Miércoles, 23 Agosto, 2017

            

Los accidentes de tráfico de profesionales sanitarios aumentan un 15% en los últimos 4 años

El sindicato denuncia que este sector es el segundo con más siniestralidad

Foto: E.P
E.P


image_print

En el último año se registraron en España 10.340 accidentes de profesionales sanitarios ‘in itinere’, por desplazamientos hacia o desde su puesto de trabajo, 28 diarios, lo que representa un 15 por ciento más que hace cuatro años, según los datos presentados en unas jornadas organizadas por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F).

De estos siniestros, según datos del Ministerio de Empleo, la mayoría fueron leves (10.176) pero también hubo accidentes graves (158, casi uno cada dos días) y 6 resultaron mortales.

El sindicato denuncia que este sector es el segundo con más siniestralidad después del comercio al por mayor y por menor y atribuye el incremento de los últimos años a los recortes en plantilla y la movilidad geográfica que se han incrementado en los últimos años.

“Debido a la crisis, los recortes de personal, y los límites establecidos en la tasa de reposición, los trabajadores han sufrido un aumento brutal de la presión asistencial, doblando turnos, sin respetar descansos, asumiendo otras funciones, alargando los horarios de permanencia en el trabajo, con el consiguiente cansancio y por tanto falta de atención para una conducción correcta”, han denunciado en un comunicado.

Asimismo, critican que se “abusa” de la movilidad geográfica, lo que incrementa el riesgo de la siniestralidad, unido a circunstancias como el descuido o la dejadez en el cuidado del vehículo tanto personal como de la propia Administración.

Respecto los accidentes en misión, aquellos que se suceden durante los desplazamientos obligados por el trabajo, CSI-F denuncia que los recortes “han propiciado que no se dote a los profesionales en la gran mayoría de los casos de los vehículos, vestimenta e instrumentos adecuados”, a lo que hay que sumar el riesgo del desplazamiento, especialmente en el ámbito rural.

Además, el sindicato denuncia que el Sistema Nacional de Salud (SNS) “no asume el gasto extra que generan estos desplazamientos para el trabajador” pese a que “supone una pérdida económica para el empleado público”, ya que utiliza su propio vehículo para los traslados a otros centros sanitarios durante su jornada y en los avisos domiciliarios.

EVITAR EL ESTRÉS LABORAL EN LOS TRASLADOS

Ante esta situación, CSI-F reclama tiempo suficiente para hacer los avisos domiciliarios que no provoquen al trabajador trasladarse con un ritmo elevado de estrés laboral; adaptar las consultas médicas en función de los avisos domiciliarios que se tengan programados en consulta; evaluar los riesgos de estos desplazamiento y tener en cuenta la edad del conductor como factor de riesgo.

Del mismo modo, ven necesario eximir de estos avisos a trabajadoras con un embarazo avanzado; que no conlleve ningún gasto adicional; garantizar la adecuada accesibilidad a los centros de trabajo; implementar acciones de movilidad para sus empleados (transporte, zonas de aparcamiento, horarios flexibles), y favorecer permutas entre plazas de funcionarios, de diferentes administraciones y de diferentes autonomías.

CSI-F también pide medidas de conciliación y concienciación, un mantenimiento adecuado de los vehículos tanto si son o no de la empresa, fomentar la formación e información en medidas de prevención de la seguridad vial laboral y otras específicas para reducir la fatiga y la somnolencia sobre la conducción de vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *