Sábado, 25 Marzo, 2017

Los nuevos hoteles de Salobreña se desbloquean tras 30 años de retraso

La alcaldesa de Salobreña , María Eugenia Rufino, se ha mostrado "satisfecha"

Costa de Salobreña | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La alcaldesa de Salobreña (Granada), María Eugenia Rufino, se ha mostrado “satisfecha” del desbloqueo del proyecto hotelero del TH1 tras 30 años de retraso, lo que permitirá la instalación de una planta hotelera de cuatro y cinco estrellas, tal y como lo marca el planteamiento, que “cambiará y revalorizará el posicionamiento turístico del pueblo dentro de la comarca”.

En declaraciones a Europa Press, la primer edil salobreñera ha apuntado que “dar una solución al bloqueo de tres décadas comenzaba por aunar todas las líneas en una misma dirección”, haciendo referencia a los implicados técnicos, económicos y municipales dándole “prioridad” para “chinchar y empujar” con el fin de lograr “este gran avance”.

Rufino se ha referido con esto al inicio del desarrollo hotelero del denominado TH1, la franja de terreno que va desde el Peñón a la Guardia, que ya cuenta con la firma para la adjudicación de las obras de urbanización de la primera fase, que comenzarán el próximo mes y que supone una inversión de casi cinco millones de euros.

Las obras de urbanización tienen un plazo de ejecución máximo de 16 meses y los hoteles podrían comenzar a construirse paralelamente antes de la finalización de dichas obras porque, en palabras de la alcaldesa, “hay cadenas hoteleras con el dinero encima de la mesa dispuestas a instalarse en Salobreña desde hace tiempo”, y ha anunciado que ya tiene varias citas en la Feria de Turismo de Madrid, Fitur, para entablar contacto con otras empresas a las que quiere “presentar una maqueta, aunque sea virtual, para que puedan ver el urbanizado de la zona”.

El proyecto se hará en dos fases, lo que permitirá su ejecución de manera más rápida y comenzará en enero con el desbroce de la zona donde, en la actualidad, hay chozas y terrenos de cultivo: “En Navidad la empresa no va a trabajar, así que los vecinos tendrán tiempo de retirar todos sus enseres o material personal”.

Las relaciones con los vecinos también han sido fluidas a pesar de que las chozas son un elemento histórico de la playa de la Guardia de Salobreña porque “se han venido manteniendo conversaciones con ellos, explicándole que no cultivaran porque el comienzo del proyecto era inminente e, incluso, muchos han tenido cultivos de tres meses a la espera del inicio de las obras” pero “todo de manera fluida y sin incidentes con nadie”.

La creación de empleo local será, a partir de ahora, el objetivo de María Eugenia Rufino, que quiere retomar “un convenio olvidado para concentrar con las empresas hoteleras la obligación de contratar aunque sea un mínimo de personal local al que, además, deberán formar, a poder ser, en sus propios hoteles en el año o año y medio que resta hasta la finalización de las obras”.

Las cadenas hoteleras contarán con parcelas de 100.000 metros cuadrados para su ubicación aunque “los edificios no estarán a pie de playa, sino pegando al peñasco que sostiene el casco antiguo de Salobreña” evitando el impacto de hormigón a pie de playa que, por el contrario, contará con amplias zonas de esparcimiento”.

“Esto es un antes y un después en la historia de Salobreña”, ha concluido la alcaldesa, que ha revelado que esta era una de sus prioridades desde supo que pugnaría a la Alcaldía y que, por lo tanto, la ha hecho “inmensamente feliz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *