Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Lombán, muy lejos de las expectativas

La marcha del defensa asturiano se hizo oficial ayer tras dos temporadas defendiendo la camiseta del Granada CF

David Lombán, durante un partido esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

El periplo de Lombán como jugador del Granada CF ha llegado a su fin. Lo hizo ayer, miércoles. El club nazarí lo hacía público a través de un comunicado en el que informaba que el que fuera capitán del equipo este curso se desvinculaba del Granada al ejercer el derecho que tenía por contrato de resolver su unión con el club en caso de descenso.

Lombán, que cumplirá 30 años en junio, acaba su estancia en Granada con sabor agridulce. El gallego no ha pasado dos buenos cursos en la Alhambra. Tras dar un rendimiento excepcional en Elche, llegó con el objetivo de convertirse en el baluarte nazarí para muchos años. Sin embargo, en Granada no ha llegado a haber ni un mínimo rastro de aquel defensor seguro y goleador del Elche.

La temporada pasada jugó 31 partidos de liga con la camiseta rojiblanca y uno de Copa del Rey. Este curso, ha jugado mucho menos. Participó en tan solo en 21 encuentros ligueros y dos de Copa del Rey. Además, anotó un gol, el de la primera victoria del curso, en Los Cármenes ante el Sevilla.

A pesar de que Lombán era de los más veteranos este curso y estaba designado como uno de los nombres a dar un paso adelante en el vestuario, todo se truncó durante el verano. La llegada de Paco Jémez no benefició al de Avilés, que llegó a estar en la lista de transferibles.

El estilo de juego arriesgado y ofensivo del extécnico granadinista sacaba a relucir las debilidades del futbolista, que se veía vendido con dicho sistema. La defensa de Jémez vivía estresada, en el centro del campo, corriendo continuamente hacia atrás. Lombán jugó los dos primeros partidos titular y desapareció. Lo hizo tras una muy mala actuación en Las Palmas, donde se vio a un Lombán sin confianza, inseguro y tremendamente deprimido.

El futbolista asturiano no volvería a coger protagonismo hasta la llegada de Lucas Alcaraz, quien le dio galones en la zaga. Sin embargo, las actuaciones de Lombán no terminaban de convencer para hacerse fijo. Finalmente, Hongla, Gastón Silva, Ingason, incluso Vezo, le adelantaron en la preferencia de Alcaraz y Adams.

Lombán se marcha dilapidado por las expectativas, las cuales nunca llegó a alcanzar. El zaguero ha disputado un total de 55 partidos con la camiseta rojiblanca desde que llegase al equipo en agosto de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *