Martes, 21 Noviembre, 2017

            

Los grandes líderes del socialismo andaluz salpicados por los ERE

Griñán y Chaves llamados por el Tribunal Supremo, y la cúpula socialista asegura confiar en la honradez de los dos veteranos políticos

Los ex presidentes de la Junta de Andalucía, durante una comparecencia a la prensa


image_print

La noticia de la jornada no podía ser otra que la fuerte sacudida que ha hecho tambalear los pilares del socialismo andaluz. El caso de los ERE irregulares ha llegado hasta dos de las figuras claves del PSOE, y antiguos presidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha abierto una causa contra los ex dirigentes.

Con el informe favorable de la Fiscalía, la Sala de lo Penal del Supremo ha asumido también la investigación sobre los exconsejeros José Antonio Viera y Gaspar Zarrías, en su calidad de diputados del Congreso como hace con Chaves; y de la también exconsejera de Andalucía Mar Moreno, en su calidad de senadora, como hace con el expresidente José Antonio Griñán. Respecto a las otras personas no aforadas, ha acordado que el procedimiento continúe en el órgano competente.

El Supremo, que ha nombrado a Alberto Jorge Barreiro instructor del caso, ha hecho público un auto, en el que hace constar que en este momento procesal le corresponde exclusivamente a la Sala verificar si en la exposición motivada que le ha sido reenviada se consignan hechos que, “según una valoración muy provisional pudieran ser delictivos, y si existen indicios consistentes, o dicho de otra forma, principios de prueba de la participación en ellos de las personas aforadas”.

El Tribunal se hace eco de la exposición razonada de la jueza Alaya para afirmar que de los indicios contra los aforados “derivan de su posición de alta y especial responsabilidad política” dado los cargos que desempeñaban y de su intervención en las decisiones de “creación o mantenimiento del sistema que facilitaba esa forma de proceder e incluso, respecto a alguno de ellos, en la ejecución de actuaciones concretas de aplicación del referido sistema”.

El resto de acusados en el caso de los ERE deberán seguir siendo investigados por el órgano competente, “sin perjuicio de que remita a esta Sala todo aquello que tenga relación con las personas aforadas ante la misma”.

REACCIONES A ESTA DECISIÓN JUDICIAL

Desde el propio partido socialista, su actual presidenta en Andalucía, Susana Díaz, ha expresado, nada  más conocerse estos hechos, que cree en la “honestidad y honradez” de sus antecesores en el cargo, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que van a acudir a declarar al Tribunal Supremo, porque “no tienen nada que ocultar y nada que temer”.

En declaraciones a los periodistas en el Parlamento, ha manifestado que lo que ha hecho hoy el Supremo es abrir una causa y ellos han dicho que “voluntariamente quieren declarar, porque no tienen nada que ocultar y nada que temer”. “Están en su derecho de ir al TS y explicar aquello que quieran aclarar, con normalidad”, ha apuntado.

Es más, la presidenta ha valorado especialmente esa decisión de Griñán y Chaves, porque los españoles “no están muy acostumbrados” a que dirigentes políticos y representantes públicos, voluntariamente, “quieran explicar las cosas, algo que solo se hace cuando no hay nada que ocultar ni que temer”.

Ha agregado que si, cuando el Tribunal Supremo haga el trabajo que tiene que hacer, hay indicios de delito y, por lo tanto, “se puede imputar un delito a algún aforado del PSOE, yo seré la primera que le pediré que abandone su escaño”. Se ha mostrado convencida de que ello lo harán también todos los órganos del partido a nivel nacional.

Por su parte, el presidente del Partido Popular de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, que compareció ayer ante los medios en Granada, junto a la Secretaria General PP Andalucía, Dolores López, y el presidente provincial del PP de Granada, Sebastián Pérez, para hacer una valoración sobre los acontecimientos ha manifesado que es algo muy “triste para Andalucía, porque se amplía la sospecha sobre la gestión de 20 años de gobierno de la Junta de Andalucía por el PSOE de Chaves y Griñán”, puesto que “el Supremo ve indicios suficiente de delitos del señor Chaves y el señor Griñán y por eso ha abierto la causa”.

Asimismo, Bonilla incidió en que los andaluces quieren “una actuación rápida de la justica y quieren la verdad, caiga quien caiga”, además de querer saber “si ha habido desvío de fondos”, por lo que pide que “todo ese dinero público vuelva a las arcas públicas”.

En esta línea, el popular hizo hincapié en que “quieren saber si el señor Chaves y Griñán cooperaron en esa gestión irregular y adonde ha ido ese dinero”.

Desde el panorama nacional, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha puesto en valor que la decisión del Tribunal Supremo de abrir una causa contra los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán es “la oportunidad de que una vez por todas este asunto se esclarezca” y de los dos exdirigentes puedan “defender y aportar” sus valoraciones en esta investigación judicial.

En declaraciones a los periodistas, Sánchez ha insistido en que hay que respetar la presunción de inocencia de Chaves y Griñán y ha garantizado que, una vez se vaya desarrollando la investigación, el PSOE actuará “en consecuencia” con las decisiones judiciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *