacidad de las áreas de observación de Urgencias, aumentando el número de consultas y las salas de espera para poder dar respuesta en los momentos de mayor actividad.

Además, se han implementado otras estrategias con el objetivo de disminuir el tiempo preciso para la primera atención del paciente, con clasificación de su patología en base a la gravedad de la misma. Para ello se puso en marcha un nuevo sistema de triaje, desarrollando el oportuno entrenamiento del personal en su manejo o la organización de la asistencia en Urgencias por niveles de gravedad, dando prioridad a los circuitos asistenciales donde se atiende a los pacientes más graves.

En colaboración con las demás especialidades médicas del hospital también se han adoptado medidas para disminuir los tiempos de respuesta de las especialidades a la demanda desde Urgencias; lo mismo ocurre con las especialidades de apoyo diagnostico: laboratorios y radiología entre otras, desde la que se priorizan las pruebas solicitadas desde ese área. Se ha agilizado también la tramitación de ingresos procedentes de Urgencias, para lo cual se han unificado y consensuado los criterios de ingreso que realizan los médicos de urgencias y de las demás especialidades y se han abordado otras medidas, en este caso, para favorecer la tramitación de las altas de los pacientes.

ATENCION PRIMARIA

Fruto de la coordinación entre niveles de atención sanitaria, se posibilita el que los médicos de familia puedan solicitar al hospital la realización de pruebas diagnósticas urgentes como radiografías o analíticas urgentes para mejorar la capacidad de resolución desde ese nivel asistencial.

Con todo, desde la dirección gerencia del complejo hospitalario se recuerda la conveniencia de acudir en primer lugar a los dispositivos de atención primaria, centros de salud y dispositivos de Urgencias de atención primaria, donde recibirán la atención que precisen, evitando esperas innecesarias en muchos casos en las áreas de urgencias hospitalarias, donde obligatoriamente se debe priorizar la atención de los pacientes más graves.
Este conjunto de medidas pretende optimizar el funcionamiento del área de Urgencias, sobre todo en el periodo de invierno, coincidiendo con la llegada del frío y de la gripe, que provocan un importante número de reagudizaciones de patologías crónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *