Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Los consejos más útiles para las embarazadas durante el verano

Protegerse del sol, llevar una dieta basada en platos frescos o vestir colores claros son algunas de estas recomendaciones

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
Gabinete | Redacción GD


image_print

El Dr. Antonio Muñoz responsable de la Unidad de Ginecología y Obstetricia de HLA Inmaculada, nos muestra los consejos más útiles para las embarazadas en el tiempo de verano.

ROPA

Cómoda y de tejidos naturales; el algodón, la seda y el lino son las mejores opciones. Los colores claros y neutros son los mejores para el verano.

PIES HINCHADOS

Los pies se hinchan con el calor, por lo que hay que elegir sandalias o zapatos cómodos y de materiales de calidad que ayuden a transpirar. Es bueno andar descalza por terreno blando (hierba del campo o arena de la playa). Por la noche pon una o dos almohadas bajo los pies o eleva un poco las patas de la cama. Dile a tu pareja que te de un masaje con un poco de crema desde los pies a las rodillas.

PROTECCIÓN SOLAR

Las manchas en la piel aparecen con más intensidad en el embarazo, por lo que debes usar un factor solar de protección máxima (hay algunos específicos para embarazadas). Se puede tomar el sol, siempre con moderación (15-30 minutos al día) y no pasa nada si da directamente en el abdomen.

EJERCICIO Y DESCANSO

Es bueno hacer ejercicio durante el embarazo, y también en verano, pero sin forzar excesivamente. Se recomiendan los deportes acuáticos: natación terapeútica o específica para embarazadas, aquagim, etc. Y cualquier otro deporte suave, realizado en las horas de menos calor.

Hay que descansar siempre que sea necesario tanto en casa como en la calle y dormir al menos 9 horas. También es recomendable echar una siesta de 30-40 minutos. Hazlo en una habitación fresca y ventilada. Si tienes aire acondicionado debe estar a 22-23ºC y conectarlo con moderación.

Por supuesto, puedes seguir manteniendo relaciones sexuales sin problemas, siempre y cuando no haya riesgo de parto prematuro o hemorragias.

DIETA

En verano, a pesar del calor y de lo pesada que te sientas, debes asegurarte de ingerir la cantidad de alimentos que necesita una embarazada, y que es la misma que en invierno. Prueba con platos frescos: gazpacho, ensaladas de legumbres o de pasta, purés fríos… y sobre todo toma mucha fruta (también en zumos, batidos, con yogur…). Durante todo el embarazo y principalmente si estás en los primeros tres meses, las comidas deben ser escasas y frecuentes (5-6 veces al día). Esto también ayuda a prevenir las náuseas y vómitos.

Una buena hidratación es fundamental: se recomienda tomar 3 litros de agua al día, entre líquidos, fruta (melón, sandía) y leche, con lo que previenes el estreñimiento y las molestas hemorroides. Acuérdate de llevar siempre una botella de agua cuando salgas a la calle y tomar pequeños sorbos de vez en cuando.

Toma poca sal en las comidas y evita las bebidas gaseosas. Por supuesto nada de alcohol y ten cuidado con las comidas fuera de casa para evitar intoxicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *