Martes, 24 enero, 2017

Las ruedas de Curiosity se prepara para una revisión anual

Este examen que debe pasar Curiosity también servirá para que la agencia espacial estadounidense pueda medir el impacto que este tipo de terreno tiene en las ruedas, para ayudar a la planificación de futuras misiones o en la construcción de nuevos rovers.

E.P


image_print

Las ruedas del rover Curiosity de la NASA pasarán por una revisión antes de acabar el año 2013, según ha informado la NASA. Los ingenieros de la agencia espacial estadounidense se están preparando para realizar una comprobación de las seis ruedas del vehículo, que, según los expertos, han acumulado una gran cantidad de desgaste durante los 16 meses que lleva estudiando el planeta rojo.

Así, en las próximas semanas, Curiosity será trasladado a un lugar con superficie lisa y los miembros de la misión fotografiarán sus seis ruedas de aluminio, usando la cámara que el mismo vehículo tiene en su brazo. “Queremos hacer un inventario completo del estado de las ruedas”, ha indicado el jefe de proyecto Jim Erickson.

“En los estudios nos hemos anticipado a la presencia de abolladuras y agujeros, pero la cantidad de desgaste de las ruedas parece haberse acelerado en el último mes”, ha añadió Erickson, quien ha indicado que puede deberse a que el rover ha viajado últimamente por suelo más áspero.

Del mismo modo, servirá para “diseñar las rutas a futuros destinos marcianos, de manera que se priorice la reducción del tiempo que el robot pasa rodando sobre rocas afiladas u otros terrenos difíciles”, han agregado los funcionarios de la misión.

NUEVO SOFTWARE PARA CURIOSITY

En este proceso de mejora del robot marciano, los ingenieros acaban de terminar la actualización del software del rover, lo que supone ya la tercera instalación de estas características desde que Curiosity aterrizó en Marte, en agosto de 2012.

La NASA ha explicado que, entre otras características, esta última versión mejora la capacidad del vehículo a la hora de usar su brazo robótico, así como su desplazamiento a través de las laderas. Esta habilidad será útil cuando el robot llegue a la base del Monte de Sharp, que se eleva 5,5 kilómetros.

El Monte Sharp ha sido durante mucho tiempo el principal destino de Curiosity. Los científicos de la misión quieren que el rover suba a través de las estribaciones de la montaña, una investigación que, se espera, aporte datos sobre la composición en el pasado del planeta rojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *