Domingo, 26 Marzo, 2017

Los niños refugiados sirios, cada vez más alejados del sistema educativo

Trabajan largas jornadas por sueldos bajos

E.P


image_print

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha afirmado este viernes a través de un informe que los niños en edad escolar que se encuentran refugiados en el extranjero están cada vez más aislados del sistema educativo y que trabajan largas jornadas a cambio de sueldos bajos.

El organismo ha cifrado en 300.000 el número de niños refugiados que residen en campamentos de refugiados en Jordania y Líbano que podrían permanecer sin escolarizar a finales de 2013, muchos de los cuales han comenzado a trabajar desde edades tan tempranas como los siete años.

La ONU ha indicado que más de la mitad de los 2,2 millones de refugiados sirios son niños y ha resaltado que muchos de ellos se enfrentan a graves peligros a pesar de haber escapado de la zona de guerra. Entre estos peligros se encuentran amenazas a su bienestar físico y psicológico.

El alto comisionado para los Refugiados, Antonio Guterres, ha destacado que, “si no se actúa rápido, una generación de inocentes se convertirá en la última víctima una espantosa guerra”, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Los investigadores de ACNUR han entrevistado a 81 niños refugiados y han celebrado discusiones de grupo con otros 121 en Jordania y Líbano. Asimismo, han estado en contacto con personal de ONG y de Naciones Unidas que trabaja con dichas comunidades de refugiados.

Durante sus trabajos, encontraron altos niveles de empleo infantil y abandono entre los niños que viven en familias desplazadas por el conflicto. Alrededor de 70.000 de ellos viven en la actualidad sin sus padres, mientras que unos 3.700 llegaron al país sin sus padres o sin ningún tipo de compañía.

Por último, ACNUR ha destacado que además se está incrementando el número de niños “apátridas”, ya que los países que les acogen no les están inscribiendo en sus registros. Así, el 77 por ciento de los 781 niños entrevistados en Líbano no tenían partida de nacimiento, mientras que en Jordania se emitieron únicamente 68 certificados entre enero y mediados de octubre.

El informe del organismo internacional ha sido publicado apenas unos días después de que el grupo de estudios británico Oxford Research Group cifrara en 11.400 el número de menores de 18 años de edad muertos como consecuencia de la guerra en Siria desde el inicio del conflicto, de los cuales casi 800 han sido ejecutados, casi 400 han fallecido por disparos de francotirador, y más de un centenar han sido torturados hasta morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *