Sábado, 27 Mayo, 2017

Los cruceristas del Saga Pearl II apuestan por el destino de la Costa Tropical

La colaboración entre Puerto y el Ayuntamiento de Motril ha propiciado que el crucero Saga Pearl II haga una de sus paradas en la Costa Tropical

Crucero en el puerto de Motril


image_print

Este miércoles hace escala en el Puerto de Motril el crucero Saga Pearl II, uno de los grandes barcos de pasaje de la temporada, y cuya principal particularidad es que la totalidad de sus ocupantes han optado por quedarse en la Costa Tropical para adentrarse y conocer el destino más inmediato y cercano, como distintos recorridos panorámicos, la destilería de Ron Montero, o la Casa de los Bates, una singular construcción del siglo XIX, anclada sobre una colina sobre la que se divisan unas incomparables vistas al mar, Sierra Nevada, y las vegas de Motril y Salobreña. A bordo del Saga Pearl II viajan 412 pasajeros que desconocen los puertos de destino a lo largo de su travesía, de ahí que la experiencia sea conocida como el Crucero del Misterio. Para organizar la llegada de este crucero ha sido indispensable “una estrecha colaboración entre el Puerto y el Ayuntamiento de Motril, a través de sus diferentes áreas municipales, que pone en valor la coordinación institucional”.

Destino y marca

El Presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, Francisco Álvarez de la Chica, ha puesto el acento en la colaboración como “factor determinante para potenciar el destino y la marca”. De la Chica confía en que “cada vez más pasajeros se queden y disfruten en la costa para que lo todavía es un hecho excepcional se convierta en algo habitual”. La alcaldesa de Motril, Flor Almón, por su parte, ha expresado la voluntad de su gobierno de trabajar para que “los sectores públicos y privados aúnen esfuerzos con el fin de mejorar la economía y favorecer la creación de empleo”. La compañía Saga visitó el Puerto de Motril en 2011 y 2013, con los barcos Saga Ruby y Quest of Aventure. En esta ocasión, el Saga Pearl II llega a las ocho de la mañana, procedente de Palamós, y zarpará a las cinco de la tarde hacia Lisboa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *