Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

Las siete reivindicaciones de jueces y fiscales que les han llevado a la huelga

El paro celebrado este lunes tuvo un seguimiento de dos tercios de los 51 juzgados de Granada, obligando a suspender más de un centenar de juicios

Huelga del sector judicial en Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Redacción GD


image_print

La justicia tiene últimamente más movimiento fuera que dentro de las salas. Jueces y fiscales convocaron para este lunes una protesta en apoyo a las peticiones de las asociaciones judiciales y fiscales para la mejora de la Administración de Justicia. Todo esto en el marco de una jornada de huelga convocada para este día a nivel nacional.

Se trata del segundo paro general que protagonizan después de la huelga del pasado 22 de mayo para exigir la mejora de sus condiciones laborales y del propio funcionamiento de la Justicia, incluida la necesaria despolitización. Con ello, esperan que se dé solución a las siete reivindicaciones principales que vienen realizando:

  • Reforzar la independencia judicial y la exigencia de que sean jueces y fiscales quienes elijan a la mayoría del Consejo General del Poder Judicial, en manos ahora del Parlamento.
  • Inversiones en medios materiales y humanos para mejorar el servicio público que prestan.
  • Recuperar el nivel salarial perdido en 2010.
  • Creación de más órganos judiciales para atender el incremento de la litigiosidad.
  • Derogar el sistema de plazos máximos de instrucción mientras no haya más medios.
  • Paralización de la implantación de la justicia digital.
  • Independencia del Ministerio Fiscal y autonomía presupuestaria

El juez decano Jesús Rodríguez Alcázar ha asegurado que se trata de “poderosas razones que nos conducen a mantener nuestras movilizaciones”, y asegura que esta huelga se ha realizado para “defender el Estado de Derecho y la separación de poderes”. “Se trata de reivindicaciones que veníamos arrastrando con el anterior Gobierno y que se mantienen igual con el actual. Lo que no podemos hacer, cada vez que se cambia de Gobierno, es cambiar nuestras reivindicaciones, son cuestiones urgentes”, ha indicado.

A su entender, se ha tratado “sin el menor respeto al Poder Judicial ni al Poder Legislativo” a la hora de anunciar el acuerdo entre algunos partidos políticos sobre el nuevo presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). “Esto se produce en el marco de una situación insostenible en la carrera judicial y fiscal, que ha llevado a todas las asociaciones de jueces y fiscales a la huelga”, explica antes de apuntar que, de este modo, “recobran importancia nuestras reivindicaciones sobre la independencia judicial, medios materiales para poder dar una adecuada respuesta a los ciudadanos, cargas de trabajo saludables, retribuciones dignas, derechos a permisos y licencias, creación de plazas y aumento del número de jueces y fiscales, condiciones laborales dignas para los que acaban de incorporarse a la carrera judicial y fiscal”.

Imagen de la manifestación | Foto: Antonio L. Juárez

El juez decano advierte, además, que “un CGPJ elegido por las fuerzas políticas va a generar siempre dudas por parte de la sociedad, con el riesgo de mermar la confianza de la ciudadanía” en este órgano. Es por ello que considera que la huelga celebrada ayer “es una oportunidad para demostrar a los ciudadanos que los jueces y fiscales defendemos una absoluta separación de poderes”. En cuanto a esta huelga, apunta que “en Andalucía hay alrededor de mil jueces y fiscales. En Granada somos 51 juzgados, donde el seguimiento de la huelga ha sido de dos tercios”, con un total de 41 órganos unipersonales en huelga de los 51 posibles según datos emitidos por el Tribunal Superior de Justicia. Esto ha conllevado la suspensión “de todos los juicios de los compañeros que iban a ir a la huelga”, indica Rodríguez, que marca la cifra en más de un centenar de juicios suspendidos en Granada.

Cabe recordar que el derecho a la huelga no está regulado en este sector y por primera vez el Ministerio ha anunciado su intención de detraer de las nóminas la jornada de paro a los jueces y fiscales que lo hayan secundado. A nivel nacional, la anterior huelga fue secundada por más del 65 % de los jueces y el 52 % de los fiscales, según los datos que facilitaron las asociaciones, y obligó a suspender miles de diligencias y vistas en los juzgados.

Declaraciones de los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de España

Los presidentes de todos los Tribunales Superiores de Justicia del país remitieron en la tarde de ayer un comunicado conjunto expresando sus ideas sobre la jornada de huelga. En primer lugar, quisieron recordar que su posición institucional como máximos representantes del Poder Judicial en cada comunidad autónoma les impide sumarse a “medidas de presión colectivas en nuestro ámbito profesional”.

Sin embargo, este hecho no fue impedimento para que denunciasen las “graves carencias que crónicamente sufre la Administración de Justicia, y que los poderes Legislativo y Ejecutivo continúan sin corregir”. Según el escrito, estas carencias han desembocado en una “situación insostenible, que genera el lógico malestar generalizado de toda la Carrera Judicial y Fiscal”.

Ante estas circunstancias, los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de España quisieron mostrar su solidaridad con las asociaciones judiciales y fiscales “en su intento por mejorar la situación actual” y aseguraron apoyar “las justas y legítimas reivindicaciones, así como la mejora de las condiciones profesionales que defienden”.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.