Sábado, 25 Marzo, 2017

Los fraudes más comunes en las ofertas de trabajo de Internet

Una de las formas más simples de estafa laboral es el envío masivo de ofertas que publicitan trabajo "instantáneo" y que prometen grandes beneficios sin requerir experiencia laboral previa



image_print

Las estafas laborales a través de Internet son cada vez más habituales, sobre todo en un país con un nivel de paro como el que tiene España.

Aprovechándose de la desesperanza de las miles de personas que buscan un puesto de trabajo, se intenta estafar a los parados mediante falsas ofertas de empleo en la red, diseñadas especialmente para sacarles dinero u obtener de ellos información financiera o personal que posteriormente se revende a un tercero.

Una de las formas más simples de estafa laboral es el envío masivo de ofertas que publicitan trabajo “instantáneo” y que prometen grandes beneficios sin requerir experiencia laboral previa o cualificación profesional.

Algunos anuncios animan a los demandantes de empleo a encontrar trabajo llamando a un teléfono de tarificación adicional para que soliciten información sobre el proceso de selección, dejándoles en espera durante mucho tiempo. Otras ofertas piden al candidato el envío de uno o varios SMS que no serán nunca respondidos por la empresa responsable del supuesto proceso de selección.

También existen los “cursos estafa”, en los que se reclama al desempleado que desembolse dinero, a veces miles de euros, para recibir un curso de formación ‘online’ que le abrirá las puertas a un puesto de trabajo.

Otra forma de estafa es la venta piramidal, consistente en la compra de productos de una empresa para después revenderlos, y las ofertas de empleo para el sector de la construcción en el extranjero, en las que se precisa de un pago para afrontar los gastos de gestión de un trabajo “muy bien remunerado” en otro país.

Por último, está el ‘scam’, una modalidad de estafa que se sirve del correo electrónico para divulgar una oferta de empleo fraudulento. Se trata de empleos en los que se puede teletrabajar desde casa realizando operaciones bancarias, “de forma cómoda y con altos beneficios para el trabajador”.

Lo que se esconde detrás de esto es el blanqueo de dinero, pues al empleado se le exige disponer o abrir una cuenta bancaria, a la que se realizarán transferencias para su posterior reenvío al extranjero.

¿CÓMO EVITAR ESTAS ESTAFAS?

Actualmente, uno de cada cuatro fraudes en Internet proviene de ofertas de empleo falsas. La empresa de recursos humanos Adecco ofrece una serie de consejos para evitarlos con motivo de la celebración este domingo del Día Internacional de la Seguridad de la Información:

Prestar atención a cualquier aspecto de una oferta laboral que despierte sospecha o desconfianza.

Buscar empleo a través de páginas web fiables y oficiales, que garanticen la protección de los datos.

– Tener en cuenta que cualquier proceso de selección va precedido de una entrevista personal, sin que sean prácticas habituales las contrataciones ‘online’ o a través del teléfono.

No realizar pagos por participar en procesos de selección ni ofrecer datos bancarios o de tarjetas de crédito.

Desconfiar cuando el salario de la oferta sea muy superior a la media del mercado.

Dudar cuando no se solicite formación o experiencia previa porque las “ofertas de empleo milagro” no existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *