Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

Los 10 lugares más aterradores de Granada | VÍDEO

Muchas son las historias que circulan por los rincones de la provincia, pero pocos conocen qué sucesos han ocurrido en los enclaves más emblemáticos de la provincia para hacerlos tan terroríficos

El bosque de la Alhambra fue testigo de uno de los sucesos más escalofriantes acontecidos en Granada | Fotos y vídeo: Javier Gea
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

La noche se impregna del espesor de los desconocido. Los animales nocturnos empiezan con su inquietante danza de sonidos espeluznantes. La luz de la fogata es lo único que les separa de la inmensidad de sus propios temores. Ha llegado el momento: comienzan a contar esas terroríficas historias que consiguen que el bello de sus nucas se les erice con solo imaginar los hechos. Esas leyendas de las que nadie conoce su procedencia, su causa o su veracidad, pero que consiguen que al caer la noche no logres cerrar completamente los ojos sin preguntarte si tus peores pesadillas se pueden hacer realidad.

 

Edificio-de-la-diputacion--Javier-Gea

El edificio de la Diputación de Granada tiene una terrorífica historia entre sus paredes | Foto: Javier Gea

Cuentan las historias que en la céntrica calle de Mesones se erigía la Iglesia de la Magdalena. Su aspecto parecía cotidiano. Una iglesia como otra cualquiera. Pero todo pensamiento cambiaría al ser comprado el terreno por un nuevo dueño que decidiese echarla a bajo para reconstruir en el lugar. Lo que se presentaba como una obra cualquier acabó con un espeluznante descubrimiento: tras la pared de una de las habitaciones se encontraba una enorme cantidad de huesos de niños.

Así, comenzaba un sinfín de sucesos que haría que todos los que hacían del edificio su estancia habitual se vieran sorprendidos por diferentes sucesos paranormales. Y es que el terreno ha ido albergando diversos comercios o instituciones a lo lago de los años, pero todos coinciden en un mismo hecho: algo extraño ocurre allí. Puertas que se abren solas, luces que se encienden, objetos que cambiaban de lugar sin motivo alguno. Tal fue la magnitud de los hechos que en 1986 los responsables de la Diputación contrataron a un grupo de expertos de fenómenos paranormales, quienes fueron testigos de la presencia de un ente que parecía no tener rostro y que llevaba un sombrero. No lograron conocer quién era o a qué se debían estos hechos pero una cosa quedó claro: la Diputación sigue teniendo unos escalofriantes acompañantes.

El Sanatorio de Alfaguara ha sido testigo de multitud de sucesos extraños | Foto: Mi patria son mis zapatos

La holandesa Berta Wihelmi fundó en 1923 un hospital para tuberculosos en plena Sierra de Alfaguara tras la muerte de su hija producida por esa misma enfermedad. Así, la mujer se volcó en ayudar a personas que pasaban por lo mismo que se había llevado a su hija como muestra del cariño y amor que le procesaba. Pero sus actos terminaron con su muerte, un hecho que aún no se aclara si fue producido por ella misma por no soportar el dolor sufrido o por un derrame cerebral.

Lo que podría ser una historia como otra cualquiera ha hecho que el lugar se convierta en uno de los más tenebrosos de Granada. Y es que los visitantes que se han acercado a las inmediaciones del antiguo hospital han sido testigos de los sucesos extraños que allí suceden. Coches aparcados que giran 180º, voces que surgen de la nada y tiendas rajadas son solo algunos de los hechos que se han descubierto en el lugar. Pero lo más aterrador fue la experiencia que unos expertos en parapsicología hallaron. Ataviados con los objetos que le ayudaban en su investigación, se hicieron con una fotografía en la que se podía ver una figura en la espesura del bosque. Al compararlo con otras fotografías pudieron verlo con claridad: se trataba de Berta, la mujer que había fundado la estancia.

Bosque-de-la-Alhambra---Javier-Gea

El bosque de la Alhambra fue testigo de un horripilante suceso | Foto: Javier Gea

Uno de los sucesos más espeluznantes ocurridos en nuestro siglo en la provincia se produjo en uno de los lugares más emblemáticos de Granada: la Alhambra. Así, Fernández Pareja, guiado por un demonio, como él mismo indicó ante la Sala Segunda de la Audiencia Provincial del Granada, raptó a punta de navaja a una niña de nueve años en la puerta del domicilio de la tía de la pequeña y la llevó hasta un recóndito paraje del bosque de la Alhambra, donde abusó de ella sexualmente. Pero los hechos no acaban aquí, sino que, tras realizar estos actos, el hombre de 33 años la asfixió introduciéndole sus propias bragas en la garganta. Lo más escalofriante de todo fue que ésta no era la única vez que sucedía, sino que el detenido afirmó ante la justicia haber realizado los mismos actos,  siempre “influenciado por el Diablo” , seis meses atrás a una niña de 13 años con la diferencia de que la lengua de la menor impidió que las bragas llegasen al fondo de su garganta y la asfixiasen.

Nº39-de-la-calle-San-Luis---Javier-Gea

En pleno barrio del Albaicín se desarrolló un exorcismo | Foto: Javier Gea

Uno de los más terribles sucesos acontecidos en Granada ocurrió en el barrio del Albaicín. Encarnación Guardia, una vecina de la localidad, tenía la certeza de que que estaba poseída por “el maligno”, por lo que consintió que se le realizara uno de los actos de exorcismo más terroríficos de la historia. Así, Mariano Vellejo, espiritista apodado “el pastelero” y las primas yy la sobrina de Encarnación comenzaron un ritual que acabaría con la vida de la granadina. Para expulsar al demonio de su cuerpo, le hicieron beberse un brebaje compuesto por 250 gamos de sal diluida en agua, bicarbonato y aceite que le hizo entrar en coma. Pero no contentos con ello, tras darle una brutal paliza, terminaron con la ceremonia desgarrándole la vagina y el ano para “extirpar de su cuerpo al hijo de Satán”. Cuando la hermana de Encarnación fue a buscarla a la estancia preocupada por no haber podido contactar con ella con anterioridad la encontró completamente desnuda y ensangrentada. Ya no pudieron hacer nada por su vida, había fallecido.

La-Chancillería---Javier-Gea

El Tribunal Superior de Justicia guarda su interior una escalofriante historia | Foto: Javier Gea

La actual sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía guarda entre sus estancias el garrote vil que se utilizaba para ajusticiar a los condenados. Un objeto que, según destacan algunos de los trabajadores del lugar, estaría permanentemente acompañado por un visitante muy especial: uno de los verdugos más conocidos de la provincia, el “Maestro Lorenzo”. Así pudo constatar una de las limpiadoras del edificio, quien, en 1988, se vio sorprendida mientras limpiaba las ventanas por una sombra a la que primeramente no dio mayor importancia. Al percatarse de que allí continuaba y que cada vez su presencia era mayor, se volvió para poder ver a qué se debía el hecho y allí estaba: una figura vestida con capa larga y sombrero de alas anchas- justo la indumentaria que vertía los verdugos-. Cuando la limpiadora, presa de una mezcla entre incredulidad y miedo fue a acercarse a la figura para ver si todo era de su imaginación, pudo ver cómo el ente se desplazaba hasta desaparecer en la habitación en la que estaba guardado el garrote vil.

 

Museo-Arqueologico-Calle-Zafra---Javier-Gea

La inscripción continúa en la fallada de Calle Zafra | Foto: Javi Gea

La leyenda cuenta que Hernando de Zafra era excesivamente protector con su hija Elvira. Una noche entró en su habitación mientras ella estaba con su amante, quien escapó por la ventana. El padre, enfadado, ejecutó al paje que avisó a Elvira, creyendo que era su verdadero amante. Tras esto, Hernando ordenó tapiar el balcón de su hija para que no volviera a ver la luz del sol. Desesperada por su encierro, Elvira decidió suicidarse ingiriendo veneno. En la actualidad aún se puede ver en la fachada de Calle Zafra el tapiado del balcón y la inscripción “Esperándola del cielo”.

 

Cementerio---Javier-Gea

La secta de los “luciferianos” realizó actos paganos en el Cementerio de San José | Foto: Javier Gea

Los cementerios siempre son foco de historias y leyendas. Uno de los principales campos santos de Granada, el Cementerio de San José, fue testigo de los más escalofriantes rituales paganos.

Así, un grupo de miembros de una secta llamado “los luciferianos” profanaron una serie de tumbas en el 2006 y realizaron actos satánicos en las instalaciones. Durante su rito llevaron acabo actos como maltratar animales y torturarlos a base de vejaciones que llegaban incluso a los abusos sexuales. Desde entonces, muchas son las voces que comentan las espeluznantes sensaciones que se manifiestan en el lugar.

Pub Grandero - Javi Gea

El Pub Granero tiene en su sótano un escalofriante visitante | Foto: Javier Gea

Muchos se sorprenderán al ver en una lista de sucesos terroríficos uno de los lugares que impera en el ocio granadino actual pero, aunque muchos lo desconozcan, éste es uno de los lugares donde mayor presencia paranormal se ha constatado en Granada. Así, los trabajadores del lugar han señalado continuamente las rarezas vividas en el sótano del local, donde se encontraría el “fantasma del Granero”. Según los empleados, en el establecimiento las cosas desaparecen, los muebles se mueven por sí solos y se escuchan sonidos aterradores sin procedencia alguna. Pero uno de los sucesos más aterradores fue el que le sucedió a Isabel, ex empleada del lugar, quien al subir por las escaleras del pub notó cómo le susurraban su nombre al oído sin estar nadie a su alrededor. Tal es la rotundidad de los hecho que unos expertos se presentaron en el Pub Granero y grabaron una psicofonías en las que se podían escuchar con total nitidez cómo el “fantasma” pronunciaba tres nombre: Elena, Isabel y Lorenzo.

Estos hecho podrían deberse, tal y como han mostrado los expertos, a que en la antigüedad el edificio podía estar comunicado con los diversos conventos de la época mediante pasadizos que en otro tiempo pudieron ser testigo de los más macabros sucesos.

Hospital-Real---Javier-Gea

Una extraña aparición se desarrollo en el Hospital Real | Foto: Javier Gea

La tradición granadina cuenta que las estancias del Hospital Real se encuentran inundadas de figuras del pasado que no han querido dejar el lugar. Pero, lejos de quedarse en una mera leyenda, uno de estos espectros haría que una enfermera que trabajaba en el Hospital se cuestionase si estas historias eran simples invenciones. Y es que, estando un día en el departamento de Rayos X, una joven se acercó al mostrador de información para pedirle hablar con el médico que había atendido a su madre, recién operada de un cáncer. Así, la enfermera llamó a su compañera anestesista para que viniera a hablar con ella. Todo parecía normal hasta que la profesional la llamó para comentarle que no se preocupase, que ya tenía a la joven con ella. Algo que realmente extrañó a la enfermera que en ese mismo instante tenía a la muchacha frente a su mostrador. Para descubrir si se trataba de algún tipo de broma, la anestesista hizo entrar en una sala cerrada con llave a la joven que la acompañaba mientras la enfermera mandaba a la muchacha que estaba junto a ella al encuentro de la doctora. Cuando llamó a la anestesista no podía creerse lo que estaba oyendo: la joven no solo no había aparecido sino que la que debía estar encerrada en la estancia tampoco estaba.

Cuando la madre de la joven salió de quirófano, la anestesista, presa de la inquietud, la acompañó hasta su habitación para ver si se encontraba la joven. Y cual fue su sorpresa cuando al comentarle tanto a ella como a su marido y a su hijo que había visto a su hija, los varones de la familia la apartaron del lugar y le comentaron que no era un tema del que bromear, pues la joven había muerto dos años atrás presa de una profunda depresión.

Cruz-Roja---Javier-Gea

Un espeluznante suceso ocurrió en la Cruz Roja de Granada | Foto: Javier Gea

Un hecho entristeció sobremanera a los trabajadores de la Cruz Roja de Granada: la muerte de Miguel Ruiz, uno de los voluntarios más admirados por sus compañeros. Guiados por su desolación, los empleados se atrevieron a jugar a la Ouija para contactar con su espíritu sin pensar que esto despertaría un sinfín de hechos terroríficos que haría que ningún profesional quisiera trabajar en el turno de noche.

Uno de los sucesos más destacados es el acontecido a uno de los trabajadores del lugar, quien se vio sorprendido por un hombre que visitó la Cruz Roja preguntando por una persona que ya no trabajaba allí. Para poder ayudar al sujeto, el empleado fue a buscar el contacto del ex trabajador. Al volver de su búsqueda, el hombre vio cómo el visitante ya no se encontraba allí, hecho que no le sorprendió al pensar que se habría cansado de esperar y no necesitaría con tanto ímpetu el contacto. Pero sus pensamientos cambiaron cuando entró en la Sala de Juntas y lo vio: un retrato del comandante Bellesteroa, fallecido años atrás. Podría parecer un hecho casual si no fuese porque era justo la persona con quien había estado minutos antes en la estancia.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Os habeis saltado el ayuntamiento ,,,,, y otros edificios oficiales ,,,,donde los horrores y desastres llevados a acabo por sus ocupantes durante años …..han escrito muchas paginas negras en la historia de este pais