Viernes, 20 enero, 2017

Los médicos españoles colaborarán con la UGR en la prevención del tráfico de menores y de adopciones ilegales

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España trabajará en la difusión del programa DNA-Prokids, que lucha contra el tráfico de personas a través de la identificación genética

Los responsables de la colaboración firman el acuerdo | Foto: UGR


image_print

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España colaborará con la Universidad de Granada (UGR) en la prevención del tráfico de menores y de adopciones ilegales a nivel mundial a través del programa DNA-Prokids, que dirige el profesor de la UGR José Antonio Lorente.

El rector de la institución académica granadina, Francisco González Lodeiro, y el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, Juan José Rodríguez Sendín, han firmado esta mañana un convenio de colaboración entre ambas instituciones para el desarrollo del programa DNA-Prokids, una iniciativa que lucha contra el tráfico de personas, especialmente de niños, a través de la identificación genética.

En virtud de este acuerdo, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España difundirá el programa DNA-Prokids entre todos los Colegios de Médicos que lo componen y, en lo posible, en el ámbito de otras instituciones con las que mantiene vínculos comunes, incluso a nivel internacional, como el foro Iberoamericano de Entidades Médicas (FIEM) y la Asociación Médica Mundial (AMM/WMA).

No en vano, la FIEM ya trabaja en la actualidad en una amplia encuesta que pretende valorar el rol médico en la prevención del tráfico de menores, así como unificar y mejorar estrategias en toda Iberoamérica. En la misma línea se está trabajando a nivel mundial a través de la AMM/WMA.

UN PAPEL CRUCIAL 

Como ha explicado el profesor José Antonio Lorente, director del Laboratorio de Identificación Genética de la UGR y promotor del proyecto DNA-Prokids, “el papel que desempeñan los médicos en la lucha contra el tráfico de menores en todo el mundo es crucial, tanto en los países donde estos problemas se originan (países en desarrollo), como en los países de destino de las adopciones ilegales (países desarrollados)”.

Y es que la presencia de los profesionales de la Medicina en cualquier país del mundo “es una realidad”, ha apuntado el profesor Lorente, quien ha destacado que los médicos “cuentan con credibilidad y son respetados por la sociedad, lo que los convierte en un colectivo idóneo para formar e informar a la población sobre el tráfico de menores”.

En los países en desarrollo, el médico debe ser consciente de la importancia de cumplimentar todos los datos del nacimiento y atención de un niño, así como del seguimiento del mismo. No deben de emitir certificados ni informes que sirvan para que un menor sea dado en adopción o para que se le expida un pasaporte o documento de identidad si no están seguros de que la identificación es la adecuada, es decir, que el pequeño está con su familia verdadera. Los profesionales médicos deben de denunciar cualquier actividad sospechosa en relación al tráfico de niños y a las adopciones ilegales.

Por otro lado, en los países desarrollados el médico debe de informar a las familias adoptantes sobre la necesidad de seguir todos los protocolos y procesos legales, así como advertir a las parejas adoptantes sobre el peligro de intentar acelerar los procesos pagando más dinero, debido al riesgo que conlleva de que se esté adoptando a niños robados o de procedencia irregular.

DESDE EL AÑO 2004

El programa DNA-Prokids pretende luchar contra el tráfico de seres humanos mediante la identificación genética de las víctimas y sus familiares, especialmente de menores. Fue puesto en marcha en el año 2004, cuando el Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada planteó la posibilidad de intentar realizar los estudios no sólo dentro de los propios países, a fin de combatir el tráfico local y/o nacional, sino extenderlos posteriormente a todo el mundo para luchar contra el comercio internacional de seres humanos.

En la actualidad, DNA-Prokids está operativo en 16 países, y ha conseguido ya más de 700 identificaciones, así como la prevención de decenas de adopciones ilegales.

DNA-Prokids es una iniciativa del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada (Dpto. de Medicina Legal), que cuenta con la colaboración del Centro de Identificación Humana del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte de Texas. Recientemente, DNA-Prokids ha sido declarado como actuación de interés para el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, y cuenta con la colaboración de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y con el patrocino de Caja Granada-BMN, de Thermo-Fisher (EEUU) y de Distribuidora Comercial Zogbi de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *