Jueves, 16 Agosto, 2018

            

Los ‘moradores’ de las bibliotecas granadinas en verano

El aire acondicionado y un ambiente tranquilo en sus salas de estudio mantiene a los fieles opositores durante julio y agosto, aunque la tercera edad también acude con asiduidad

Interior de una biblioteca | GD
Jesús Gónzález


image_print

Aunque sea verano, no todo el mundo está en la playa o en la piscina, pues todavía hay gente que va a la biblioteca a estudiar, ya sea porque se acerca el periodo de oposiciones, para consultar libros u otros recursos de los que disponen las bibliotecas o para leer a sus autores favoritos en un lugar en calma.

Y eso último es lo que perfectamente se percibe en la Biblioteca de Andalucía una de las más visitadas durante estos meses. Ignacio, auxiliar de esta biblioteca, relata a GranadaDigital que, como cada verano, se ha notado el bajón en la afluencia, aunque no ha desparecido porque aun estando en verano se puede ver jóvenes estudiando y “adultos y ancianos que vienen a leer o a consultar el fondo de películas DVD”. Según apunta Ignacio es a partir de las 10.30 cuando se anima la gente a ir.

Nos damos una vuelta por esta biblioteca y hablamos con sus ‘moradores’.  Los usuarios afirman que es el sitio perfecto para estudiar, como afirma Juan, un joven granadino que está estudiando el grado de Derecho.  “Aquí aprovecho más el tiempo porque en casa me distraigo y siento que aquí exprimo cada minuto de las 4 o 5 horas que estoy, y además tengo a mi disposición más recursos con los que poder apoyar mi formación”.

Helena, estudiante de Medicina que se está preparando ahora el MIR, y Juan Antonio, que se forma para las oposiciones de la Policía Nacional, nos cuentan que la biblioteca es el lugar perfecto para estudiar, “se está más tranquilo, puedes pedir ayuda a tus compañeros y además hace fresquito”.

Los opositores y estudiantes son los que reinan en la biblioteca de la Facultad de Derecho. El aire acondicionado, sumado a un taco de apuntes, es un aliciente más para pasar la mañana en la biblioteca, como le ocurre a Andrea, un estudiante italiano que está preparando su trabajo de fin de máster.

Alejados de la capital, nos colamos en la biblioteca pública de Albolote, más desangelada en estas fechas. Gabriela, la bibliotecaria, nos cuenta que cuando acaban los exámenes universitarios, las salas de estudios se vacían casi por completo. Ahora, el perfil que acude a esta biblioteca corresponde más a niños, que se dedican a pintar y a adornar la sala infantil, y ancianos que acuden a leer la prensa o navegar por Internet.

Durante el mes de agosto, muchas bibliotecas echarán la persiana todo el mes y otras acotaron su horario de apertura al público. Así, los centros de bibliotecas de la UGR permanecerán cerrados, salvo la Biblioteca del Hospital Real, cuyo horario de apertura será de 9 a 14 h.  Por su parte, la Biblioteca de Andalucía, desde el pasado 16 de junio hasta el 15 de septiembre permanece abierta de lunes a viernes entre las 9:00 h. y las 14:00. El resto de horarios de las bibliotecas municipales de Granada se pueden consultar a través de la página web del Ayuntamiento de Granada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.