Jueves, 19 enero, 2017

Los presupuestos municipales de Granada siguen buscando voluntad y consenso

Tras “recular” en la subida del IBI, Ayuntamiento y oposición centrarán su diálogo para cuadrar las cuentas de gastos-ingresos

Imagen de archivo de un folio del Presupuesto General de 2015, que podría prorrogarse este 2016 | Archivo GD
Redacción GD


image_print

Hoy expiraba el plazo que marcó el equipo de Gobierno local para dar por finalizada la negociación con los grupos municipales de la oposición del impuesto que más debate ha creado en el consistorio granadino estos últimos meses: el Impuesto Sobre Bienes Inmuebles (IBI).

En el último pleno del año, y de forma extraordinaria, el Ayuntamiento conseguía aprobar las ordenanzas fiscales que tendrá la ciudad este 2016, pero quedaba fuera de esa aprobación, que contó con trece votos, los de los concejales del PP sumados al apoyo que brindaron IU y PSOE, la aprobación del IBI. Se consiguió consenso, a medias, para las ordenanzas fiscales pero el IBI en sí no corría la misma suerte. La oposición se ha negado en bloque estos meses a cualquier ápice de subida en los impuestos algo que ha chocado con el equipo de Gobierno que considera que el consistorio granadino necesita ingresos para hacer frente a las dificultades económicas a las que se enfrenta este año.

UNA PIEDRA MENOS EN EL DIÁLOGO

Ayer, el concejal de Economía y Hacienda de la ciudad, Francisco Ledesma, un día antes de que terminara el plazo de negociación que su propio equipo de Gobierno marcó a principios de este año, anunció la retirada de su propuesta, hasta ese momento férreo, de subir el IBI un 10%. Según Ledesma, este anuncio imprevisto en los puntos del día de la comisión de Economía celebrada ayer a las 12 de mediodía, supone un paso al frente de su partido para facilitar el acuerdo sobre los presupuestos municipales con el resto de grupos de la oposición.

El PP, de un tiempo a esta parte, había querido demostrar que el capítulo del IBI era una cuestión necesaria para conseguir que entre dinero en las arcas municipales. Ahora, cerrado el libro de las recaudaciones, en el que queda fuera aumentar el recibo del IBI, Gobierno Local y los cuatro grupos de la oposición deben trabajar en ajustar el gasto ya que el proyecto de presupuestos presenta un descuadre de 34 millones de euros, es decir, el Ayuntamiento prevé gastar 34 millones de euros más de lo que puede ingresar.

Queda, por lo tanto, un arduo trabajo de calculadora y de iniciativas sobre ahorro municipal para que las cuentas no salgan tan negativas y se puedan aprobar los presupuestos municipales para 2016.

Francisco-Ledesma-(4)

Francisco Ledesma, concejal de Economía, Hacienda y Smart City

“TALANTE NEGOCIADOR”

Lesdema resaltaba ayer ante los medios de comunicación el talante negociador del equipo de Gobierno, que retiró el IBI de las ordenanzas fiscales y ahora renuncia a su idea de subir el tipo impositivo e invitó a la oposición a hacer sus propuestas, para reducir el gasto pero también para conseguir ingresos.

No hubo mucha celebración por parte de los grupos de la oposición ante la “buena nueva” que lanzó Francisco Ledesma en el salón de Plenos.

Las críticas tornaron más en el conjunto de los presupuestos ya que el documento que les ofreció hace una semana el equipo de Gobierno, para algunos grupos de la oposición no tiene nada que ver con un proyecto de presupuestos sino más bien con unas cuentas que lo único que ponen de manifiesto es el descuadre económico, un puzzle por armar al que es difícil aportar ideas porque le faltan datos y estructura.

De cualquier modo, cada grupo tiene bastante perfiladas sus aportaciones en este sentido que pivotan en el ahorro y en una gestión municipal diferente.

Granada Digital ha recogido las valoraciones de los grupos de la oposición ante la “marcha atrás” en la subida del IBI así como su percepción de cara a unos presupuestos factibles para la ciudad.

ReunionPresupuestos-6

Reunión de los grupos para abordar los presupuestos de la semana pasada | Archivo GD

PROBLEMAS ESTRUCTURALES

Balomero Oliver, concejal del grupo municipal socialista opina que “más que retirarla, cuando todos los grupos de la oposición están en contra significa que han oído a la oposición”. No obstante, Baldomero Oliver considera que lo primordial es acometer los problemas estructurales que hay en la ciudad.

Por un lado, el edil socialista aboga por “ponerle fin a los gastos de personal” así como arreglar el problema da la LAC “que ellos han generado porque si no vamos a tener una vía de escape de dinero que, por mucho que se llenen las arcas, el dinero se va a escapar por ese agujero”, explicaba a Granada Digital; y añadía dos más: el servicio de limpieza, “malo y caro y que supone otro agujero” y Urbanismo, “que genera más sentencias que ingresos”.

Baldomero Oliver duda que los presupuestos estén listos para aprobarse en el próximo pleno, ni siquiera en febrero.” Mucho habría que correr porque cuadrar el presupuesto va a ser tremendamente complicado con estas premisas”, ha comentado el socialista.

“Los problemas del presupuesto no se arreglan de un día para otro, se han generado durante muchísimo tiempo y han calado en la estructura de la ciudad. Hemos planteado que en cualquier caso estas situaciones no pueden pagarlas ni los ciudadanos ni los trabajadores del ayuntamiento”, ha manifestado.

RESCATAR SERVICIOS PRIVATIZADOS

Por su parte, el grupo municipal de IU, con Francisco Puentedura, quien no estuvo presente en la citada comisión de Economía, valora como “obvia” la retirada de la subida del IBI ya que el ayuntamiento de Granada no contaba con el apoyo suficiente del resto de los grupos.

“Ahora corresponde que el equipo de gobierno sea capaz de presentar un presupuesto y, a partir de ahí, abrir el dialogo con los grupos de la oposición para intentar arreglar la situación económica del ayuntamiento”, opina Puentedura, quien ve complicada la aprobación de los presupuestos que dependen “de que el equipo de Gobierno sea capaz de sacar unas cuentas efectivas”.

“Nosotros ya hemos comentado cómo se deberían plantear estas cuentas, que pasan por rescatar los servicios privatizados, tocar beneficios impropios de empresas privadas que están llevando servicios públicos, la reforma del transporte público para acabar con el desastre de la LAC y tomar decisiones de cambios estructurales importantes. ¿Están dispuestos a tomar ese tipo de decisiones?”, lanzaba la pregunta Puentedura.

Manuel-Olivares-

Manuel Olivares, concejal de C’s Granada |Archivo GD

CONTROL DE LAS CONTRATACIONES

C’s Granada sí ha mostrado en la propia comisión de Economía su satisfacción porque no se haga efectiva la subida del IBI pero centró su intervención en resaltar los puntos en los que se podría trabajar para mejorar la gestión municipal.

Solo en áreas como urbanismo, explicaba el portavoz Manuel Olivares, existen contratos cuya revisión supondría un importante ahorro a las arcas municipales. Prueba de ello es la conservación de jardines, donde la falta de control ha llevado a que se abonasen unos tres millones de euros de trabajos no realizados”, ha explicado Olivares tras el estudio de los datos aportados en las reuniones de la semana pasada sobre los presupuestos. Otro punto, el alumbrado público, donde las recientes actuaciones para sustituir en el Albaicín 4.000 puntos de luz del total de los 32.000 existentes en la ciudad por LED debería haber supuesto ya una disminución del 12,5% del plan energético sobre un contrato de un millón de euros, es decir, un ahorro de 125.000 euros. En las propuestas de su partido tampoco ha faltado referencias a la gestión de la LAC o de TG7, servicios donde se podrían reducir los gastos optimizando los recursos o con un control mejor de las contrataciones.

Igualmente, Olivares también se ha referido a otras áreas de competencia municipal en las que se podrían reducir los gastos con “una optimización de los recursos y un mejor control de las contrataciones”, como ha sucedido con la implantación de la LAC o con la televisión pública TG7.

REDUCCIÓN DE SUELDOS

Vamos Granada, a través de su portavoz Marta Gutérrez, resaltaba ayer en dicha comisión la “incapacidad” del equipo de Gobierno local de presentar una propuesta de presupuesto a los 34 millones de gasto extraordinario que emanan de las distintas áreas para este ejercicio. Además, la portavoz sigue manteniendo que las peticiones de gastos e ingresos solicitadas por la oposición han llegado “tarde y mal”.

De hecho, ayer en la reunión señaló que ya se podría haber generado un ahorro si se hubiesen abordado los temas económicos en comisiones ordinarias y no por urgencia en extraordinarias, con el consiguiente coste de recursos necesarios.

Entre las propuestas de Vamos Granada para que el gasto disminuya se encuentra la idea de impulsar una reducción de los sueldos de los concejales, al entender que “si se piden esfuerzos a la ciudadanía y a la plantilla con nuevos recortes, los representantes políticos deben dar ejemplo” y empezar por sus propias nóminas.

“El concejal de Economía ha hablado de dar trato de equipo de gobierno a la oposición, pero lo que está diciendo es que es incapaz de hacer su trabajo, que se lo hagamos nosotros y además asumamos su responsabilidad y sus consecuencias. Si quiere ser consecuente, entonces, debería dimitir de su cargo”, argumentaba esta portavoz en un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *