Martes, 11 de Diciembre de 2018

            

Los gimnasios de Granada “pierden peso” este verano

Varios centros deportivos de la ciudad apuntan que pierden una media de un 35% de sus clientes durante el periodo estival

Imagen de una sala de spinning del gimnasio Be One | Foto: https://beone.es/
José David Villén Martínez


image_print

Clases abarrotadas, taquillas llenas, máquinas ocupadas…Esta puede ser la imagen de un gimnasio durante todo el año, menos en verano, cuando la asistencia a los mismos baja considerablemente. Muchas personas acuden a los centros deportivos para eliminar los excesos de fiestas como la Navidad. Posteriormente, el objetivo es otro, comienza la denominada `operación bikini´, que finaliza a comienzos de verano y deja a los gimnasios con menor afluencia de deportistas de todo el año.

En Granada, los gimnasios acusan especialmente la vuelta de los estudiantes a sus lugares de origen, también, aunque en menor medida, a la gente que se va de vacaciones. Con la reducción de usuarios, que, según los centros BeOne y Yo10, se sitúa en torno al 35%, se respira un ambiente de tranquilidad, taquillas sin ocupar, duchas libres y máquinas donde elegir.

En la mayoría de gimnasios se ofrecen tarifas especiales para esta época, a precios mucho más reducidos que durante el resto del año. En el caso del gimnasio BeOne ofrecen bonos de seis accesos, que suelen ser adquiridos por turistas o gente que pasa una estancia corta en la ciudad.

Debido a la poca afluencia de usuarios también disminuyen el número de actividades dirigidas, y algunos centros cierran los domingos, cuando el resto del año abrían todos los días. También realizan campus de verano para niños, como es el caso de Yo10, entre otros.

El público que, visiblemente se nota más su ausencia en estos meses es el estudiantil. La mayoría de ellos regresan a sus municipios de origen, y en su lugar, “regresa gente que durante el año trabaja fuera y extranjeros que visitan la ciudad”, afirman desde el Gimnasio Triunfo.

La baja actividad de los meses estivales contrasta con el mes de septiembre, cuando se produce el mayor repunte de altas de todo el año. Como indican desde McFit, con el comienzo del curso y el regreso de las vacaciones, en la primera quincena, sobre todo jóvenes, acuden a informarse sobre tarifas y promociones. A partir del día 15 la mayor parte de la gente comienza a inscribirse, tanto, que muchos centros tienen que reforzar sus plantillas contratando a más personal.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.