Martes, 17 Octubre, 2017

            

Las temperaturas serán “significativamente altas” este fin de semana, con máximas de 40ºC en el sur y mínimas de 20ºC

Las zonas más afectadas por el calor serán las cuencas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y, con menor duración, el Duero y el Ebro

Imagen ilustrativa | E.P.
E.P.


image_print

Las temperaturas serán “significativamente altas” este fin de semana, 10 y 11 de junio, en gran parte de la Península con máximas que llegarán a los 40ºC en el sur del país y mínimas que se mantendrán por encima de los 20ºC en un amplio cuadrante suroeste peninsular, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, las zonas más afectadas por el calor serán las cuencas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y, con menor duración, el Duero y el Ebro. Por el contrario, las zonas menos afectadas corresponderán a Galicia, el área cantábrica occidental, el litoral mediterráneo así como Baleares y Canarias.

La AEMET precisa que las condiciones de estabilidad atmosférica y la importante insolación de estas fechas provocarán “un marcado recalentamiento” de la masa de aire estacionada sobre el interior de la Península.

Así, es muy probable que las temperaturas máximas superen los 34ºC en buena parte del interior peninsular, alcanzando valores en torno a 34/36ºC en el valle del Duero, 36/38ºC en el Ebro, Tajo y Guadiana y los 38/40ºC en el Guadalquivir.

Las temperaturas mínimas también serán significativamente altas a partir del domingo, cuando probablemente se mantendrán por encima de los 20ºC en un amplio cuadrante suroeste peninsular.

EL LUNES BAJAN LAS TEMPERATURAS PERO VOLVERÁN A SUBIR

En cualquier caso, el lunes 12 de junio es muy probable que se produzca “un marcado descenso térmico” en el tercio norte de la Península alcanzando a los valles del Duero y el Ebro, un descenso que podría extenderse de forma ligera al resto de las zonas.

Sin embargo, la AEMET añade que es posible que al avanzar la semana se produzca un nuevo repunte de las temperaturas que afectará, principalmente, a las mismas zonas, cuencas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y, de forma menos intensa, al Duero y Ebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *