Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Los cardiólogos alertan del elevado coste del sedentarismo, que afecta al 73% de la población en España

Tiene un coste directo de unos 54.000 millones de dólares en el mundo, unos 50.000 millones de euros

Imagen ilustrativa del sedentarismo | Pixabay
E.P


image_print

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) alertan del elevado coste directo que puede tener el sedentarismo para los sistemas sanitarios y recuerda que en España los últimos datos apuntan a que el 73 por ciento de la población es sedentaria o no realiza la actividad física mínima recomendada.

Esta falta de actividad, advierte esta sociedad científica, “activa las alertas de un aumento de enfermedades cardiovasculares derivadas de los hábitos de vida de la población y, según un estudio publicado en la ‘Revista Española de Cardiología’, tiene un coste directo de unos 54.000 millones de dólares en el mundo, unos 50.000 millones de euros.

A esta cifra habría que sumar otros 14.000 millones de dólares, uno 13.100 millones de euros, de los costes asociados a la pérdida de productividad debido a las muertes producidas por inactividad física, así como la incapacidad ajustada por años de vida.

Según la SEC, los datos evidencian la importancia de una buena sinergia entre profesionales sanitarios –en este caso, entre cardiólogos y médicos de Atención Primaria– para asegurar una adecuada continuidad asistencial y reducir así complicaciones por cualquier causa cardiovascular.

Entre las posibles alternativas, el presidente de la Sección de Cardiología Clínica de la SEC, Carlos Escobar, aboga por ofrecer al paciente las mejores opciones de tratamiento y seguimiento, así como un abordaje integral de su patología, ya que “permiten una optimización del tratamiento médico y la identificación a tiempo de cualquier posible descompensación”.

“Los ámbitos de actuación para conseguir esta mejora consisten, por una parte, en cambiar los cambios en el estilo de vida del paciente; y por otra, asegurando que el paciente toma la medicación adecuada durante el seguimiento”, ha destacado.

MEJORAR LA PRESCRIPCIÓN DE LOS NUEVOS ANTICOAGULANTES

Por otro lado, junto al sedentarismo los cardiólogos también reconocen que la prescripción de los fármacos según la situación específica de cada paciente también afecta en tasas de mortalidad cardiovascular y costes, citando las mejoras que podrían producirse en la prescripción de los nuevos anticoagulantes orales.

“Lamentablemente, en España existen restricciones en su uso tanto en Atención Primaria como entre los cardiólogos, lo que afecta negativamente al sistema sanitario en cuanto a gastos y en óptima atención a nuestros pacientes”, según este doctor, para quien “su componente diferencial es que ofrecen un mejor perfil de seguridad”, además de su eficacia.

La SEC y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) llevan reclamando desde hace años extender su uso, que actual está en torno a un 23,9 por ciento, para equipararlo al resto de países europeos, que está en un 48,8 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *