Viernes, 24 Marzo, 2017

Los cambios en el área de Urbanismo serán consensuados y “respetando la presunción de inocencia”

El edil de Urbanismo confía en desbloquear el Pepri Albaicín y garantiza la puesta a punto del ferial para el Corpus

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

El nuevo concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada, Miguel Ángel Fernández Madrid, afirma que los cambios en el seno de su área, donde hay trabajadores que están siendo investigados por su supuesta implicación en una trama de corrupción, se acometerán de acuerdo con el resto de grupos municipales y respetando la presunción de “inocencia”, al tiempo que ha abogado por dejar que avance la investigación antes de tomar “las medidas precisas”.

Fernández Madrid ha garantizado en declaraciones a Europa Press que el nuevo equipo de gobierno “ha llegado para dotar de transparencia y máxima legalidad todos los procedimientos del Ayuntamiento”, después de que su antecesora, Isabel Nieto (PP), fuera detenida en el marco de la ‘Operación Nazarí’, en la que hay un total de 17 personas investigadas entre cargos públicos, trabajadores municipales y empresarios.

Desde que “aterrizara” en el área hace menos de una semana se ha afanado en ponerse el día de todas las cuestiones pendientes, ya que “desde que se produjeron las detenciones todo se ha parado y hay mucho trabajo acumulado”. Esto, independientemente de la “preocupación” que existe entre los trabajadores municipales por todo lo que ha ocurrido y que ha supuesto un “shock”, ha relatado.

Así, en los últimos días se ha avanzado en la puesta a punto del ferial para el Corpus, con asuntos vinculados al control de alimentos, de animales y a las obras de mantenimiento del recinto antes del montaje de las casetas.

No obstante, el nuevo edil de Urbanismo, Medio Ambiente y Mantenimiento se ha mostrado consciente de “las razones” por las que su partido ha llegado al gobierno local y afirma que “los cambios que haya que hacer” para el buen funcionamiento de esta Concejalía se acometerán, también porque es un compromiso con los grupos que apoyaron la elección de Francisco Cuenca (PSOE)como alcalde.

Así, ya se está analizando el procedimiento idóneo para impulsar una auditoría, con la que se pretende analizar la gestión urbanística del anterior gobierno.

Sobre la petición de IU de que se retire de sus funciones a los funcionarios investigados en la ‘Operación Nazarí’, se ha mostrado partidario de hacer las cosas “con calma”, con “respeto y primando la presunción de inocencia”, recordando que aún está decretado el secreto de sumario en la causa, por lo que se desconocen los cargos y las implicaciones concretas.

En este contexto, ha abogado por poner el acento las próximas semanas en sacar adelante el trabajo pendiente, de modo que los ciudadanos no salgan perjudicados de la situación que ha vivido el Ayuntamiento granadino, acelerando los procedimientos para dar respuesta a sus problemas.

También ha confiado en abrir un nuevo clima de diálogo con la Junta de Andalucía frente a la “confrontación” generada por el PP, aunque sin restar “contundencia” a la defensa de los intereses de la ciudad. La puesta en marcha del metro y la aprobación del Pepri Albaicín, que el edil confía en desbloquear en los próximos meses, serán algunas de las cuestiones en las que ambas administraciones trabajarán de forma conjunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *