Martes, 25 Julio, 2017

            

Los interrogantes que plantea la puesta en marcha de la Línea de Alta Capacidad

El PSOE denuncia que no haya dinero para pequeñas obras en los barrios y sí para introducir la LAC y el equipo de gobierno asegura que el granadino no pagará más por el nuevo sistema de transporte.

Jaime Martín / @jmartinreporter


image_print

El anuncio del inicio de las obras para implantar la Línea de Alta Capacidad en la ciudad de Granada ha planteado varios interrogantes que el edil socialista, José María Rueda, ha querido desgranar esta mañana: ¿Cuánto costarán las obras para adecuar la ciudad a este nuevo sistema de transporte? ¿Por qué se suprimirá la actual línea que llega hasta el cementerio? ¿Qué pasará con el transbordo en las líneas cuya frecuencia sea de 60 minutos?

¿CUÁNTO COSTARÁ?

José María Rueda ha querido insistir en el coste que tendrá para Granada la implantación de la LAC: “No hay dinero para pequeñas obras en los barrios pero sí para levantar Gran Vía”. El edil socialista también ha asegurado que este proyecto “se ha hecho para cuadrar cuentas, no pensando en las personas”.

Por su parte, la concejala de Movilidad, Telesfora Ruiz ha vuelto a asegurar que el granadino no pagará por estas obras, “ya que lo hacen las empresas concesionarias de los diferentes servicios”. De esta manera, Rober correrá a cargo de la renovación y actualización de la flota de autobuses. “El nuevo sistema de transporte supondrá un ahorro de 4.000.000 de euros anuales”, ha sentenciado Ruiz.

¿QUÉ PASARÁ EN CALETA?

Otra duda concreta a la que se ha referido Rueda durante su comparecencia tiene que ver con el intercambiador de Caleta. Según el socialista, al no contar el nuevo autobús con doble cabina, este se verá obligado a dar la vuelta en un punto más alejado de su ruta, por lo que la frecuencia se verá afectada de manera negativa.

En este sentido y a preguntas de este medio, Telesfora Ruiz ha detallado que se está trabajando en solucionar esta situación. En principio, según señala la concejala, se había propuesto que el autobús hiciera un arco en Caleta pero las instalaciones del metropolitano podrían dificultar esta maniobra: “la empresa que ha llevado a cabo las obras tenía este plano, pero ha instalado una arqueta que ahora nos plantea un problema”. Desde la concejalía de movilidad aseguran que tienen tres meses para trabajar en el problema y que, de cualquier manera, “el giro del autobús se podría llevar a cabo en la siguiente rotonda”.

¿CÓMO SE HARÁN LOS TRANSBORDOS?

El nuevo sistema de transporte basará buena parte de su funcionamiento en los transbordos que, según aseguran desde el equipo de gobierno, serán más rápidos que en la actualidad y ayudarán a reducir el tiempo entre trayectos. Sin embargo, para José María Rueda, el que haya líneas que pasen a tener una frecuencia de 60 minutos, como la S-O, que conectará el Serrallo y Bola de Oro con el intercambiador del Palacio de Congresos, podría imposibilitar el transbordo de viajeros.

¿POR QUÉ SE HA ELIMINADO LA LÍNEA DEL CEMENTERIO?

Rueda también se ha referido a la supresión de la actual línea que une el cementerio y la capital: “el usuario se merece que se mantenga esta línea, se podía haber tenido un poquito más de sensibilidad”, ha denunciado el socialista, que no cree que la solución pase por que los granadinos que necesiten desplazarse hasta el camposanto utilicen el autobús turístico. 

En definitiva, para el responsable socialista el nuevo sistema se ha planteado para expulsar al usuario del transporte público, “ahí está el cazamultas, o la metralleta, como le llaman los taxistas”, ha concluido Rueda.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Vaya mierda de bus ni que fuera granada Madrid para tener 2 intercambiadores un caos para coger el autobús ..yo ya paso de bus a comprarse una moto que ya tardaré una hora del zaidin a gran via