Domingo, 21 Enero, 2018

            

Los juguetes y parques infantiles que más nos ayudarán en el día a día con nuestros bebés

Los parques infantiles, uno de los elementos de puericultura más solicitados en los últimos años, no solo son buenos para la diversión del bebé, también para su correcto desarrollo personal

Un bebé se divierte jugando
Remitido


image_print

Cada vez más madres y padres son conscientes de los muchos beneficios de los parques infantiles para bebés. No solo para la diversión de los pequeños, sino para hacer más fácil la vida cotidiana de las familias y beneficiar el desarrollo adecuado de los niños. Las madres y padres primerizos afrontan, ya desde el embarazo, infinitas dudas sobre los cuidados más apropiados para sus hijos, pero no solo eso, también cuales serán los accesorios básicos que necesitarán para adaptar la casa, que pasará de ser el hogar de una pareja , el techo bajo el que vivirá una familia con la enorme responsabilidad de la llegada de un nuevo miembro. Entre las compras que no pueden faltar, se encuentra el parque infantil para bebés, también conocido como corralito, por su parecido a un pequeño espacio donde dejar al niño para que juegue con tranquilidad , sin miedo a que se lesione o se escape, mientras sus padres pueden dedicar su tiempo a otras obligaciones.

Los parques infantiles, uno de los elementos de puericultura más solicitados en los últimos años, no solo son buenos para la diversión del bebé, también para su correcto crecimiento y suponen un pequeño descanso para los adultos. Este accesorio está especialmente diseñado para que el bebé juegue a ratos solo sin que exista ningún tipo de peligro para su integridad física. No todos son iguales, y ni mucho menos su única diferencia es el precio, hay factores diferenciadores muy importantes que hay que tener en cuenta para el bien del recién nacido y su seguridad. Los parques infantiles están hechos de materiales resistentes, todas las partes externas se encuentran debidamente protegidas por materiales blandos y acolchados, aun así, hay que estar atentos a los juguetes que se introducen en el parque, si son demasiado pequeños y no estamos atentos puede suponer un peligro.

Antes de comprar un parque infantil , que durará unos años y puede servir incluso para un segundo hijo, es aconsejable seguir algunas pautas que ayuden a decantarse por el más adecuado, dependiendo de las necesidades de cada familia, casa y bebé. Una opción con muchas posibilidades son los parques que se pueden ampliar e incluso dividir en dos y así poder crear dos espacios de juegos distintos , para colocarlos en habitaciones diferentes o en la casa de algún familiar donde suela quedarse el niño a menudo, como la de los abuelos. Uno de los más elegidos son los que incorporan barreras que se montan y se desmontan fácilmente. Otra opción divertida, y que puede alargar la vida de este accesorio hasta los primeros años, es que incorpore una puerta que permita al pequeño jugar cuando se vaya haciendo mayor, entrando y saliendo.

Por último, no está de más asegurar de que el parque infantil elegido para el bebé cumple adecuadamente con la normativa europea en cuanto a medidas de seguridad. Igual que la higiene o las revisiones médicas de los más pequeños son importantes y ningún padre las pasaría por alto, no hay que descuidar los juegos y la experimentación de los niños, imprescindible para su correcto crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *