Miércoles, 29 Marzo, 2017

Los 10 falsos mitos de la higiene del hogar

Los billetes y monedas es uno de los casos ya que no contienen tantas bacterias como se cree

Foto: Archivo GD


image_print

Muchos de los trucos que se emplean en la limpieza doméstica del hogar han sido transmitidos por la sabiduría popular de abuelos a padres y éstos a hijos, pero sin ningún criterio científico que los respalde.

Sin embargo, lo que no saben es que la mayor parte de ellos pueden ser completamente falsos y hasta pueden llegar a causar serios problemas. Por ello, y para evitar caer en confusiones, Helpling ha elaborado un listado con los diez falsos mitos de la higiene del hogar más comunes para que no se repitan nunca más en los hogares españoles:

1. Las bacterias mueren en el congelador. Las bacterias siguen vivas a temperaturas de -18 grados. Lo que sí es cierto es que no pueden multiplicarse. No obstante, tan pronto como los alimentos se empiezan a descongelar, las bacterias de nuevo empiezan a trabajar. Además, a una temperatura ambiente, el número de bacterias se duplica cada 20 minutos.

2. Las monedas y los billetes son un nido de bacterias. Múltiples pruebas han demostrado que el cobre de las monedad incluso mata a las bacterias. En el caso de los billetes, solo una pequeña cantidad de bacterias son capaces de sobrevivir, ya que no ofrecen condiciones de vida adecuadas.

3. No es necesario limpiar el lavavajillas porque se lava solo. El interior del lavavajillas debería limpiarse mensualmente dado que es un lugar perfecto para que crezcan hongos. Para evitarlo, introduce una taza con vinagre en el estante superior sin nada más en el interior y programa un ciclo completo de lavado a una alta temperatura.

4. Usar guantes es más higiénico que lavar con las manos. Es vital mantener los guantes limpios y secos cuando se guardan porque podrían llegar a ser muy poco higiénicos. Además, deben cambiarse con cierta regularidad, al menos una vez al mes para minimizar el crecimiento de bacterias.

Para limpiarlos, un buen remedio es dejarlos en remojo 10-15 minutos en agua caliente con dos cucharadas de vinagre y un poquito de detergente. Después hay que enjuagarlos bien y dejarlos secar en un lugar fresco.

5. Cuanto más jabón, más poder de limpieza. Curiosamente, el jabón y el detergente son grandes nutrientes para las bacterias. No enjuagarse bien las manos, los platos o la ropa, puede ayudar al crecimiento de las mismas.

6. Todas las bacterias son dañinas para el ser humano. Todo lo contario, el hombre necesita de bacterias para vivir. De hecho, tanto en la piel como en los intestinos hay mil millones de microorganismos, siendo solo unos pocos patógenos.

7. El teflón rayado de las sartenes es cancerígeno. Solamente es dañino para el ser humano el teflón rayado a temperaturas superiores a 260 grados. A partir de esta temperatura, el recubrimiento llamado politetrafluoroetileno emite humos tóxicos. Sin embargo, conseguir tal temperatura solo es posible con específicas formas de sobrecalentamiento.

8. Las tablas de cortar son un enjambre de bacterias. Da igual utilizar una tabla de cortar de madera o de plástico siempre y cuando la limpies con esmero. Además, las maderas contienen resinas o ácidos tánicos que son germicidas. Sin embargo, si se prefiere utilizar tablas de plástico, es rcomendable lavarla a 60 grados de temperatura para matar las bacterias.

9. El baño es la parte más sucia de la casa. En absoluto, además la nevera o los paños de cocina son fuentes mayores de bacterias. No obstante, muchos no lo saben y no lo limpian pero el teclado del ordenador contiene 400 veces más gérmenes que el retrete del baño.

10. Usar la toalla de baño de forma repetida no es preocupante. Las toallas húmedas son el hábitat ideal para las bacterias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *