Jueves, 27 Julio, 2017

            

Los 7 miradores de Granada que te dejarán sin palabras | Galería y vídeo

La ciudad cuenta con numerosos enclaves para ver la ciudad con otros ojos y para deleitarse con la puesta de Sol

Mirador de Los Carvajales | Autor: Javier Gea
Redacción GD | Imagen: Javier Gea


image_print

Granada es una de las ciudades más visitadas de España. Turistas y autóctonos se rinden ante el encanto de la ciudad nazarí. La Alhambra, el Paseo de los Tristes, la Catedral, Plaza Nueva, la Alcaicería… No son pocos los motivos que invitan a pasear por Granada para sentirla. Y, cuando cae la noche, cuando el Sol deja paso a la Luna, las vistas desde los diferentes miradores de la ciudad se convierte en una parada obligatoria.  Aquí recogemos siete de los miradores más espectaculares para aquellas personas que quieran gozar de unas vistas inigualables o para sorprender a nuestros amigos visitantes.

Mirador de San Cristóbal

MIRADOR DE SAN CRISTÓBAL

El Mirador de San Cristóbal domina el oeste del Albaicín. Desde él se pueden contemplar los principales puntos de la ciudad: la muralla del siglo XI, construida por los reyes Ziríes, la Catedral, la Iglesia de San Cristóbal, el Convento de Santa Isabel la Católica, el palacio de Dar al Horra e, incluso, parte de la Alhambra.

Para llegar hasta el mirador, se puede acceder a través de la carretera de Murcia o subiendo por el barrio del Albaicín. En este último caso, el recorrido más fácil (aunque con una gran cuesta por delante) es desde la Cuesta de Alhacaba, que sale desde la parte izquierda de la Puerta de Elvira. Tras subir unos cuantos metros, hay que coger unas escaleras que encontraremos a nuestra izquierda, la Cuesta de San Cristóbal.

Para los más perezosos, o si subís en las horas centrales del día en verano, es aconsejable usar el transporte público. Las líneas N9 y N8 te dejan prácticamente en el lugar.

Mirador de San Nicolás

 

MIRADOR DE SAN NICOLÁS

A apenas diez minutos a pie desde el Mirador de San Cristóbal podemos llegar al mirador más conocido de Granada: el Mirador de San Nicolás. En este enclave tendrás una visión directa de la Alhambra. Sus vistas te dejarán sin palabras.  No es un sitio cualquiera, es un lugar privilegiado desde donde se puede ver “la puesta de sol más hermosa del mundo”, como bien dijo Bill Clinton en una visita a la ciudad.

El Mirador de San Nicolás se sitúa en el Albaicín, junto a la Iglesia de San Nicolás, de donde toma su nombre. En la plaza se eleva una cruz de piedra, que data de los años 30 del pasado siglo. Cerca se sitúa la mezquita nueva, el único lugar de culto musulmán de este histórico barrio granadino. Pero San Nicolás es más que un mirador. Es el punto de encuentro de artesanos, artistas y turistas. No es raro encontrase a autóctonos del barrio y del Sacromonte cantando y bailando flamenco.

Placeta de Los Carvajales

MIRADOR DE LOS CARVAJALES

Sin abandonar el Albaicín, en la parte baja del barrio, encontramos otro mirador con unas vistas asombrosas de la Alhambra: el de Los Carvajales. Este enclave, más escondido que los dos anteriores, se encuentra en la recoleta Placeta de los Carvajales, muy cerca de las calles de la Calderería. Ofrece unas magníficas vistas de la Alhambra y el Generalife en contrapicadoEspecialmente al atardecer, el mirador destaca por su ambiente, y no es extraño, como en el de San Nicolás, ver a grupos de amigos que se citan allí con sus guitarras e instrumentos para tocar y cantar flamenco.

Mirador de San Miguel Alto

MIRADOR DE SAN MIGUEL ALTO

Es el más elevado de los miradores de Granada. Desde él se contempla una amplia panorámica de la ciudad, del Albaicín y sus murallas, de la Alhambra y Sierra Nevada. Se accede a él después de una larga y empinada caminata, pero el esfuerzo merece la pena. Está situado ante la Ermita de San Miguel Alto, lugar al que los vecinos del Albaicín peregrinan en romería cada 29 de septiembre para sacar en procesión una imagen del Arcángel San Miguel.

Mirador de la Churra

MIRADOR DE LA CHURRA

Este mirador, ubicado en el barrio que le da nombre, es uno de los más desconocidos de la ciudad. Desde el mismo, las vistas que nos ofrece del Albaicín no tienen precio.

Se encuentra en el corazón del barrio de la Churra, a los pies de la Alhambra. Este barrio destaca por sus empinadas callejuelas de adoquines, entre la que se encuentra la calle Almanzora Alta, donde está situado el mirador.  Para llegar al mirador lo más cómodo es hacerlo subiendo por la Cuesta de Gomérez y girar a la izquierda, antes de llegar a la Puerta de Las Granadas por la citada calle.

Vistas desde el Carmen de los Mártires

CARMEN DE LOS MÁRTIRES

El Carmen de los Mártires está ubicado en la falda sur de la colina del Mauror, dentro del recinto de La Alhambra, en los terrenos conocidos hasta el siglo XIV por los árabes como Campo de Ahabul y por los cristianos como el Campo o corral de los Cautivos. Este carmen, cuenta con más de siete hectáreas, en el que se incluyen un magnífico palacete, jardines románticos y huertos nazaríes sobre la ciudad de Granada, con extraordinarias vistas panorámicas de Sierra Nevada, de la Vega y de la ciudad. Por este motivo, aunque no sea un mirador como tal, su visita es casi obligatoria.

Es un lugar idóneo para, además de contemplar la ciudad, dar un paseo, para descansar e incluso para pasar un rato en familia dando de comer a las patos y, con suerte, para contemplar los majestuosos pavos reales que viven en el jardín.

El horario de apertura de este recinto, cuya entrada es gratuita, cambia según la estación del año. De este modo, desde 16 de abril al 15 de Octubre, de lunes a viernes abre de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00. Sábados, domingos y festivos de 10:00 a 20:00. En invierno, los días laborales abre de  10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00. El fin de semana y días festivos, se puede visitar  de 10:00 a 20:00

Lavadero Puerta del Sol

LAVADERO PUERTA DEL SOL

No es fácil dar con este mágico espacio que deja otra espectacular vista de Granada. De hecho, muchos granadinos ni siquiera saben dónde está. Es el azar, o perderse, los ‘culpables’ de dar con este maravilloso lugar.

Se encuentra en el Realejo alto, y desde este antiguo lavadero, las vistas de este barrio, la de la Catedral y, en general, del centro de la ciudad, son más que recomendables.

Este lavadero es de origen judío y data del siglo XVII. Hasta 1965 estuvo funcionando como punto de encuentro de las mujeres del barrio para hacer la colada.  En este lugar estaba ubicada la antigua puerta de la muralla árabe conocida como Puerta del Sol, de Oriente o del Mauror, que fue demolida en 1867. De ahí el nombre de la plaza.  El lavadero consiste en un templete cubierto por una armadura de madera y una cubierta con tejas árabes.

 

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí:

 

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Granada es única.
    Cada rincón tiene una magia especial.
    Todo es posible aquí.

    «Dale limosna mujer,
    que no hay en la vida nada
    como la pena de ser ciego
    en Granada»

  2. YO soy muy rehacía a compartir parte de la belleza y encantos de mi maravillosa e increíble Granada porque soy de la opinión de que no hay ni e sis tira nada que pueda describirse si no es poniendo los pies en mi tierra y desde ella tan solo desde ella toda persona que venga se dará cuenta que sus ojos serán su guía insaciable que le ara que sus pies quieran seguir caminando por toda ella aunque sientan que su corazón se le salga del pecho y se valla solo rodando por esas cuestas pero se darán cuenta que siempre abra una plazoleta don de se detengan pero no por ello dejara de bombear con mas fuerza porque llegaran a notar ese poco aire que les quedan cuando contemple sentado toda su grandeza belleza .Por cierto existen muchos mas maravillosos paradores desde donde poder también contemplar tanta hermosura bellezas .Y o nacida en mi granada no puedo ni quiero reclinar me por ninguna de ellas porque cada parador cada plazoleta cada calle guardan parte de mis vivencias ese es el embrujo de mi Granada que siento que formo una diminuta parte de ella..Y por ello y solo por ello tienen que venir a verla porque sin darse cuenta formaran parte de ella y se llevaran para su tierra las enorme ganas de querer volverla ave. Que les voy a comentarles mas que soy una persona que no solo ama a su tierra que la vio nacer si no que tengo la gran suerte y privilegio de poder seguir viviendo en ella y desearía descansar para siempre en ella .