Jueves, 25 Mayo, 2017

Los estudiantes reclaman a la UGR un calendario “claro” de la supresión de los exámenes de septiembre

La idea de la universidad granadina es reordenar con esta medida el plateamiento académico, lo que implicaría, entre otros asuntos, que las clases empiecen unos diez días antes

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Coordinadora Sindical Estudiantil ha lamentado que la Universidad de Granada “no haya tenido en cuenta” a los estudiantes en su pretensión de suprimir la convocatoria de exámenes de septiembre y trasladarla al mes de julio y le ha reclamado que “ponga encima de la mesa” un calendario de aplicación de esta reforma.

La idea de la universidad granadina es reordenar con esta medida el calendario académico, lo que implicaría, entre otros asuntos, que las clases empiecen unos diez días antes.

Desde la Coordinadora afirman que existen “muchas variables sueltas” que aún no han sido aclaradas sobre esta reforma que “afecta al funcionamiento de toda la universidad”.

Adelantar la convocatoria extraordinaria de exámenes a julio puede perjudicar a aquellos estudiantes que aprovechan este periodo turístico para trabajar y, de ese modo, pagarse el curso, ha señalado en declaraciones a Europa Press Andrés Zabala, de la CSE.

El colectivo también pone en duda que la medida sea positiva “desde el punto de vista pedagógico”, en tanto que no transcurre demasiado tiempo entre los exámenes finales y la convocatoria extraordinaria en julio.

Junto a ello lamentan que, “en el momento en el que estamos, cuando parece que la decisión está prácticamente tomada, no se haya tenido en cuenta de manera participativa al conjunto de los estudiantes”, ya sea a través de la Coordinadora Sindical Estudiantil o de la Delegación General de Estudiantes, donde la medida no ha sido aún objeto de votación.

Para que el conjunto de los estudiantes pueda tener “una postura clara”, reclaman al rectorado que “ponga encima de la mesa un calendario de aplicación” de esta reforma, con las fechas de los exámenes finales.

Las clases empiezan ahora en torno al 22 o el 23 de septiembre y la supresión de la convocatoria de septiembre permitiría adelantarlas unos diez días.

Desde la UGR afirman que de este modo los alumnos iniciarían el curso sabiendo de qué se tienen que matricular y qué grupos de prácticas se pueden hacer, con un postgrado que puede empezar a tiempo, ya que ahora lo hace demasiado tarde al haber estudiantes que finalizan en septiembre que quieren apuntarse a un máster.

Defiende la universidad que así habría una mayor coordinación entre las distintas acciones, facilitando la movilidad de los estudiantes, de forma que cuenten con plazos más adecuados, y pensando también en la captación de estudiantes extranjeros, pues ahora se pierden porque no pueden preinscribirse hasta muy tarde.

El cambio de los exámenes de septiembre a julio, que ya está implantado en buena parte de España en la línea del modelo europeo, es especialmente demandado desde el área de administración, en tanto que “ahora cuando comienzan las clases aún hay alumnos matriculándose, estudiantes alterando matrículas o algunos a los que a lo mejor no les ha salido el acta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *