Lunes, 23 enero, 2017

Lorca organiza las X Jornadas Ferroviarias Estatales en Defensa del Ferrocarril reabriendo Almendricos-Guadix



image_print

Esta semana, del 6 al 8 de noviembre, se celebran las X Jornadas Ferroviarias en Lorca con el lema “Reabrimos Almendricos-Guadix”, tratando así la conexión ferroviaria entre la Región de Murcia y Andalucía. Según informaron fuentes de la organización, estas Jornadas Estatales en Defensa del Ferrocarril se programan en Lorca por ser esta ciudad un enclave destacado en las relaciones humanas, y por tanto territoriales, entre el Corredor Mediterráneo y Andalucía.

   Hace casi 25 años que se perdió la conexión ferroviaria Almendricos-Guadix dejando la Región de Murcia, y el Corredor Mediterráneo, sin línea ferroviaria que permita desarrollar el transporte sostenible con Almería, Granada, Málaga, Algeciras y resto de Andalucía.

   Las nueve jornadas ferroviarias anuales anteriores se han efectuado en Salamanca, Guadalajara, Madrid, Valencia, Torrijos, Pizarra, Zamora, Barcelona y Canfranc, reivindicando soluciones concretas para mejorar la red ferroviaria básica española, así como la paneuropea, además de abordar los muy diversos aspectos ambientales, sociales y económicos que confluyen en el ferrocarril.

   Se ha tratado el papel del ferrocarril dentro del sistema multimodal e integral de transporte sostenible respecto a la vertebración, reequilibrio y ordenación territorial; la reapertura de las líneas ferroviarias erróneamente cerradas en la década de 1980 como Almedricos-Guadix, Astorga-Plasencia o Valladolid-Ariza, la recuperación del tranvía abandonado en las décadas de 1960 y 1970; el impulso a los trenes de cercanías y la promoción del transporte ferroviario de mercancías.

   Así como la inversión en infraestructuras para el transporte con criterios de sostenibilidad, cohesión social y desarrollo humano; mantener el ferrocarril como un servicio público de accesibilidad universal y de precio asequible, cuya infraestructura y servicios de transporte sean de propiedad y gestión pública; efectuar la evaluación ambiental estratégica de los planes, programas y proyectos de infraestructuras para el transporte.

   Otros como impulsar que el ferrocarril (tren, tranvía, metro), junto con la marcha a pie y los desplazamientos en bicicleta, sea la columna vertebral del sistema de transporte; actualizar las infraestructuras ferroviarias existentes, dotándolas de tecnología probada y de capacidad para admitir velocidades medias de 160 km/h, efectuando los desdoblamientos de vía y las electrificaciones de líneas que sean convenientes para incrementar el uso del ferrocarril.

   Además de evitar los procesos especulativos y la descapitalización del ferrocarril deteniendo la enajenación de su patrimonio inmobiliario; mantener las estaciones en el centro de las ciudades para promover la máxima accesibilidad al tren, incluso estableciendo nuevas estaciones en los centros de localidades sin servicio ferroviario; y evitar situaciones como la derivada del “Todo AVE” donde sólo hay “propaganda engañosa, despilfarro económico, desequilibrio territorial y decisiones tomadas contra el interés general”.

   El lema de la Coordinadora Estatal en Defensa del Ferrocarril Público de “Por un ferrocarril público y social, seguro y sostenible” nace, entre otras cosas, de la necesidad de que la sociedad emule los principios de la naturaleza y se adapte a ellos en vez de violentarlos, de forma que se valga de todo aquello que es accesible en su entorno inmediato, y reserve los viajes y desplazamientos a grandes distancias para atender aquellas necesidades que no pueden ser satisfechas con los recursos más próximos.

   Y es que, concluyó la organización, “todas las personas, vivan donde vivan, han de tener garantizando el servicio de transporte a un precio asequible, independientemente de su poder adquisitivo, capacidad de movilidad, género y edad. Este servicio universal, en estos momentos, sólo puede alcanzarse a pie, en bicicleta y en tren, los modos principales del sistema de transporte sostenible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *