Viernes, 24 Marzo, 2017

Los helados con los sabores más extraños del mundo

¿Estás seguro/a que en la variedad está el gusto? Pues atento/a que empezamos con la temporada...

Cocina de Urgencia para Universitarios | @cupu_UGR


image_print

No, no está el tiempo para helados. Según AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) hasta el domingo nos esperan lluvias y temperaturas que no sobrepasan los 15 grados y, aun así, los famosos Italianos granadinos acaban de abrir la temporada. Y sí, venden helado. Y está muy bueno… pero no todos son así.

El helado, esa masa congelada de lácteos y frutas, entre otros, suelen ser éxito de ventas en verano. Incluso en primavera, o épocas tan frías como el otoño e invierno, el helado se consume sin pensar en la temperatura ambiente. En España, consumimos, según la Asociación Internacional de Productos Lácteos, unos 6’5 litros al año. El primer puesto se lo lleva Nueva Zelanda con 26 litros anuales. Pero vamos, esa cantidad que nos han encasquetado me parece un poco desdeñable y más con el calor de aquí.

Si eres granaíno o llevas algún tiempo en la ciudad seguro que conoces varios sitios para tomar helado que sean famosos. Un ejemplo son Los Italianos. Y hacen unos helados riquísimos, pero la cassata como especialidad no se puede comparar con el helado de boquerones en vinagre que preparan en Málaga o con los helados de fresa con apio de Little Baby’s Ice Cream en Filadelfia, Estados Unidos.

¿Estás seguro/a que en la variedad está el gusto? Pues atento/a que empezamos con la temporada…

ESPAÑA

Puede que sea un sabor topicazo, pero sí, tenemos helado que sabe a chorizo. Los guiris (con cariño) hacen paellas con él y nosotros nos echamos las manos a la cabeza pero, ¿a quién se le ocurrió hacer un helado que repite al eructar? Si no te gusta esa opción, puedes cambiarlo por otro en la Heladería Llinares (Valencia):

22

  • Gazpacho,
  • Sardinas,
  • Aceituna negra,
  • Jamón serrano,
  • Lentejas a la riojana (perfecto para madres con niños complicados),
  • Salmón (dudamos que venga de Noruega),
  • Espagueti, empanada gallega, fabada, callos o tortilla de patata, gintonic, mostaza,
  • Caldereta de bogavante, RedBull, pepino, cebolla con bacon, berberechos, ANTIGRIPAL, caldo de pollo, centollo, chili con carne, cocido madrileño, espárragos, kétchup, jamón york, cerveza, mejillones al escabeche, morcilla, vinagre…

11

Y de paso:

Ajoblanco (en Málaga),

– Mantecado (por si en la Navidad no tenías bastante o te ha sobrado de la Cuajada de Carnaval. Bendito sea, ¡gástalos ya!).

Pues sí, una bomba. Y si te quedas con ganas de más te pueden ofrecer el postrecito con un heladito de pestiños (ahora para la Semana Santa viene de lujo, sí), de queso de cabra (lo he probado y está malísimo) o té. Después seguro que te regalan un Almax, un sobrecito de sal de frutas o te invitan a rezar por si acabas “espichándola” como una chinche, ¡dios santísimo que empacho!

ESTADOS UNIDOS

En Estados Unidos a la gente no le da miedo hacer extrañas y apocalípticas mezclas en sus heladeras. Tampoco tienen miedo a que sus papilas gustativas la palmen aunque bueno, si pensamos que el frío adormece, normal que puedan echarse a la boca semejantes sabores de helado que te pongo ahora. En la variedad está el gusto, sí. O donde la espalda pierde su nombre… En la heladería Little Baby’s Ice Cream en Filadelfia puedes encontrar más de 128 mezclas divididas por grupos: los helados que están todo el año, algunos que están a temporadas (suponemos que la de verano) y los especiales. Y dicen en la web que sus helados están pensados para gente con la mente abierta. Sin palabras.

En este local los más extraños que tienen son de:

  • Cerveza de abedul y vainilla: por lo visto al alcalde de Filadelfia le gusta y lo ha probado dos veces. La primera vez fue curiosidad, la segunda no sabemos si fue suicidio.
  • Pimienta negra, nueces y mantequilla: sin palabras.
  • Chile chipotle y chocolate: un pimiento que pica y está ahumado. Con chocolate, sí.
  • Juguillo de los pepinillos y eneldo picado.
  • Canela ahumada: canela, con humo líquido, chile chipotle y azúcar moreno.
  • Calabaza y curry: curry amarillo con calabaza. Para valientes.
  • Absenta y semillas de amapola: dicen que se te aparece un hada verde. Vamos, “la muerte pelá”.
  • Chocolate y salsa Teriyaki.
  • Manzana verde con ajo.
  • Jerk: el jerk es una mezcla de especias jamaicana para pollo y que pica. ¡PICA MÁS QUE UNA MANADA DE PAVOS ENMALLAOS!
  • Aceite de oliva y romero.
  • Salsa ranchera.
  • Sushi: avisan que no tiene pescado crudo y ya de paso que es de los raros. El que avisa no es traidor.
  • Sopa de tomate y queso gratinado.
  • Kale o col rizada.

En esta heladería de Columbia, la Sparky’s, puedes encontrar helados caseros. Y fíjate si son caseros y originales que los empleados, si no son aprensivos, cogen CIGARRAS del campo y las cuecen, les arrancan las alas (algunas las usan como decoración y topping) y las rebozan de chocolate y azúcar moreno. Dicen que saben a cacahuete… A saber quién se fía de ellos. Luego, a la base de azúcar moreno y mantequilla le echan las cigarras y ya tienes tu helado de bichos autóctono. Es bien conocido y el día que ponen el helado de cigarra a la venta se suele agotar rápidamente. Esto lo hacen cada 13 años (no se por qué), por lo que pronto, en 2024, volverán a sacar una remesa de helados de “bicho”.

Por cierto, en California, tenemos la ciudad de Gilroy. Ciudad orgullosa por celebrar el “Festival del Ajo” y sí, hacen helado de ajo. Y les encanta. Ciudad libre de vampiros al 100%.

33

RESTO DE EUROPA

En Francia tenemos el caso del helado de foie gras de pato acompañado con helado, también, de frutas (uva con denominación de origen). Y también de caviar. Una pijada.

En Londres, al contrario, no quieren que veas sus helados. No al menos a la luz del sol porque tienen uno que brilla en la oscuridad. En sus ingredientes tiene proteína de medusa y a más lo lames, más brillante se vuelve. Una locura que viene de la empresa  “Lámeme, estoy delicioso”. Por cierto, no es novedad, pero están como un cencerro. Hacen colonias que se comen…

44

 

 Pero si aún quieres más transgresión te puedo ofrecer, en Londres de nuevo, un heladito de agua bendita y absenta o, por el contrario, de leche materna. Si te consideras valiente, en Covent Garden tienes tu sitio. Acude a The Icecreamist para probarlos.

Por otro lado, para darle un toque representativo, vamos a comentar el caso del helado con sabor a Coronation Chicken. Esta receta de pollo, originalmente se inventó para la coronación de la reina Isabel II, y seguramente la hayas probado si has ido a Reino Unido. Consiste en una mezcla de pollo, crema de curry y mayonesa más pasas. Y de ahí salió el helado, del amor incondicional a la reina madre…

JAPÓN

¡Ay, niños y niñas si pensabais que Japón no iba a aparecer por aquí…! Pues claro que sí. No se si se llevan la palma pero al menos los helados, si se salen de lo usual, son asquerosos como el que más. Ahí va una colección de helados de…:

  • Cactus: hecho con agua extraída del cactus.
  • Alas de pollo o pata de cerdo: sin palabras…
  • Cangrejo: en Hokkaido es típico el marisco y de paso, el cangrejo.
  • Anguila: por lo visto la anguila es un súper manjar en Japón, así que ahí tienes tu súper helado.
  • Pescado y brandy: No sabría explicarte por qué comen estas cosas pero suele ser hecho de sardinas o saury y gambas bañadas en brandy. Inexplicable. ¿A quién demonios se le ocurrió hacer helado de pescado? A ellos.
  • Pulpo o aleta de tiburón.
  • Wasabi: buena idea para sushi en verano.
  • Salsa de soja o tinta de calamar.
  • Ostras fritas, gambas fritas o erizo de mar.
  • Serpiente, lengua de vaca o carne cruda de caballo.
  • Alubias Natto: son unas famosas alubias de soja fermentadas japonesas. Huelen fatal, a perros muertos, a podrido (literal)…
  • Huevo cocido con mazapán.
  • Ensalada o de algas wakame.

55

 

OTROS LUGARES DISPARES: LOS CASOS DE ALASKA (EEUU) Y VENEZUELA.

En Alaska (EEUU), puedes encontrar un tipo de helado típico llamado Akutaq. El Akutaq es un helado hecho a base de espuma de grasa mezclada con bayas y frutas del bosque, con pescado o carne (desde pescado blanco a sebo de reno, de alce, morsa o caribú o aceite de foca). A todo eso se le añade azúcar y carnes y pescados que te sobren. Telita marinera. Cualquiera se mete una cucharada de ese “helado” en la boca. Aun así, está la versión con frutas y nata y la versión original. Tú eliges cuál hacer o comprar. Aquí abajo tienes un video en YouTube donde te explica un poco sobre él y te enseña a hacerlo. Y de paso se lo hacen comer a un chaval sin que se entere… Curioso.

Y finalmente, tenemos al magnífico helado de VIAGRA que hacen en Mérida (Venezuela). La famosa heladería que lleva a cabo este dulce es la famosa Heladería Coromoto. De un precioso color azul, el helado de viagra no tiene como base al afamado fármaco de Sildenafilo, sino que se compone de una mezcla secreta (como la Coca-Cola) de plantas, hierbas e ingredientes secretos que dicen que son afrodisíacos.

Este resumen es solamente una parte de todos los helados raros y extravagantes de este loco mundo. ¿Conoces tú alguno chocante? Por cierto, por si no nos volvemos a ver tras probar un helado extraño y morimos como ratones… ¡Que aproveche ese cuerpecillo del helaíco!

Un artículo de Cocina de Urgencia para Universitarios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *