Martes, 25 Julio, 2017

            

Localizado en Buenos Aires el cadáver de Alberto Nisman, fiscal especial en el caso de la AMIA

El atentado contra la AMIA, que dejó 85 muertos y 300 heridos es el mayor ataque terrorista perpetrado en suelo argentino, a pesar de lo cual sigue sin resolver

FOTO: Archivo


image_print

Las autoridades de Argentina han localizado este lunes el cadáver del fiscal Alberto Nisman, quien hace unos días acusó a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, de encubrir a los iraníes que estarían detrás del atentado perpetrado el 18 de julio de 1994 contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires.

Según las informaciones facilitadas por el diario argentino ‘Clarín’, Nisman presentaría un disparo en la cabeza, si bien por el momento no hay un pronunciamiento oficial sobre lo ocurrido.

Estaba previsto que el fiscal compareciera este lunes ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados por su denuncia contra Fernández de Kirchner y varios miembros de su Gobierno en el marco del citado caso.

En un escrito de 300 páginas, Nisman señaló a la presidenta y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, entre otros cargos públicos, como autores y cómplices de encubrimiento agravado de los sospechosos iraníes, así como de otros delitos conexos, como obstrucción e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El atentado contra la AMIA, que dejó 85 muertos y 300 heridos es el mayor ataque terrorista perpetrado en suelo argentino, a pesar de lo cual sigue sin resolver, principalmente, porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el expresidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el exministro de Defensa Ahmad Vahidi nunca han sido interrogados.

En 2013, los gobiernos de Fernández de Kirchner y Mahmud Ahmadineyad firmaron un Memorando de Entendimiento (MOE) con el objetivo de “destrabar una causa que estaba absolutamente inmovilizada”.

Además, el memorando permitía por primera vez a las autoridades argentinas interrogar a los acusados en el país sudamericano del atentado de la AMIA, algo a lo que Irán se había negado insistentemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *