Jueves, 24 de Enero de 2019

            

Los panaderos de Granada, “preocupados” por el aumento de ventas del pan industrial frente al artesano

La crisis económica ha propiciado que muchos despachos hayan cerrado sus puertas y el precio de las materias primas ha subido

Pan tradicional | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Los panaderos artesanos de Granada se han mostrado “preocupados” por el “estado crítico” que atraviesa el sector, que con la crisis ha visto reducir su número de despachos en toda la provincia, al tiempo que han aumentado las ventas del pan industrial, frente al que reivindican las cualidades del producto artesanal.

Miguel Caballero, de la panadería Caballero de Alfacar, ha resaltado en una nota, remitida a Europa Press, que “para elaborar un producto de calidad” como el que ellos hacen tienen que dejar fermentar la masa durante más de dos horas, “mientras que los panes industriales entran en un horno a los veinte minutos”.

Esto, según este profesional conlleva que los panes artesanos “aguanten hasta cuatro veces más que los productos precongelados“. Defiende así que los panaderos tradicionales utilizan “masa madre para la fermentación, que es más natural, mientras que los panes industriales se hacen casi exclusivamente con levadura”.

Los panaderos artesanos de Granada denuncian que en los últimos años ha proliferado la “venta ilegal de pan en las calles por parte de cualquier persona, sin control de calidad y sin las garantías mínimas, sin recibir ninguna atención por parte de las autoridades e instituciones”, mientras que ellos tratan “de sobrevivir cumpliendo toda la normativa”.

La crisis económica ha propiciado que muchos despachos hayan cerrado sus puertas y, pese a que la situación ha mejorado, ahora se encuentran con una extraordinaria subida de precio de las materias primas, además de tener que afrontar el aumento de gastos derivados de las subida del salario mínimo interprofesional: “El trigo ha subido un 16 por ciento en los últimos seis meses, la levadura, un cinco por ciento y eso sin contar con el crecimiento del precio del gasoil, la energía eléctrica y el papel, entre otros”. Y, sin embargo, el sector no ve aumentar los ingresos.

De hecho, relata que en un municipio tan emblemático como Alfacar se han cerrado cinco panaderías en los últimos años, por lo que se están “planteando incrementar desde principios de 2019 un 6 por ciento el precio del pan, que al final no repercutiría en exceso, porque actualmente el coste de una barra está entre 60 y 80 céntimos”.

La subida del precio del pan artesanal se produciría por primera vez en los últimos 12 años y, según Caballero, “es la única manera de que puedan “respirar un poco después de pagar todos los gastos”.

El sector lamenta que el consumidor se hace más exigente a la hora de adquirir productos ecológicos biológicos, en función de la creciente demanda de los mismos en centros comerciales y supermercados de toda la provincia, algo que “no está sucediendo en el sector panadero, donde el cliente prioriza el precio antes que la calidad final del producto”.

Opinan que se está poniendo en peligro la supervivencia del sector y se están planteando también formar una asociación para defender el pan artesanal en contraposición al industrial.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.