Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Los parques de bomberos de la provincia estarán conectados ante grandes emergencias con un nuevo sistema

Este sistema resulta de especial interés en una provincia de amplio territorio y orografía complicada como Granada

Imagen durante un simulacro | GD
E.P.


image_print

La decena de parques de bomberos que están operativos en la provincia de Granada trabajarán a partir de 2017 con un novedoso sistema de comunicación que les permitirá estar conectados y tomar decisiones conjuntas ante grandes emergencias.

Se trata de los mismos equipos con los que trabaja la Unidad Militar de Emergencias o la Guardia Civil y su incorporación permitirá compartir recursos y diseñar operativos globales en caso de desastres de gran envergadura, como un terremoto o un incendio de grandes dimensiones.

Este sistema resulta de especial interés en una provincia de amplio territorio y orografía complicada como Granada, donde cada parque tiene su propio sistema de comunicación pero no puede enlazarse con los demás, según ha relatado a Europa Press el presidente del Consorcio Provincial de Bomberos, Pedro Fernández.

La adquisición e implantación de los nuevos equipos requerirá una inversión inicial de 260.000 euros y la previsión es que el sistema esté operativo a partir de marzo, antes de la época estival, dado que los Bomberos también colaboran con el Infoca en la extinción de incendios forestales.

La iniciativa permitirá así que los 350 bomberos que en total operan en la provincia puedan estar coordinados para diseñar acciones conjuntas que mejoren su capacidad de respuesta ante una catástrofe.

Junto a este sistema de comunicación, en 2017 hay previstas una serie de inversiones de carácter inmediato por valor de unos 700.000 euros que incluyen la adquisición de nuevos vehículos y materiales de extinción de incendios, así como de intervención en accidentes de tráfico.

RETÉN DE SIERRA NEVADA

El además portavoz y vicepresidente primero de la Diputación de Granada ha informado de que también se están manteniendo conversaciones institucionales para abordar la puesta en marcha de un retén de Bomberos en Sierra Nevada durante los meses que dure la temporada de esquí.

Según ha relatado, el principal escollo es conseguir la dotación de personal necesaria para cubrir ese retén, que oscilaría entre los 12 y los 16 profesionales, pero los incrementos de plantilla están limitadas por el Gobierno por “las famosas tasas de reposición”.

La pretensión de la Diputación es buscar la fórmula para ampliar la plantilla de bomberos, fundamentalmente en los parques que dependen de la Agencia Provincial de Extinción de Incendios, para poder cubrir el retén en la temporada invernal con un colectivo de profesionales que operarían en otros puntos de la provincia el resto del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *