Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Localizan en la Sierra de Baza una especie de flora endémica del levante peninsular

Hasta ahora, esta especie solo se había detectado en Andalucía en la Sierra de Filabres (Almería) y en Puebla de Don Fadrique

'Trinia castroviejoi' | Fuente: Gabinete
EP


image_print

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía han localizado en la Sierra de Baza (Granada) la especie ‘Trinia castroviejoi’, una pequeña planta perteneciente a la misma familia que el hinojo y la zanahoria (Umbelíferas).

Hasta ahora, esta especie, descrita recientemente como endémica del levante peninsular, solo se había detectado en Andalucía en la Sierra de Filabres (Almería) y en Puebla de Don Fadrique (Granada), según ha informado este domingo la Junta en una nota.

En concreto, el equipo de la Red Andaluza de Jardines Botánicos y Micológicos de la Consejería ha encontrado esta planta en una zona de cumbre sobre suelo silíceos en matorrales almohadillados abiertos y soleados, con escasa intensidad de herbivoría.

La flora de la Sierra de Baza no se estudió de manera integral y exhaustiva hasta su declaración como Parque Natural en 1989. En este sentido, en 1991 profesores de la Universidad de Granada culminaron varios estudios que se reflejaron en la publicación denominada ‘Flora del Parque Natural de la Sierra de Baza’, en la que se aglutinó un total de 975 taxones de plantas superiores y helechos que habían sido citados alguna vez o cuya presencia se había comprobado durante dicho trabajo. A lo largo de estos últimos años esta cifra se ha incrementado hasta alcanzar en dicho catálogo florístico las 1.027 plantas y helechos.

La Sierra de Baza, declarada Parque Natural en 1989 y Zona de Especial Protección para las Aves en 2003, se localiza al norte del macizo de Sierra Nevada y cuenta con cimas que van desde los 1.200 hasta los 2.200 metros de altitud.

Con una rica y variada fauna, destaca la presencia de rapaces como el azor, el águila real o el búho real, y mamíferos como la garduña, el gato montés, el tejón o la cabra montés.

En cuanto a la vegetación, los pinares son las principales formaciones, con casi 4.000 hectáreas en las zonas más altas, mientras que en las bajas predomina el bosque mediterráneo. Desde la Junta destacan que las características de su flora y vegetación vienen determinadas por el carácter mediterráneo, y no destaca tanto por el número de taxones endémicos como por la presencia de elementos procedentes de regiones florísticas muy diversas.

Las principales actividades económicas de la comarca se centran en la extracción de la madera de pino, la ganadería lanar y porcina, los cultivos agrícolas y las industrias chacineras y de dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *