Miércoles, 18 enero, 2017

Los primeros efectos en Granada de la reforma de la Administración Local

La aplicación de la reforma, que tiene por bandera la austeridad administrativa, se dejará notar en Granada capital de una forma muy concreta: el número de concejales del Ayuntamiento que reciben retribución económica

Jaime Martín / @jmartinreporter


image_print

España es el país de la Unión Europea con más políticos. Depende de a quién se le pregunte, la cifra oscila entre los 70.000 y los 80.000  que quedan repartidos, grosso modo, entre gobierno central, autonómico, local y diputación. Con la reforma de la Administración Local, lo que el gobierno de Mariano Rajoy anuncia es que se eliminarán duplicidades y se ahorrará en costes administrativos, tales como el sueldo de muchos representantes ciudadanos. Es lo que ocurrirá en Granada, que verá reducido el número de ediles liberados de 25 a 18 de manera casi inmediata, como aseguró ayer el alcalde José Torres Hurtado: es una ley que “tenemos que aplicar” y que “lógicamente habrá una restricción de los concejales liberados”

A efectos prácticos, esta parcela de la reforma dejará a muchos concejales, que hasta ahora tenían dedicación exclusiva, sin retribución económica, lo que según el concejal socialista Baldomero Oliver, “pone en peligro el propio sistema democrático”. De la misma manera, Oliver ha asegurado que con las palabras del alcalde se reconoce implícitamente que el Ayuntamiento de Granada no tendrá estabilidad presupuestaria para este año y que seguirán sin cumplirse los plazos del pago a proveedores: “el Ayuntamiento va a estar intervenido materialmente por el Ministerio de Hacienda”.

baldomero-oliver

EL TRABAJO DE UN CONCEJAL

Ante esta situación, que obligará al consistorio granadino a retirar la retribución a siete concejales, el PSOE teme que sean los representantes de la oposición los que se vean más perjudicados. “¿A quién le va a quitar el sueldo? ¿Al concejal responsable de que todavía no tengamos presupuestos para este año?”, ha preguntado Oliver.

La preocupación, explican desde el PSOE, se basa en la necesidad de los concejales de dedicar una jornada laboral exclusiva a las tareas propias de la oposición, algo que sería difícilmente compatible con un trabajo fuera del consistorio, a lo que tendrían que recurrir los concejales que se queden sin sueldo y que mermaría su capacidad para ejercer oposición.

En el mismo sentido se ha pronunciado Francisco Puentedura, portavoz de IU, quien ha defendido que los concejales “merecen un sueldo digno” por la importante “labor de fiscalización” de las cuentas locales que llevan a diario. 

“SE ESTÁN ESTUDIANDO LAS POSIBILIDADES”

Preguntado por este medio, el concejal de Personal en el Ayuntamiento, Juan Antonio Fuentes, ha comentado que los servicios jurídicos están estudiando cómo aplicar la reforma y que, en cualquier caso, se podrán en contacto con los diferentes grupos de la oposición.

De cualquier manera, se espera que esta reforma sea inminente que en las próximas semanas ya se sepa exactamente de qué manera afectará a los diferentes grupos políticos de la capital granadina.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *