Lunes, 24 de Septiembre de 2018

            

Llenan de aceite usado el lavadero del Realejo

La autora, reincidente según la Asociación de Vecinos del Realejo, fue identificada por la Policía Local

Aceite en el lavadero del Realejo | Foto: Asociación de Vecinos del Realejo
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Uno de los sitios más emblemáticos del barrio del Realejo de Granada ha sido embadurnado en aceite de cocina usado. Se trata del lavadero situado en la Puerta del Sol, cuyos poyetes fueron bañados en ‘oro líquido’ a modo de protesta por una de las vecinas.

El origen de esta peculiar reivindicación se encuentra en el uso que se le da actualmente a la zona. Desde hace un tiempo, este lugar es testigo cada noche de botellones o reuniones de jóvenes, dando lugar a una cantidad de ruido lo suficientemente grande como para alterar el descanso de los vecinos. Según señalan desde la Asociación de Vecinos del Realejo, a finales de junio el lavadero apareció por primera vez impregnado de aceite, tema que se trató en su momento en la junta de distrito.

El lavadero, lleno de aceite | Foto: Asociación de Vecinos del Realejo

Sin embargo, en la noche del lunes al martes, “la misma persona repitió la operación ante la sorpresa de los presentes”, según cuentan desde la asociación. La autora de estos actos fue identificada por la Policía Local tras dañar el único ejemplar que resta en Granada de esta tipología constructiva.

“A las pintadas en las columnas de piedra de Calle Elvira ahora se le une aceite rancio y una cantidad de moscas y otros insectos, atraídos por el aceite”, denuncian desde la Asociación de Vecinos del Realejo, que piden a las administraciones “que se adecente el lugar”, así como solicitan a la Policía que evite los comportamientos incívicos en la zona y a los vecinos que cuiden de su entorno.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.