Sábado, 17 de Noviembre de 2018

            

Loli Cañavate: “Queremos convertir a Armilla en una ciudad moderna con la rehabilitación urbana e integral del municipio” | Vídeo

Una localidad más sostenible, que priorice el bienestar del ciudadano con respecto al vehículo, con nuevas calles, aceras más anchas y más zonas verdes, y contar con servicios municipales de más calidad son algunos de los retos de la nueva alcaldesa

Loli Cañavate posa para esta entrevista con GranadaDigital | Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_ GA | Imagen: Daniel Bayona


image_print

El pasado 19 de junio, María Dolores Cañavate, Loli, como le gusta que la llamen, recibió en sus manos el bastón de mando de la Alcaldía de Armilla, después de que su compañero y, ante todo, “un amigo”, Gerardo Sánchez decidiera dimitir y dejar la gestión del municipio con alrededor de 25.000 habitantes en manos de esta armillera de 42 años. “Me ha aconsejado que sea yo misma, que no trate de aparentar lo que soy ni imitarlo”, confiesa en esta entrevista con GranadaDigital la nueva alcaldesa, que se hizo con el carné de militante socialista en cuanto cumplió la edad legal y que ha pasado por la delegación de Medio Ambiente de la Junta (2003-2007), por Gobernación, Policía Local y Seguridad (2007-2011), y por la portavocía del PSOE y Urbanismo (2013-2018).

¿Retos y compromisos para estos onces meses venideros antes de las elecciones municipales? Muchos y ambiciosos. La renovación de numerosas calles del municipio, el aumento y mejora de zonas verdes, la apuesta por la eficiencia energética, la reforma del Teatro Municipal, la creación de un salón multisusos y de una pista de skate para los jóvenes del municipio… y sigue la lista. “Queremos hacer las obras teniendo en cuenta, sobre todo, a las personas. Creo que es hora de que el urbanismo priorice el bienestar de las personas por encima del vehículo”, apostilla.  La creación de la residencia de mayores, en el corazón del municipio y que contará con 120 plazas, también está ya sobre la mesa del despacho de Cañavate. “Los técnicos están preparando ya el pliego para la licitación de las obras, que se tienen que adaptar a la nueva Ley de Contratos del Sector Público”.

A Cañavate no le asusta estar al frente del cuarto municipio más grande de la provincia porque, según asegura, “la responsabilidad es igual a la que puede tener cualquier otro alcalde o alcaldesa, independientemente del número de vecinos”. A los “suyos” quiere ofrecerles “servicios municipales de más calidad” y su cercanía.

Aunque asumir la Alcaldía “es de las mejores experiencias que puede vivir un político”, ya está viviendo los ‘efectos colaterales’, entre ellos, la falta de tiempo libre. “Espero retomar pronto mis paseos por la Base Aérea de Armilla o mis ratitos de lectura”, confiesa esta alcaldesa que en agosto intentará cogerse unos días libres, aunque con la seguridad de que le será imposible desconectar de su trabajo. “Siempre vives pendiente de tu municipio, estés donde estés”, apostilla con una sonrisa.

Loli Cañavate durante la entrevista con GranadaDigital | Daniel Bayona

 

Pregunta (P.) Quince años ya en política. ¿Qué es lo mejor y lo peor que se ha encontrado en este largo camino?

Respuesta (R.) Lo mejor de la política municipal es el trato directo con la ciudadanía y poder resolver sus problemas que, a su vez, no deja de ser algo duro porque recibes diariamente muchas demandas, pero poder satisfacer algunas de ellas compensa mucho.

Lo menos satisfactorio ha sido la otra parte de la política, la entendida por ciertas personas que se olvidan que somos servidores públicos que debemos trabajar por mejorar la calidad de vida de los ciudadanos del municipio que representamos. Muchos, sin embargo, la entienden de otra manera y utilizan la política para intentar acabar con sus adversarios. Me refiero a la judicialización que hemos vivido en Armilla con denuncias con datos y argumentos inventados que, finalmente, las sentencias han desmontado. Pero eso afecta mucho a nivel personal

(P.) De hecho, Gerardo Sánchez ha confesado que lo ha pasado muy mal a nivel personal con los procesos judiciales en los que se ha visto envuelto, pese a haber salido siempre absuelto. ¿Teme pasar por situaciones así? ¿Tan dura puede a llegar ser la política?

(R.) Es una situación que no es agradable, pero no me da miedo tomar decisiones porque tengo la seguridad de que están amparadas legalmente. Yo siempre cuento con la opinión de los técnicos, y si van a denunciarme por tomar decisiones y hacer acciones que son beneficiosas para los vecinos, que lo hagan, porque yo voy a seguir trabajando en la línea de mejorar el municipio.

(P.) En este sentido, ¿qué retos se marca en estos 11 meses que tiene por delante antes de las elecciones municipales?

(R.) Uno de mis principales retos es la ejecución de los proyectos ligados a los fondos Edusi (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado). A corto plazo, en estos meses, tenemos una serie de obras que ejecutar como la regeneración urbana que afectará a numerosas calles del municipio: San Miguel, Veleta, Barcelona, Mezquita, Tarragona, Huelva, Santa Teresa, etc… Quiero que estén listas antes de las elecciones.  También vamos a terminar las obras de dos parques nuevos, acometer otras en el parque de La Paz e implantar el plan de eficiencia energética cambiando la iluminación en el municipio.

Otro proyecto, de los más relevantes, es la puesta en marcha de las obras de la futura residencia de mayores que contará con 120 plazas y estará ubicada en el centro de Armilla, en la mejor parcela que tiene el Ayuntamiento. Estamos redactando los pliegos para que se adecuen a la nueva Ley de Contratos del Sector Público para poder comenzar la licitación de la ejecución de las obras cuanto antes, aunque el proyecto tiene un periodo de ejecución de cuatro años.

También, en estos meses, vamos a remodelar de forma completa el Teatro Municipal y vamos a construir un skatepark y un salón multiusos para los jóvenes armilleros, en el que tengan cabida actividades musicales, de baile, las artes escénicas, etc… Mejorar los servicios públicos, que sean de más calidad, es otra de mis prioridades para estos meses que vienen.

 

Loli Cañavate posa para GranadaDigital | Daniel Bayona

 

(P.) Metro, Nevada, FERMASA, inversiones inmobiliarias… ¿Está Armilla en el mejor momento de su historia? ¿Qué futuro le augura?

(R.)  No sé si es su mejor momento, pero sí vive un momento muy dulce. El gran proyecto socialista de los últimos 20 años se ha materializado ahora. La mitad del PTS está en el término municipal de Armilla; somos uno de los municipios que tenemos el privilegio de contar con el metro; tenemos abierto el Centro Comercial Nevada, que se ha convertido en un referente en las compras en la provincia y fuera de esta; también somos la sede la institución ferial de la provincia…

Sin duda, es uno de los momentos con más proyectos estables y proyección, pero queda mucho por hacer. Queda pendiente convertir a Armilla en una ciudad moderna con la rehabilitación urbana e integral del municipio. Queremos hacer las obras teniendo en cuenta, sobre todo, a las personas. Creo que es hora de que el urbanismo priorice el bienestar de los ciudadanos sobre el vehículo. Necesitamos regenerar Armilla con aceras más anchas, nuevas calles, más zonas verdes y, sobre todo, con servicios municipales de mayor calidad.

(P.) ¿Y qué expectativas se marca como candidata del PSOE a la alcaldía de Armilla en 2019? ¿Maneja ya datos de las encuestas?

(R.) Datos no tenemos. No hay encuestas, pero te puedo hablar de mis sensaciones en el municipio. El cambio ha tenido muy buena acogida. Mi gran reto es seguir manteniendo esa sensación y confianza que los armilleros y armilleras han depositado en mí y presentarme dentro de unos meses con un proyecto electoral ilusionante, que consideren que dé respuestas a las demandas que plantean.

(P.) La Feria de Muestras de Armilla cumple 40 años en octubre. ¿Qué planes tiene para FERMASA y cómo piensan conmemorar ese aniversario?

(R.) Queremos cambiar la imagen corporativa de FERMASA y acometer un pequeño cambio en las instalaciones con el asfaltado de la zona exterior, un cambio de suelo e iluminación en el pabellón II y un cambio integral del pabellón I. Todas estas obras se harán este verano.

(P.)  Es la alcaldesa del cuarto municipio de la provincia de Granada por número de habitantes. ¿Eso genera responsabilidad, miedo, confianza, respeto…?

(R.) Sobre todo, ilusión. El llegar a ser alcaldesa de tu municipio es una de las mejores experiencias políticas que puede haber, pero la responsabilidad es igual a la de cualquier otro alcalde o alcaldesa, independientemente del número de habitantes que tenga la localidad. Hay que dar el máximo para conseguir lo mejor para tu municipio.

 

Loli Cañavate durante la entrevista con GranadaDigital | Daniel Bayona

 

(P.) Gerardo Sánchez ha sido su principal valedor en política. ¿Qué le ha parecido su gestión como alcalde? ¿Y su decisión de dejar la alcaldía?

(R.)  Para mi Gerardo es más que un compañero. Lo considero un amigo. Lo conozco desde hace muchos años. Yo tenía 23 años cuando él era el secretario general de la agrupación socialista en Armilla y me llamó para que yo formara parte de la Ejecutiva. Cuando él pasó a ser delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta me propuso que me fuera con él de coordinadora. Mi vida política siempre ha girado en torno a él. Creo que ha sido el mejor gestor que ha tenido Armilla. Ha conseguido proyectos muy importantes y ha superado grandes retos. Gerardo ha sido el artífice de la gran transformación urbana de Armilla y eso hay que reconocérselo siempre.

Su decisión de dejar la Alcaldía no ha sido algo que surgiese de manera espontánea. Esto es una renovación en el partido perfectamente pensada, meditada y consensuada. Mi agrupación local es la que ha considerado que yo soy la persona adecuada para ser la próxima candidata, y en virtud de eso se ha iniciado el proceso de renovación.

(P.) En este relevo, ¿qué consejo te ha dado Gerardo Sánchez como amigo y compañero?

(R.) Me ha dicho no trate de aparentar lo que no soy y que no lo imite. Que sea yo misma y que tome las decisiones que crea que son las mejores para el municipio.

(P.) Le gusta leer, pasear, cantar… ¿Qué otras aficiones tiene? ¿Tiene suficiente tiempo libre para disfrutarlas?

(R.) Ahora mismo muy poco. No tengo tiempo de leer, ni mucho menos para cantar, ni de salir a andar por la Base Aérea, que es algo que hacía diariamente. Espero que las cosas se estabilicen un poco y volver a hacerlo porque una sigue necesitando las cosas cotidianas en su día a día.

(P.) ¿Y hay vacaciones de verano en su agenda?
(R.)  Quiero cogerme unos días en agosto. Una alcaldesa nunca desconecta porque siempre vives pendiente del municipio estés donde estés.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.