Jueves, 19 enero, 2017

Los datos clave sobre el virus Zika que las familias con mujeres embarazadas deben conocer

Son muchas las familias que no son conscientes, según una nueva encuesta realizada por la Escuela T. H. Chan de Medicina de la Universidad de Harvard, en EEUU

Foto: RICARDO MORAES / REUTERS
E.P.


image_print

Muchas personas en hogares de Estados Unidos en los vive una mujer que está embarazada o está pensando en quedarse embarazada en los próximos 12 meses no son conscientes de los hechos clave sobre el virus Zika, según una nueva encuesta realizada por la Escuela T. H. Chan de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

La encuesta representativa nacional de 1.275 adultos, con 105 que vivían en hogares donde alguien está embarazada o está pensando en quedarse embarazada en los siguientes 12 meses, se realizó entre el 2 y el 8 de marzo de este año, en cooperación con ‘National Public Health Information Coalition’ (NPHIC), una organización de funcionarios estatales y locales encargados de los mensajes de salud pública.

Entre las personas en los hogares donde alguien está embarazada o pensando en quedarse embarazada, los investigadores encontraron que aproximadamente uno de cada cuatro (23 por ciento) no son conscientes de la asociación entre el virus Zika y las posibles asociaciones con el defecto de nacimiento microcefalia.

Uno de cada cinco (20 por ciento) cree, erróneamente, que existe una vacuna para proteger contra el virus Zika y aproximadamente cuatro de cada diez (42 por ciento) no se dan cuenta de que el virus Zika se pueden transmitir sexualmente, además de que una cuarta parte (25 por ciento) piensa que las personas infectadas con el virus Zika es “muy probable” que muestren los síntomas. Estos resultados sugieren que este segmento clave de la población no tiene la información más reciente del virus Zika presentada por los funcionarios de salud pública.

“Tenemos una ventana clave antes de la temporada de mosquitos para preparar a las comunidades dentro de la parte continental de Estados Unidos con el fin de corregir las percepciones erróneas sobre el virus Zika para que las mujeres embarazadas y sus parejas puedan adoptar las medidas adecuadas para proteger a sus familias”, dice Gillian SteelFisher, director de la encuesta y científico de investigación en el Departamento de Política y Gestión de la Salud en la Escuela Chan de Harvard.

El público en general también tiene percepciones erróneas sobre el virus Zika, como detectaron los investigadores. Cuatro de cada diez creen equivocadamente que la infección por el virus Zika en mujeres puede causar perjuicios en futuros embarazos y aproximadamente cuatro de cada 10 (39 por ciento) piensa que si una mujer que no está embarazada se infecta con el virus Zika, es probable ( “muy” y “algo”) que genere daños en los embarazos futuros.

Esto contrasta con las últimas evidencias científicas de las que han informado los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que sugieren que la “infección por el virus Zika en una mujer que no está embarazada, no supondría un riesgo de malformaciones congénitas en embarazos futuros, una vez que el virus ha sido eliminado de su sangre”, lo que tarda aproximadamente una semana.

PELIGRO POR DESCONOCIMIENTO DE LAS VÍAS DE TRANSMISIÓN

Aunque la mayoría del público (87 por ciento) que entiende que el virus Zika es transmitido por mosquitos, muchos de ellos tienen otras ideas erróneas sobre su transmisión. Aproximadamente uno de cada cinco (22 por ciento) no es consciente de que el virus Zika se puede transmitir de madre a hijo durante el embarazo y más de una cuarta parte (29 por ciento) no sabe que se puede pasar a través de transfusiones de sangre.

Cuatro de cada diez (40 por ciento) no tienen información de que puede transmitirse por vía sexual y cerca de un tercio (31 por ciento) piensa que el virus Zika se pasa a través de la tos y los estornudos. SteelFisher subraya: “Estas percepciones erróneas sobre la transmisión del virus Zika podrían llevar a la gente a tomar precauciones innecesarias o inadecuadas, como hemos visto en otros tipos de brotes”.

Pocas personas entienden que lo más probable es que una persona que está infectada con el virus Zika no muestre síntomas. Casi tres cuartas partes (71 por ciento) dicen que una persona infectada con el virus Zika es probable (“muy” o “algo”) que muestre síntomas y aproximadamente dos tercios (68 por ciento) señalan a la fiebre como síntoma comú, pero otros síntomas son mucho menos identificado con frecuencia (dolor de cabeza: 49 por ciento; dolor en las articulaciones: 41 por ciento; erupción: 34 por ciento; conjuntivitis u ojos rojos: 18 por ciento).

Además, aproximadamente un tercio (35 por ciento) opina incorrectamente que la tos y los estornudos son los síntomas de la enfermedad provocados por el virus Zika. Por otra parte, casi tres cuartas partes de la población (71 por ciento) no son conscientes de la existencia de un vínculo entre el virus Zika y el síndrome de Guillain-Barré, el cual puede causar parálisis.

La mayoría de los mosquitos apoyan la fumigación si hay casos de virus Zika en las zonas donde viven. Más de cuatro de cada cinco (81 por ciento) aprobaría el rociado de la tierra y aproximadamente dos tercios (66 por ciento) están de acuerdo con pulverización desde el aire.

En cuanto a las precauciones personales, dos tercios de la población (67 por ciento) dicen que rutinariamente toman precauciones personales durante el verano para evitar las picaduras de mosquitos. En total, más de la mitad informan de emplear repelente de mosquitos (56 por ciento) o eliminar el agua estancada (55 por ciento). Un poco menos de la mitad reemplaza o repara las pantallas de la ventana (46 por ciento) o evita actividades y áreas que podrían ponerlos en contacto con los mosquitos (43 por ciento) y algo menos (39 por ciento) dice usar mangas largas y sólo una pequeña fracción (16 por ciento) utiliza un mosquitero.

Aproximadamente tres cuartas partes de la población (78 por ciento) están siguiendo las noticias sobre el brote actual del virus Zika e, incluso, cerca de la mitad (52 por ciento) dicen que están siguiendo las noticias “muy” o “algo” de cerca. Sólo una cuarta parte de la población (25 por ciento) dicen que están preocupados (“muy” o “algo”) de que ellos o alguien en su familia inmediata puedan infectarse con el virus Zika en los próximos 12 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *