Martes, 25 Julio, 2017

            

Lorca y sus lugares, el otro legado

El Centro Lorca celebra hoy su inauguración oficial envuelto en la polémica del legado que no llega | A la espera del mismo y del inicio de la actividad cultural del centro en septiembre, recordamos doce lugares históricos en la vida del poeta que se pueden transitar y contemplar

Estatua del poeta en Avenida de la Constitución | Foto: rinconesgranainos.blogspot


image_print

En el día de la inauguración del Centro García Lorca y a la espera de la llegada de su legado a la ciudad nazarí, recordamos su ‘otro legado’, el legado inmaterial. Porque más allá del que espera a ser trasladado, polémica mediante, de una cámara acorazada de Madrid a otra de Granada, la huella del poeta se deja sentir en los escenarios de su vida, en los llamados rincones lorquianos. Doce lugares de Granada y sus alrededores que también recuerdan su presencia y su obra, que le vieron nacer, crecer, alcanzar el triunfo y morir.

FUENTEVAQUEROS

A 17 km. de Granada se encuentra Fuentevaqueros, un tranquilo pueblo de la Vega granadina, bañado por el río Genil. Allí nace en 1898 Federico del Sagrado Corazón de Jesús (su nombre completo), hijo de Federico García, rico hacendado de la zona, y Vicenta Lorca, maestra de la escuela del pueblo. Hoy su casa natal es sede del Patronato García Lorca y está abierta al público como museo. El visitante puede recorrer los salones y dormitorios contemplando recuerdos familiares y también sus cartas y dibujos en el granero, reconvertido en sala de exposiciones. Muy cerca de Fuentevaqueros se encuentra Valderrubio (‘Asquerosa’ en tiempos del poeta), municipio en el que la familia García Lorca poseía una casa de recreo y que hoy también puede visitarse. También en Valderrubio se encuentra la casa de Frasquita Alba, que sirvió de inspiración para dos obras universales: La Casa de Bernarda Alba y Yerma

20034221

Detalle de la casa natal de Lorca | Foto: Panoramio

ACERA DEL DARRO, 46

En 1909 la familia Lorca se traslada a Granada para que los hijos puedan completar sus estudios. El lugar elegido será una casa en la Acera del Darro número 46, inmueble incorporado al ya cerrado Hotel Montecarlo. En aquel momento, la casa de los Lorca se situaba exactamente en el punto en el que el río Darro salía a la luz después de su paso embovedado por el centro de la ciudad.

PLACETA DE CASTILLEJOS

En esta pequeña placeta en la calle San Jerónimo que hoy pasa desapercibida se encontraba el colegio del Sagrado Corazón de Jesús, donde Federico y su hermano Francisco prosiguieron sus estudios. A pesar de su nombre era un centro laico y el director era pariente de su madre. La afición por la música y el dibujo marcan esta etapa vital del joven Federico.

INSTITUTO DEL PADRE SUÁREZ

En este histórico centro educativo, Lorca terminaría sus estudios de Bachillerato antes de entrar en la Universidad.

FACULTAD DE DERECHO

Sin mucha motivación, Federico se matricula en Derecho en la Universidad de Granada en 1915. Allí conocerá a otros jóvenes intelectuales granadinos y a Fernando de los Ríos, profesor de la facultad y sobrino del fundador de la Institución Libre de Enseñanza. De los Ríos animó a Lorca a viajar a Madrid para establecerse en la Residencia de Estudiantes, donde el poeta haría amistad con Buñuel, Dalí o Juan Ramón Jiménez. Lorca se licenciaría finalmente en Derecho en 1923.

Patio de la Facultad de Derecho | Foto: Universidad de Granada

CAFÉ ALAMEDA

Situado en la Plaza del Campillo, el antiguo Café Alameda (hoy famoso restaurante Chikito) fue lugar de reunión de la tertulia El Rinconcillo. En un rincón del café se daban cita bohemios e intelectuales, siendo un espacio de intercambio de ideas y de renovación cultural. Allí Lorca conocería a su gran amigo Manuel de Falla, con el que organizaría el Concurso Nacional del Cante Jondo en la Plaza de los Aljibes de la Alhambra en 1922. La música y el amor por el arte de Falla serían inspiración constante para el de Fuentevaqueros. Desde el pasado mes de febrero, dentro del Chikito una estatua de Lorca se sitúa en la misma esquina donde leía poemas e ideaba proyectos culturales con sus amigos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fachada del Restaurante Chikito, otrora Café Alameda | Foto:

CALLE MESONES

Por esta calle comercial y granadina por antonomasia se dirigía Lorca diariamente a la Universidad. Varios puntos en esta vía nos remiten a algunos momentos de la vida del poeta. En la esquina con Puerta Real se sitúa el Centro Artístico Literario y Científico, del que Lorca fue colaborador habitual en eventos como la Cabalgata de los Reyes Magos o el Concurso de Cante Jondo. Durante el centenario del Centro en 1985 se encontraron en una buhardilla unas cartas manuscritas de Lorca que aportaron nuevos datos para su biografía artística. Avanzando por Mesones llegamos al número 5, donde se encontraba la casa de Agustina González, que inspiró a Lorca para escribir La zapatera prodigiosa (1930). Agustina, hija de un zapatero, era una mujer intelectual imbuida en ideas políticas libertarias y anarquistas. Con frecuencia se vestía de hombre y lanzaba sus proclamas en el cercano Café Suizo (hoy Burguer King). La zapatera correría el mismo destino que Lorca y sería fusilada al principio de la guerra civil en las proximidades de Víznar. Para terminar nuestro periplo lorquiano por la calle Mesones nos detendremos ante el número 52. Allí se encontraba la imprenta Ventura y Traveset, donde Lorca publicó su primera obra en 1918, ‘Impresiones y paisajes’.

mesones

Entrada de la calle Mesones desde Puerta Real | Foto: panoramio.com

HUERTA DEL TAMARIT

Esta finca de la Vega fue propiedad de Clotilde, una prima de Lorca. Al poeta le encantaba evadirse en ella y ahí comenzó a gestar una serie de poemas en homenaje a los literatos árabes granadinos que luego se convertirían en su obra Diván del Tamarit (1936), poemario que trata del amor y la muerte desde una visión homoerótica. Hoy la ronda de circunvalación parte en dos la Huerta y sigue siendo cultivada por uno de los hijos de Clotilde García.

HuertaTamarit

La otra huerta de Federico | Foto: acequiagorda.es

HUERTA DE SAN VICENTE

Finca de veraneo de la familia Lorca entre 1926 y 1936. En San Vicente (hoy enclavada en el interior del Parque García Lorca), la familia se reencontraba con el campo, con sus árboles frutales y sus cultivos de hortalizas. La Huerta se convirtió en el refugio bucólico de Federico donde escribiría sus más célebres obras: Romancero Gitano (1928), Bodas de Sangre (1932), Yerma (1934) o Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935). Allí vive la sublevación militar de 1936 y el comienzo de la guerra hasta que se traslada a la casa de los Rosales, donde será detenido y llevado a fusilar. La Huerta sería vendida en 1985 por la familia al Ayuntamiento de Granada, que la convierte en casa-museo del poeta y centro de actividades culturales.

huerta san vicente

Fuente: culturaandalucia.com

SANTA MARÍA DE LA ALHAMBRA

En el corazón del palacio nazarí, que tanto sugestionó a Lorca, se encuentra esta iglesia, edificada sobre la antigua mezquita mayor de la Alhambra. En 1928 se funda allí la Hermandad de Santa María de la Alhambra y al año siguiente realiza su primera salida procesional. Por una promesa a la Virgen, Lorca se encargaría de portar la pesada cruz de guía, descalzo y con la cabeza cubierta. Sin duda, Federico haría gala en aquella ocasión de una gran fuerza física, debido a lo largo y difícil del recorrido de esta procesión, que baja desde la Alhambra hasta la catedral para retornar después a las alturas de la Sabika. Meses más tarde, se inscribiría de manera oficial en la Hermandad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fachada de Santa María de la Alhambra | Foto: wikimedia

CASA DE LOS ROSALES

En la esquina de las calles Tablas y Angulo se encontraba la casa de la familia Rosales (ahora hotel Reina Cristina). Esta familia de la derecha granadina poesía gran amistad con Lorca. El poeta huyó de la Huerta de San Vicente en el verano de 1936 y se refugió en esta casa, creyendo estar a salvo de posibles represalias. De nada sirvió, pues el 16 de agosto fue llevado detenido al Gobierno Civil, que se situaba en la calle Duquesa, junto al Jardín Botánico y la Facultad de Derecho.

DSC_0202

Fachada de la antigua casa de los Rosales, ahora hotel | Foto: media.hotelreinacristina

BARRANCO DE VÍZNAR

Entre Víznar y Alfacar se encuentra el paraje conocido como Fuente Grande o Fuente de las Lágrimas, lugar de nacimiento de la acequia de Aynadamar. Lorca es conducido hasta este lugar por los falangistas. Se sabe que muy cerca se encontraba La Colonia, una antigua residencia de veraneo que los rebeldes habían convertido en cárcel. Supuestamente Lorca pasaría ahí sus últimas horas. Al amanecer del 19 de agosto, Lorca junto a otros tres presos políticos fue fusilado junto a un olivo en dicho paraje donde hoy se levanta un monolito. Posiblemente, los restos de Lorca y de los demás fusilados descansen en alguna fosa cercana.

barranco

Flores depositadas en el lugar donde fuera fusilado Lorca | Foto: labarranca

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *