Lunes, 27 Marzo, 2017

Los hoteleros esperan cerrar el año con los niveles de rentabilidad más altos desde 2008

Se hacen eco de las previsiones de mejora en ingresos y el incremento de las pernoctaciones, según el Observatorio de la Industria Hotelera

Pernoctaciones en hoteles como parte del impulso de la economía | Foto: E.P.


image_print

Los hoteleros ven con “optimismo” la temporada invernal y sus perspectivas son cerrar el año con un niveles de rentabilidad “muy positivos” hasta alcanzar los niveles más altos desde 2008, año del inicio de la crisis, principalmente por las previsiones de mejora en ingresos y el incremento de las pernoctaciones, según el Observatorio de la Industria Hotelera, elaborado por PWC y la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

Más del 66,8% de los hoteleros encuestados prevé un aumento de los precios medios por habitación, factor que provoca un incremento del 44% en este índice hasta alcanzar los 81,8 puntos, los mas altos desde el año 2008, según este informe presentado hoy en Madrid.

Así las cosas, las perspectivas de los hoteleros respecto a la rentabilidad crecen un 27,1%, hasta alcanzar los niveles más altos desde 2008, y situarse en niveles “optimistas”. El índice se sitúa en los 72,7 puntos motivado principalmente por las previsiones de mejora en ingresos.

El índice OHE Hotelero para este invierno alcanza valores optimistas por primera vez desde 2008, con 71,10 puntos, experimentando un fuerte aumento del 35,43% con respecto al invierno de 2014.

“Las previsiones de los touroperadores tradicionales y el incremento de ventas por medios ‘online’ permiten predecir una temporada de consolidación de la recuperación”, afirmó el presidente de la patronal hotelera, Juan Molas, quien no obstante advirtió que es necesario seguir trabajando en un sector “muy sensible”.

El informe muestra sin embargo un mantenimiento de la estancia media para lo que resta del año en valores de estabilidad, con apenas crecimiento del 1% hasta alcanzar los 48,5 puntos. Destaca la mejora en las expectativas sobre el número de turistas nacionales en la franja de duración menor a tres días y el decrecimiento en la franja de duración mayor a 45 días. En cuanto a las pernoctaciones, el índice se sitúa en niveles optimistas, alcanzando los 74,3 puntos y mejorando un 47,7% con respecto a la temporada anterior.

Respecto a las plazas, el 76,22% de los encuestados espera que se mantenga igual que el invierno anterior y un 17,75% que aumente. Las predicciones apuntan a que el número de viajeros tanto nacionales como extranjeros aumentará en la temporada de invierno.

“Estas cifras nos hacen ver que la demanda sigue fuerte y que España tiene producto para ofrecer a todo tipo de viajeros. Sin embargo, es necesario que no se siga produciendo un aumento de la economía sumergida por lo que urge el establecimiento de una reglamentación específica para la vivienda privada”, indicó el secretario de la Confederación, Ramón Estalella.

LOS ATENTADOS EN PARÍS NO IMPACTAN EN LAS RESERVAS

Desde la patronal hotelera, abogan también por seguir trabajando en altos niveles de eficiencia en la seguridad de los desplazamientos y evitar medidas que provoquen restricciones en el tráfico de personas”, justificó Molas.

En esta línea, los hoteleros confirmaron que los atentados de los últimos días registrados en París no han provocado ninguna situación anómala en las reservas hoteleras españolas, sobre todo en zonas como Canarias, importante receptor de turistas invernales.

“No hemos notado ninguna repercusión. Canarias tendrá una excelente temporada ya que no hemos detectado cambios en actitud en relación con el flujo de llegada de turismo extranjero”, explicó Molas.

A esto se suman, las buenas previsiones en otras zonas como Costa del Sol, Baleares o Levante donde hay positivas perspectivas incluso con más aperturas de negocios que en años anteriores.

Molas también destacó las buenas perspectivas del turismo de congresos y eventos (MICE), especialmente destacado en ciudades como Madrid y Málaga que han crecido exponencialmente al tiempo que se han mantenido otras como Barcelona, San Sebastián y Bilbao.

CRECE LA DEMANDA

El crecimiento constante del turismo en toda Europa, el incremento anual de turistas extranjeros en España, la anticipación de reservas o la recuperación económica española son algunos de los factores que motivan el optimismo de los hoteleros, que prevén una buena temporada de invierno 2015.

“La demanda sigue fuerte y España tiene producto para ofrecer a todo tipo de viajeros. Sin embargo es necesario que no se siga produciendo un aumento de la economía sumergida por lo que urge el establecimiento de una reglamentación específica para la vivienda privada”, indicó el secretario de la Confederación, Ramón Estalella.

El estudio muestra una mejora en las expectativas de los agentes del sector, basándose este optimismo en el número esperado de pernoctaciones, el incremento del precio y la rentabilidad para la temporada de invierno analizada. Así todos los indicadores alcanzan niveles optimistas, exceptuando la oferta de plazas y la estancia media, que no superan los 60 puntos a pesar de la mejora con respecto al año anterior.

“Este invierno habrá una mayor demanda, lo que unido una subida de precios y mayores márgenes, nos hace acercarnos a cifras de 2008 aunque sin rebasarlo todavía”, explicó el socio de Turismo de PWC en España, Alvaro Klecker que justifica este tirón por el incremento de la demanda interna, un menor desempleo y como consecuencia un mayor consumo.

En su opinión, el futuro se puede afrontar con optimismo gracias a una oferta más diversificada y de mas calidad con un mayor conocimiento de la oferta y de la demanda y con un sostenimiento en el precio del crudo para beneficio de los precios de los transportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *