El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, aseguró este viernes que "no" "quebrado para nada" la ley al firmar la concesión de dos subvenciones a la Fundación Alternativas, próxima al PSOE y de la que fue patrono, tras su citación como imputado por un supuesto delito de prevaricación y malversación de fondos." />
Miércoles, 26 Julio, 2017

            

López Garrido afirma que no ha quebrado “para nada” la ley



image_print

El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, aseguró este viernes que “no” “quebrado para nada” la ley al firmar la concesión de dos subvenciones a la Fundación Alternativas, próxima al PSOE y de la que fue patrono, tras su citación como imputado por un supuesto delito de prevaricación y malversación de fondos.

López Garrido compareció en rueda de prensa para pronunciarse sobre la admisión a trámite de una querella presentada por el Centro Jurídico Tomás Moro, que, en su opinión, “no tiene ningún fundamento ni la más mínima base legal”.

Tras bromear diciendo que la admisión a trámite de la querella le ha “amargado” su santo, que era este viernes, explicó que cuando firmó la concesión de estas dos subvenciones ya no formaba parte del Patronato de la Fundación Alternativas, del que se dio de “baja” enviando una carta el 21 de abril de 2008, siete días después de su nombramiento.

Preguntado por el método en el que se dio de baja –el querellante sostiene que ni los Estatutos de la Fundación ni la ley de Fundaciones contemplan la “autosuspensión” sino que es necesaria una resolución judicial– López Garrido indicó que no conocía otra forma de darse de baja del Patronato de una fundación. “Los pasos adecuados para darse de baja del Patronato de una fundación son el enviarle una carta a esa fundación y la fundación recibe la carta y te da de baja. (…) No conozco otros”, aseguró.

López Garrido insistió durante toda su comparecencia en subrayar “la cuestión de fondo” de estos hechos, que la concesión de dos subvenciones de 60.000 y 18.000 euros a la Fundación Alternativas siendo él secretario de Estado se ajustan “a la más estricta legalidad, transparencia y publicidad”, que son “valores y principios” en los que cree “firmemente”, por lo que se mostró “seguro” de que este asunto será “aclarado por la justicia”, en la que confía “plenamente” y con la que se comprometió a colaborar “en todo” lo que le solicite.

LAS AYUDAS NO FUERON IMPUGNADAS

Tras remarcar que la concesión de esas ayudas no fueron objeto de “ninguna impugnación”, señaló que no se ha planteado dimitir porque “cuando se aplica la ley estrictamente no hay razones para tomar decisiones de ese tipo”. Tampoco consideró que su imputación pueda afectar negativamente a la próxima presidencia española de la UE, que arranca el 1 de enero.

López Garrido sostuvo además que el hecho de haber formado parte en el pasado del Patronato no le incapacita para conceder ayudas a la Fundación “habiéndose dado de baja” de esa institución porque “la ley no establece ese tipo de incompatibilidades”. Es más, indicó que “sería ilegal” privar a la Fundación Alternativas de su derecho a recibir subvenciones “en función de criterios que no están previstos en la ley como incompatibles”.

Detalló asimismo que las subvenciones que ha recibido esta fundación siendo él secretario de Estado han tenido por objeto divulgar asuntos relacionados con la UE y, en concreto, se enmarcan dentro del programa “Hablamos de Europa”, uno “de los más queridos en el Ministerio”.

Los dos proyectos adjudicados a la Fundación Alternativas pasaron, como establece la ley, por un comité de valoración que preside el secretario general de la Secretaría de Estado para la UE y que integran dos directores generales y tres funcionarios de la Secretaría de Estado que elevan su propuesta al secretario de Estado, que tiene 15 días para firmar la concesión de subvenciones, explicó López Garrido.

Reconoció además que a la Secretaría que dirige le gustaría “ocuparse de otras cosas” más importantes, pero indicó que después de la admisión a trámite de la querella tenía que dar “una explicación”. López Garrido rehusó entrar a valorar qué ha podido motivar la querella, a pesar de que la Fundación Alternativas ha afirmado que busca vengarse por la idea que tiene el Centro Jurídico Tomás Moro de que esta institución instigó la reforma de la ley del aborto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *