Martes, 17 enero, 2017

Los nuevos partidos se rebelan contra el Reglamento Orgánico Municipal del Ayuntamiento de Granada

El reglamento que regula la vida municipal fue modificado en 2012 por el actual equipo de gobierno | Con el nuevo ROM en la mano, los partidos deberán obtener al menos dos concejales para poder formar grupo propio, algo que critican duramente UPyD, Ciudadanos, Vox y Equo

vox ciudadanos upyd equo
De izquierda a derecha: Pablo García, Mayte Olalla, Manuel Olivares y Manuel Merino | Foto: J.M


image_print

Con las elecciones municipales prácticamente a la vuelta de la esquina, las encuestas que auguran el final del bipartidismo deberían ser una buena noticia para los ‘pequeños’ partidos que aspiran a conseguir representación en el Ayuntamiento de Granada. Sin embargo, el actual Reglamento Orgánico Municipal del Ayuntamiento de Granada – ROM- juega en su contra, según denunció ayer la concejal de UPyD, Mayte Olalla. Respaldada por representantes de Ciudadanos, Vox y Equo, la edil magenta puso de manifiesto que con el actual ordenamiento municipal los partidos que no alcancen los dos concejales no podrán formar grupo municipal propio, lo que se traduciría en una serie de limitaciones que desde las diferentes fuerzas políticas no han dudado en calificar de “cercenamiento de la participación democrática”. Por ello, durante el pleno de hoy Olalla propondrá una moción para que el equipo de gobierno derogue el actual ordenamiento “por atentar contra los principios básicos de la pluralidad política” y se consensúe uno nuevo.

LA MODIFICACIÓN DEL ROM

El origen de la polémica se remota a julio de 2012, mes en el que el equipo de gobierno del Partido Popular modificó en solitario el ROM cambiando, entre otros artículos, el relativo a la capacidad de formar grupo municipal propio. Ese y otros puntos, como el que impedía la grabación de los plenos municipales, motivaron que UPyD denunciara ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía aquella modificación del ROM. Meses después, el TSJA obligaría al Consistorio granadino a modificar el apartado relativo a la grabación de plenos, no así el pertinente al del número de concejales necesarios para formar grupo.


Reglamento Orgánico Municipal – Sección Tercera – Grupos Políticos.

Art. 187 – 3

Salvo lo dispuesto en los apartados siguientes, los Grupos Políticos se constituirán, mediante Corporativos que pertenezcan a una misma lista electoral. Será necesaria la presencia de al menos dos Concejales para la constitución de un Grupo Político. Los Concejales que no deseen integrarse en un Grupo serán considerados Concejales No Adscritos.


El escenario que ahora se encuentran los nuevos partidos que aspiran a entrar en el Ayuntamiento les obliga a conseguir, al menos, esos dos concejales para poder optar a todos los derechos con los que cuentan los grupos municipales y carecen los concejales no adscritos. Derechos como la capacidad de presentar mociones en los plenos municipales, algo que sólo podrían hacer esos concejales de los partidos ‘pequeños’ si un grupo municipal hiciera suya la propuesta. De la misma manera, un concejal no adscrito no tiene derecho a contar con un asesor o secretario, algo que también critica Mayte Olalla: “Ser un solo concejal representando a un partido político supone mucha más responsabilidad y trabajo porque mi obligación es la misma que la del resto de grupos. Para ello necesitas un mínimo de recursos humanos y técnicos para poder llevar a cabo ese trabajo. Este nuevo ROM recorta a esos pequeños partidos que empiezan a nacer”.

Existen dudas en cuanto a los espacios físicos que podrían utilizar los partidos. El ROM en su artículo 189 afirma en relación a los concejales no adscritos: “Tendrán derecho a percibir la remuneración con que estén dotados los Concejales individualizadamente considerados, así como a contar con espacio material y medios acordes al ejercicio de su función”; sin embargo, en el artículo 193 relativo al uso de instalaciones corporativas, tan sólo menciona a los grupos municipales. 

LAS NUEVAS FUERZAS POLÍTICAS QUE LLEGAN

“Venimos a acabar con todas las prebendas de los viejos partidos”. Así de rotundo se mostraba ayer Pablo García, vicepresidente de Vox Granada, para quien la modificación del ROM “tendría sentido en un Ayuntamiento como Madrid, en donde hay más de 50 concejales. En una ciudad pequeña como Granada en donde hay 27 concejales y la mayoría absoluta son 14, nos parece un ataque tremendo a la democracia”.

Para Manuel Olivares, responsable de política municipal de Ciudadanos, “este nuevo ROM hace una distinción entre concejales de primera y concejales de segunda. Entendemos que eso significa ser también ciudadanos de primera y de segunda. En una época pluralidad no cabe un sistema que hace esas diferencias”.

En la misma línea se pronunció Manuel Merino, co-portavoz de Equo: “Son muchas las cosas que hay que cambiar en este rom, que lo único que hace es blindar un ayuntamiento opaco. Los principios democráticos no deben de depender de quién gobierne”. 

LA MOCIÓN

Mayte Olalla confesó que tiene pocas esperanzas de que su moción salga adelante, aunque sí lanzó un guante a PSOE e IU, a los que instó a “retratarse” apoyando una propuesta que, por un lado, busca derogar el actual ROM antes de las elecciones municipales y, por otro, conmina en caso de que la moción sea rechazada, a que en futuras fechas se consensúe otro ordenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *