Martes, 25 Julio, 2017

            

Liberan a una menor obligada a prostituirse en Pulianas

La Policía Nacional ha detenido en Pulianas a un hombre y una mujer, de 30 y 39 años de edad, a los que se les atribuye la presunta autoría de trata de seres humanos

Momento de la detención de uno de los autores de la trata de seres humanos | Foto: Twitter @PolPrGranada
E.P.


image_print

Agentes de la Policía Nacional han liberado a una menor nigeriana que era obligada a ejercer la prostitución y ha detenido en la localidad de Pulianas (Granada) a un hombre y una mujer, de 30 y 39 años de edad, a los que se les atribuye la presunta autoría de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y pertenencia a grupo criminal.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, los arrestados controlaban y explotaban sexualmente a la menor que fue captada en su país de origen (Nigeria) bajo la falsa promesa de una oferta de trabajo digno y para así mejorar su nivel de vida, por lo que su familia contrajo una deuda de unos 25.000 euros que debía ser devuelta con el dinero obtenido con su explotación sexual.

La labor tanto preventiva y de investigación de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Granada permitió detectar la presencia de mujeres de nacionalidad nigeriana ejerciendo la prostitución en un polígono industrial de Pulianas.

Así, los agentes descubrieron que una de estas mujeres era menor de edad, por lo que fue inmediatamente puesta a disposición de los Servicios de Protección de Menores de la Junta de Andalucía. Dicha menor presentaba una conducta temerosa en todo momento y claros indicios de haber sido una víctima de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Finalmente y, tras las gestiones realizadas por los policías investigadores, pudieron determinar que la menor había sido captada en Nigeria por una pareja para que se trasladara a Granada con falsas promesas de trabajo para tener una mejor vida. Por ese motivo, la familia de la víctima contrajo la deuda de 25.000 euros con la organización, deuda que debería ser devuelta posteriormente.

Para asegurar su pago, la víctima fue sometida a un ritual de vudú y la convencieron del mismo modo de que, si incumplía el compromiso contraído, algo muy grave le podría pasar a ella o a su familia. La víctima abandonó Nigeria en compañía de uno de sus captadores y atravesó todo África, utilizó una ruta que finalizaba en Libia, desde donde en barco hizo su entrada por Italia. Desde Italia y ya por carretera y siempre en compañía de su tratante fue trasladada hasta Granada, según ha añadido la Policía.

“SOMETIDA A VEJACIONES Y PALIZAS”

Una vez en Granada fue alojada en un piso donde residía la pareja que la había traído, lugar donde le explicaron el verdadero fin de su viaje, que no era otro que la prostitución. Para doblegar su voluntad y conseguir que ejerciera la prostitución, “la sometieron a todo tipo de vejaciones y maltratos físicos, incluyendo palizas propinadas con el palo de una fregona”.

Tras la verificación de ciertos extremos de la investigación y la identificación y localización de los presuntos autores de los hechos, los agentes establecieron un dispositivo para la detención de los presuntos responsables de estos hechos.

La pareja, un hombre y una mujer –de 30 y 39 años de edad– ha sido arrestada en la localidad de Pulianas y la investigación ha sido llevada a cabo por los agentes de la Ucrif de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Granada.

Ante estas situaciones, la Policía Nacional mantiene activos dos canales para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas de trata, como son el teléfono gratuito 900 10 50 90, atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, así como el correo electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *