Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Los cereales integrales y el pan: un dueto de la dieta Mediterránea para la prevención de enfermedades crónicas

La campaña 'Pan cada día', con la divulgación de este estudio, quiere mostrar los beneficios del consumo de cereales integrales y pan, ya que como muestran las conclusiones, combinado con dieta sana y ejercicio físico puede prevenir diversos tipos de enfermedad.

Gabinete


image_print

a campaña ‘Pan cada día’ quiere destacar el trabajo “Whole grain cereals and bread: a duet of the Mediterranean diet for the prevention of chronic diseases” realizado por Rosa María Ortega, Ángel Gil y José Maldonado, publicado en la revista Public Health Nutrition, que destaca la importancia del consumo de cereales integrales, incluido el pan, en la salud. Además, indica la asociación entre el consumo de estos alimentos y la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus de tipo 2, ciertos tipos de cáncer y diversas patologías gastrointestinales (estreñimiento, diverticulosis, diverticulitis).

En esta publicación se han revisado los estudios epidemiológicos y de intervención publicados hasta el año 2010 en relación con el consumo de estos alimentos y destaca que, diversos estudios muestran de forma consistente que los individuos que consumen tres o más raciones diarias de cereales integrales tienen entre un 20 y un 30% de menor riesgo de sufrir patologías cardiovasculares que aquellos con un consumo inferior. Igualmente, el alto consumo de cereales integrales, tales como el pan integral, se asocia con una reducción del riesgo del 20‐30% de padecer diabetes de tipo 2. Además, la protección frente al riesgo de cáncer colorectal y pólipos, otros cánceres del aparato digestivo, cánceres hormonales y cáncer pancreático, ha sido asociado con el consumo regular de cereales integrales y sus derivados, por lo que los autores concluyen que el consumo habitual de cereales integrales puede contribuir a la reducción de los factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas no transmisibles.

En relación con estos alimentos Beatriz Navia, nutricionista y portavoz científica de la campaña ‘Pan cada día’ ha señalado que, tal y como se indica en este trabajo, los cereales integrales son ricos en nutrientes (fibra, vitaminas, minerales) y en compuestos fitoquímicos (polifenoles, fitoestrógenos) con reconocidos beneficios para la salud. Además, se cree que estos compuestos ejercen efectos sinérgicos cuando se consumen juntos, por lo que resulta de gran importancia su ingesta conjunta como parte del alimento y no de forma aislada.

En este sentido, si bien, según se indica en todas las guías alimentarias el consumo de cereales debe constituir la base de la alimentación dentro de una dieta equilibrada, con un consumo aconsejado de, al menos, 6 raciones al día, algunas de ellas, destacan la importancia de la inclusión de los cereales integrales en la dieta.

En concreto, según indica Navia, “la pirámide alimentaria de la USDA (United States Departamento of Agricultura), que aconseja consumir diariamente de 6 a 11 raciones al día del grupo de los cereales, constituido por el pan, los cereales, el arroz y la pasta, señala que la mitad de todos los cereales consumidos deberían ser cereales integrales”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *