Jueves, 27 Julio, 2017

            

Los nuevos diagnósticos de VIH aumentan un 80% en Europa en los últimos 10 años

De las nuevas infecciones registradas en el último año, más de 105.000 se detectaron en los países de Europa Oriental y Asia Central



image_print

La epidemia del VIH sigue propagándose en Europa a pesar de los avances en su prevención y tratamiento, y en los últimos 10 años ha aumentado hasta un 80 por ciento el número de nuevos casos detectados cada año.

En concreto, según los últimos datos publicados por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) y la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2013 se diagnosticaron más de 136.000 nuevos casos en la región europea, frente a los casi 76.000 casos nuevos de 2004.

De las nuevas infecciones registradas en el último año, más de 105.000 se detectaron en los países de Europa Oriental y Asia Central (EECA, en sus siglas en inglés), más de 29.000 en la Unión Europea y unos 2.000 en otros países no pertenecientes a esta región que no forman parte de la UE.

En comparación con 2004, los países EECA han visto duplicado el número de nuevos casos anuales, mientras que los de la UE se han estabilizado.

“Europa no ha logrado llegar al objetivo de Desarrollo del Milenio previsto para 2015 de frenar y revertir la propagación del VIH/sida, y el tiempo se está acabando. Mientras nos enfrentamos cada vez más a nuevas amenazas para la salud, esto nos recuerda que no podemos permitirnos bajar la guardia”, ha reconocido Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS para Europa.

Por países, los datos de referidos a la UE muestran como la tasa media está en 5,7 casos por cada 100.000 habitantes, con importantes diferencias entre países que oscilan entre los 24,6 casos de Estonia o los 16,8 de Letonia a apenas 1,5 en Eslovaquia y 2 en Croacia.

La tasa española está ligeramente superior a la media (7 por cada 100.000 habitantes), por debajo de países del entorno como Portugal (10,4), Bélgica (10) o Reino Unido (9,4) pero con cifras superiores a otros como Alemania (4).

Además, la OMS y el ECDC reconoce que en Europa del Este se registraron el 77 por ciento de las nuevas infecciones y, en el caso de los usuarios de drogas inyectables, dos tercios se detectaron tarde, lo que sugiere que son más propensos a transmitir el virus y cuyo tratamiento resulta más costoso.

En la región de la UE, el sexo entre hombres sigue siendo el principal modo de transmisión del VIH, que representa el 42 por ciento de los nuevos diagnósticos en 2013. Además, este grupo ha aumentado un 33 por ciento con respecto a 2004, de ahí que se consideren una “piedra angular” de los programas nacionales de VIH en toda Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *