Martes, 25 Julio, 2017

            

Los niños de San Antonio pintan un mural en su barrio para dar ejemplo de civismo

Niños del colegio y la ludoteca, guiados por monitores de Servicios Sociales y una profesora de la Escuela de Arte, han llevado a cabo la actividad ‘Tod@s pintamos en nuestro barrio’ con la que han decorado el muro trasero del centro educativo como muestra de concienciación sobre la importancia de mantener limpias las calles y respetar el mobiliario urbano

Gabinete


image_print

La alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro y la teniente de alcalde de Servicios Sociales, Ángeles López Cano han visitado los trabajos realizados por los alumnos del CEIP y de la ludoteca de San Antonio dentro del programa ‘Todos pintamos en nuestro barrio’.

La iniciativa está organizada por la concejalía de Servicios Sociales desde la red municipal de ludotecas, en colaboración con el centro educativo de San Antonio y la profesora del departamento de dibujo de la Escuela de Arte de Motril, Marta Flores Nieto.

García Chamorro ha declarado que el objetivo de esta campaña es actuar en un barrio afectado por las pintadas vandálicas en muros, fachadas y mobiliario urbano. “Lo que se pretende es cambiar la imagen negativa que se proyecta al resto del municipio por la actitud incívica de unos pocos y concienciar a la población desde temprana edad involucrándolos en la tarea de embellecer su propio barrio”, ha asegurado.

En este sentido, López Cano ha explicado que esta es una propuesta lúdico-formativa dirigida a los menores del barrio, que son la base de la sociedad del mañana, para sensibilizarlos sobre la necesidad de cuidar y respetar el espacio público y la propiedad privada, “porque todo forma parte del barrio”, ha afirmado.

De este modo participan los alumnos del colegio y de la ludoteca, instituciones que trabajan de forma incansable para que los niños valoren, cuiden y respeten su barrio y así favorecer la implicación de todos. Este proyecto se dirige a los chavales que tienen entre 4 y 14 años, pero está abierto a cualquier vecino que quiera participar.

La zona en la que se ha intervenido es en la plaza que hay en la parte trasera del colegio, entre las calles Costa Rica, Valle Inclán, Pérez Galdós y Eduardo Marquina. Paulatinamente se incorporarán a este proyecto las ludotecas de otros barrios para que todos los niños sean partícipes de la iniciativa.

García Chamorro ha destacado que en la jornada de ayer concluyeron las actividades que comenzaron a principios de mes con el tratamiento de los muros para poder pintarlos y el inicio de los dibujos. La actividad contó con la lectura de un manifiesto y la celebración de una merienda para festejar el trabajo bien hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *