Lunes, 27 Marzo, 2017

Los 100 días de la LAC vistos por la oposición

PSOE, IU y UPyD ponen sobre "la mesa" los principales problemas que el nuevo sistema de transporte ha provocado entre la ciudadanía. Malas frecuencias, problemas económicos y conexiones con los barrios algunos de los asuntos a "discutir" con el equipo de gobierno del consistorio granadino



image_print

Ya se han cumplido los primeros 100 días de rigor de la puesta en funcionamiento del nuevo servicio de transporte público, la Línea de Alta Capacidad, LAC, en Granada. Y como el número 100 es una cifra fetiche, los análisis y balances no se han hecho esperar. La oposición se ha lanzado a esgrimir argumentos “en contra” del nuevo Plan de Movilidad de la ciudad. Atascos, problemas de conexión entre líneas, poca frecuencia en los autobuses de los barrios, así como “un descontento generalizado por parte de la ciudadanía” son algunos de los principales puntos en los que coinciden los tres grupos políticos de la oposición en el consistorio granadino. PSOE, IU y UPyD han expuesto temas que abarcan desde los efectos económicos “nefastos” que supondrá este nuevo sistema de autobuses públicos, hasta los problemas medioambientales, así como de gestión.

Pero estas “quejas” no solo parten de la oposición municipal, también han quedado manifestadas en varios informes de FACUA. Destacan en ellos los retrasos y el mal servicio en las líneas de barrio. “Retrasos que siguen alargando el tiempo de recorrido de los usuarios frente a lo que solían tardar anteriormente“, explican desde la organización.  Exponen también problemas relacionados con la información que reciben los usuarios, “errónea, incorrecta o incompleta, y que en muchos casos no se difunde a través de la red, con el problema que supone para aquellos que no manejan las nuevas tecnologías”. Las validadoras y cajeros también están siendo motivo de quejas, por los problemas que causan a la ciudadanía. “Las validadoras van lentas, los cajeros tienen el monedero atascado y hace imposible comprar billetes”.

PROBLEMAS DE LA LAC

Sin duda, la cuestión económica es uno de los principales inconvenientes que la puesta en marcha de la LAC está poniendo de relieve. Según el portavoz del grupo municipal de IU en el consistorio, Francisco Puentedura, el número de viajes en la Línea de Alta Capacidad ha disminuido de forma considerable. “En el mes de julio los viajes que se hicieron en trasporte urbano público fueran alrededor de 1.500.000, y en agosto de 1.700.000, lo que representa”, ha explicado “con respecto al mismo periodo del año anterior, un claro descenso de 700.000 viajes“. Para IU esto tiene unos efectos económicos claros. “El problema es con este descenso, tan drástico, se ven afectadas las condiciones económicas. La empresa concesionaria del trasporte público deja de recaudar mensualmente alrededor de 450.000 euros”, añadiendo que lo que se deja de recaudar debe ser asumido por el consistorio. “La LAC va a generar un déficit en la explotación del servicio de cerca de 3 millones de euros“.

lac

Paco Cuenca recoge el testimonio de una persona ciega, “con las dificultades” de accesibilidad

En este sentido, Mayte Olalla, portavoz de UPyD en el ayuntamiento, ha explicado que cada vehículo “ha costado casi un millón de euros, una cantidad realmente considerable para no estar prestando el servicio que la ciudadanía demanda”. Como conclusión las principales fuerzas políticas de la oposición consideran que este nuevo sistema de trasporte “no es sostenible económicamente, y además genera un peor servicio”. Para ello ha puesto como ejemplo los problemas que tienen los universitarios granadinos para poder acudir al Campus de la Cartuja, “muchos deben iniciar su viaje hasta las facultades con dos horas de antelación“.

A esto se une la falta de una correcta ordenación y distribución de las líneas, según el grupo municipal socialista, que además, ha habilitado un buzón de quejas a través de Facebook para que los vecinos puedan expresar sus necesidades reales de transporte. “Hemos denunciado aspectos como el despilfarro con algunas paradas de la LAC, con infraestructuras innecesarias que no se llegan a aprovechar, mientras que las paradas de las líneas corrientes están practicamente desmanteladas”, expone el portavoz del PSOE en el ayuntamiento, Paco Cuenca, “hasta la necesidad de reforzar las líneas que unen los barrios con las principales zonas de conexión de la LAC, o que el PTS siga sin trasporte público, entre otras cosas”.

A esta merma económica se une, según el PSOE, “el cierre de comercios en las zonas en las que han desaparecido paradas de autobús“. Explican que “ya advertimos que esto pasaría, y lamentamos la falta de sensibilidad del equipo de gobierno del PP ante el cierre inmediato de negocios, por ejemplo, en la Acera del Darro, donde los propios comerciantes manifestaron hace meses las consecuencias de modificar las paradas de toda la vida”.

También es el PSOE, el que ha destacado como los vehículos de la LAC son “inaccesibles para personas discapacitadas, y se han convertido en un espacio lleno de obstáculos y dificultades”. Aseguran los socialistas que en el pasado pleno municipal se aprobó por unanimidad, de todos los grupos políticos, una moción en la que se exigía al PP que rectifique y atienda a la mala situación en materia de accesibilidad en el nuevo sistema de transporte urbano público. Desde el PSOE se pide a Torres Hurtado que “reconozca que se ha equivocado, que esto no está funcionando, y que la LAC está generando problemas”.

Otro aspecto que la oposición destaca es el perjuicio medioambiental que el nuevo Plan de Movilidad Municipal está provocando. “La LAC no es sostenible medioambientalmente, porque la haber un descenso del número de viajes, lo que hay es una mayor dependencia del vehículo privado, y un mayor uso del coche implica más contaminación y tráfico en la ciudad”, ha expuesto Puentedura en una rueda de prensa, “en definitiva se trata de una peor calidad de vida”.

EL AYUNTAMIENTO Y LA LAC

Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Granada, la responsable de movilidad, la concejala Telesfora Ruiz, se ha mantenido firme en una única visión. Ha reconocido que la puesta en marcha de un Plan de Movilidad es “algo complejo que no se puede hacer de un día para otro“, pero ha asegurado “que todas las opiniones que llegan al consistorio son positivas y eso significa que las cosas se están haciendo bien”. También ha querido recalcar que lo importante es que la gente se da cuenta de que la LAC es “un servicio de calidad, que circula con una reducida frecuencia, y además es cómodo”.

A las declaraciones de Francisco Puentedura, ha respondido que “no se puede ser más tendencioso, porque no tiene datos de explotación, tan solo los de agosto, porque en julio el servicio fue gratuito, y resulta imposible establecer cuántas personas viajaron”. Reconoce que en agosto no se pueden hacer tampoco medias de viajes, porque es un mes donde la mayoría de los granadinos está de vacaciones. “Por ese motivo, cuando el portavoz de IU en el consistorio habla de 1.689.543 viajeros de media, y dice que el año pasado la media fue de 2,5 millones de viajes, no son datos reales, porque nada tiene que ver el mes de agosto con el de octubre, por ejemplo“. Además, ha expuesto que ha día de hoy “no se maneja déficit, y que por el contrario se esperan que los datos económicos sean muy positivos”.

Telesfora mapa mundobasket

La concejal de Movilidad, en el cosistorio granadino, con el mapa de movilidad de la ciudad

Respecto a aquellos que hablan de su saturación, de la falta de espacio, y la incomodidad, “se debe a que durante el primer mes de funcionamiento ha sido gratuita y por lo tanto todo el mundo se ha decidido a utilizarla y probarla”. Sobre el tema de las conexiones con los barrios también ha expuesto que “se está trabajando por adaptar los autobuses de los barrios, y conseguir que esas conexiones sean lo más rápidas posibles”.

Frases del tipo, “este servicio de transporte es muy ventajoso para la ciudad y Granada se está convirtiendo en un ejemplo de movilidad sostenible“, también se han expuesto por parte de otros concejales populares en al consistorio granadino.

FALTA DE ALTERNATIVAS

Los problemas que la oposición municipal ha detectado en la puesta en funcionamiento de esta Línea de Alta Capacidad son, a su juicio, “muchos”. Y el contacto con diferentes asociaciones de vecinos, ciudadanas, de comerciantes y en general de usuarios del transporte público ha puesto sobre la mesa las diferentes carencias y necesidades que plantea la LAC. Pero sin embargo, una remodelación integral parece poco posible. Tal y como ha explicado la portavoz de UPyD, Mayte Olalla, “la LAC no se puede devolver, cada vehículo ha costado casi un millón de euros”.

Reestructuración de las líneas que vienen de los barrios, mejora en la periodicidad de las mismas, y colocación de marquesinas más amplias en las paradas tradicionales, son de momento las principales medidas propuestas por los partidos de la oposición. Preguntas, que en muchas ocasiones se quedan sin respuesta en los Plenos municipales, como las habitualmente planteadas por el grupo del PSOE en el consistorio. A día de hoy, parece que el transporte en Granada aún dará para muchas ruedas de prensa, dimes y dirites, y conflictos, pero sobre todo, para muchas más quejas por parte de la ciudadanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *