Domingo, 28 Mayo, 2017

Llueve el otoño aún verde, el homenaje del Museo Casa Natal Federico García Lorca a Luis Cernuda en el 50 aniversario de su muerte



image_print

“La aparición del libro La realidad y el deseo es una efeméride importantísima en la gloria y el paisaje de la literatura española”. Así saludaba el 19 de abril de 1936 Federico García Lorca la publicación de la obra cumbre de su amigo y compañero de la Generación del 27 Luis Cernuda, de quien este año se cumple el 50 aniversario de su muerte. Está recogido en uno de los documentos incluidos en la exposición Llueve el otoño aún verde, como entonces con la que el Museo Casa Natal Federico García Lorca de la Diputación de Granada en Fuente Vaqueros homenajea al poeta sevillano.

La exposición monográfica, inaugurada anoche por el diputado de Cultura y Patrimonio, José Torrente, reúne todos los materiales que de Luis Cernuda se conservan en el Patronato Cultural Federico García Lorca de la Diputación de Granada. Es una invitación a entrar en el universo único de Cernuda, ilustrado a través de cartas, manuscritos de poemas, primeras ediciones, fotografías y varios retratos del escritor con especial atención a los nexos que le unieron a Federico.

En la muestra hay referencias a las diversas etapas vitales de la vida del autor de Ocnos es en los últimos años de la década de los veinte y en los treinta donde profundiza la exposición con documentos como las cartas enviadas desde Madrid y Toulouse a Fernando Villalón, el poeta ganadero, en el año 1928.

Es probable, que junto con alguna de estas cuatro cartas Cernuda enviara también a Fernando Villalón un romance sin título manuscrito a tinta listo para su publicación en Papel de Aleluyas. Se trata de una copia limpia, sin tachaduras, sin apenas variantes con respecto a la versión publicada.

El visitante también podrá conocer los materiales donados por Margarita S. Altolaguirre entre los que destacan un cuaderno de tapas ya grises sobre cuyas primeras treinta y cinco hojas Cernuda escribe, corrige y vuelve a escribir, repetidos los poemas Scherzo para un elfo, Soñando la muerte, A Larra con unas violetas y Sentimiento de otoño, fechados ya en 1937 durante su etapa en Valencia y Madrid.

El primer verso del último de estos poemas es el que da nombre a la exposición: Llueve el otoño aún verde, como entonces. Para el diputado delegado de Cultura y Patrimonio, José Torrente, el 50 aniversario de la muerte de Cernuda “es una buena oportunidad para que la Casa Natal acoja a este poeta sevillano de nacimiento y con una relación muy especial con Federico”. La muestra “explica mucho y muy bien lo que significa Cernuda” sobre todo “en su relación con la poesía”, ha señalado José Torrente.

El diputado ha anunciado que para potenciar el museo de la Diputación ubicado en Fuente Vaqueros como “reclamo de más personas y visitantes” se va a trabajar en colaboración con los institutos de la provincia para que los más jóvenes puedan “disfrutar de la historia” a través de la poesía. “Fuente Vaqueros merece el esfuerzo de la provincia y de la Diputación y, sobre todo, lo que merece el esfuerzo es el conocimiento que nos transmiten la cultura y la historia de Federico y Luis Cernuda”, ha concluido Torrente en presencia del concejal de Cultura de Fuente Vaqueros, Javier Peña.

La vinculación con Federico García Lorca es una constante en la exposición homenaje a Cernuda en Fuente Vaqueros. Está el programa de Mariana Pineda, la función dedicada a Lorca dirigida por Manuel Altolaguirre en la que Luis Cernuda interpretó el personaje de Don Pedro en el marco del II Congreso Internacional de Escritores. También números sueltos de revistas como Los cuatro vientos, Carmen o Cruz y raya, así como ejemplares de sus obras La realidad y el deseo, Como quien espera el alba, Ocnos o Variaciones sobre tema mexicano.

La voz de Cernuda, en palabras de Federico García Lorca, “erguida suena original, sin alambradas ni fosos para defender su turbadora sinceridad y belleza”. Así se la ha querido acercar a la provincia y a los visitantes de fuera que se acerquen a la sala Anna María Dalí del Museo Casa Natal de Fuente Vaqueros a la que, en el acto de ayer por la noche, el conejal de Cultura del municipio, Javier Peña, invitaba a acercarse “a todos los granadinos, andaluces y españoles en general” que “aquí tienen su casa”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *