Domingo, 16 de Diciembre de 2018

            

Los gigantes de la alimentación se vuelven ‘healthy lovers’

Las grandes superficies también están modernizando su oferta y compiten entre ellas para darles espacio a las propuestas acordes con el estilo de vida más saludable

EP


image_print

Las exigencias de los compradores cada vez están más orientadas hacia alimentos sanos y, por esa razón, estamos asistiendo a un renacimiento de las marcas por intentar eliminar gran parte de los ingredientes dañinos para la salud y ofrecer productos más naturales para mantener a los consumidores de siempre y fidelizar a otros nuevos. Gracias esta nueva demanda, los establecimientos se ponen a prueba y demuestran que también hay espacio para propuestas acordes con el estilo de vida de hombres y mujeres que cada vez se quieren cuidar más.

A la vez, las grandes superficies también están modernizando su oferta haciendo que estas renovaciones ya formen parte de un momento actual en el que los datos sobre lo que consumimos a diario siguen alertando sobre la calidad de vida y comienza una preocupación constante hacia nuestro cuerpo y nuestra salud. El último análisis en demostrarlo ha sido el de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN). En el “Estudio sobre el Contenido en Azúcares en Determinados Grupos de Alimentos y Bebidas”, se analizó el azúcar en determinados alimentos y se propusieron soluciones ante el incremento que se está produciendo, como el avance en las políticas de prevención de la obesidad, el acercamiento de entornos y opciones saludables o la mejora de la calidad nutricional de alimentación en nuestro país.

Es por todo esto que encontramos ejemplos como Carrefour BIO, que propone productos certificados procedentes de la producción ecológica, garantizando calidad y seguridad alimentaria. Otros grandes supermercados como Lidl, Alcampo, Aldi, o Eroski también reconocen la importancia del producto ecológico y sus marcas blancas compiten directamente con otros monopolios, activando un mercado en el que la competencia por la salud está constantemente en alza.

En paralelo, son muchas las empresas que llevan tiempo estudiando y reformulando sus productos e implementando estrategias de reformulación por iniciativa propia, con el objetivo de reducir el contenido de azúcares y/o grasas saturadas y/o sal en algunos productos y otras medidas específicas del sector de la fabricación y distribución. Es el caso de McDonalds, empresa que acaba de anunciar nuevos cambios en sus conocidos menús Happy Meal para que los niños coman alimentos más saludables, eliminando grasas y acercándose más a una dieta infantil correcta y equilibrada.

Otras marcas ya nacen confiando en ofrecer un producto sano desde el principio, como por ejemplo, la marca pionera Yummeat, sinónima de golosinas 0%. La principal características de estos dulces es que no tienen grasa ni azúcares y, por ello, resultan saludables para cualquier consumidor, incluidos para los diabéticos o los niños, ya que no causan caries y el sabor se mantiene para disfrutar sin remordimientos ni preocupaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.