Domingo, 23 Julio, 2017

            

Le piden 9,5 años de cárcel acusado de intentar matar a un conocido por viejas rencillas

Al otro inculpado le pide el fiscal tres años de prisión por un delito de lesiones y el pago de una indemnización al herido de un total de 450 euros.

E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado la pena de nueve años y medio de prisión a un hombre de iniciales J.R.L., de 57 años, acusado de intentar acabar con la vida de un conocido disparándole con una escopeta de cañones recortados, para la que no tenía licencia, como consecuencia de antiguas rencillas entre ambos.

Su supuesta víctima, de iniciales A.C.C. y 46 años, también se enfrenta a tres años de prisión, puesto que presuntamente apuñaló a su agresor con un cuchillo de grandes dimensiones, después de que éste disparara el arma. Los dos serán enjuiciados el próximo 13 de enero en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, fue el 26 de abril de 2011, sobre las 13,30 horas, cuando los dos iniciaron una discusión en la entrada de un supermercado en Pinos Puente (Granada), en el transcurso de la cual A.C.C. propinó varios golpes a J.R.L.

Tras separarse ambos, A.C.C. se dirigió al domicilio de un amigo y, cuando estaba en la puerta hablando con él, apareció J.R.L. portando una escopeta de cañones recortados, para la que carecía cualquier tipo de licencia o permiso, y “con ánimo de acabar con la vida” del hombre, le disparó dos veces desde una distancia de unos cinco metros.

A.C.C. pudo esquivar los disparos refugiándose “precipitadamente” en su domicilio, del que salió después con un cuchillo de grandes dimensiones y se abalanzó contra el que había disparado, causándole heridas incisas en la mano derecha.

El fiscal atribuye al presunto autor de los disparos un delito de homicidio en grado de tentativa, y otro de tenencia ilícita de armas, y, además de la pena de prisión, se enfrenta a la prohibición de aproximarse o comunicarse con su víctima por un periodo de diez años, y al pago de una indemnización de 228 euros, que es la cantidad estimada por los daños ocasionados en la vivienda del afectado por los impactos de bala.

Al otro inculpado le pide el fiscal tres años de prisión por un delito de lesiones y el pago de una indemnización al herido de un total de 450 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *